VIH/sida: Caribe da señales contradictorias

El VIH ha retrocedido levemente en el Caribe, aunque el peligro crece en sectores vulnerables de la población.

Jorge Luis Baños - IPS

La homofobia obstaculiza la prevención del VIH en el Caribe.

La Habana, 29 jul. – Aunque el número de personas viviendo con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH, causante del sida) ha disminuido en el Caribe, la prevalencia en la región sigue siendo la segunda más alta en el mundo. El riesgo de contagio es cada vez mayor entre mujeres y hombres que tienen sexo con hombres.

El Ministerio de Salud Pública de Barbados informó que en 2010 murieron 36 personas como consecuencia del sida en ese país, una cifra ligeramente inferior a 2009. Sin embargo, en Trinidad y Tobago, según datos del Ministerio de Trabajo, el número de personas seropositivas ha aumentado, sobre todo entre quienes tienen entre 15 y 49 años de edad.

Le prevención y el tratamiento se hacen más difíciles en naciones marcadas por prejuicios y leyes heredadas del pasado colonial. 

“Estamos viendo a personas que mueren aunque tengan los medicamentos en el armario”, lamentó Ian McKnight, director ejecutivo de la organización Caribbean Vulnerable Communities, reportó el diario Antigua Observer. 

“Mueren simplemente porque están cansados de soportar la presión bajo la cual viven, por el hecho de que la gente no les permite vivir normalmente”, afirmó.  

“Las leyes coloniales –traídas  por los británicos, pero ya derogadas en su país– todavía criminalizan ciertas conductas y orientaciones sexuales, ayudando a perpetuar las nociones de inmoralidad e ilegalidad y obstaculizando que los ciudadanos del Caribe ejerzan libremente algunos de sus más básicos derechos”, señala el informe Situación del VIH en el Caribe, de 2010, publicado por el Programa de la Naciones Unidas para el VIH/sida (Onusida). 

Los castigos contra prácticas homosexuales son particularmente rigurosos en la región. Las condenas de cárcel van desde 10 años en países como Jamaica, Granada y Santa Lucía, hasta prisión perpetua en Barbados y Guyana. 

La prevalencia del VIH entre hombres que tienen sexo con hombres alcanza altos niveles. En República Dominicana esa proporción es de seis por ciento, mientras en Jamaica ronda el 32 por ciento. 

Pero la situación podría empeorar por la falta de prevención. En Cuba, donde los hombres que tienen sexo con hombres representan la abrumadora mayoría de los varones seropositivos, el uso del condón durante el sexo anal se redujo de 55 a 52 por ciento entre 2007 y 2009.

Además, Onusida estima que 4 de cada 10 de estas personas no es alcanzada por acciones educativas. Según el programa de las Naciones Unidas, la prevalencia del VIH en la población caribeña se sitúa entre 0,9 y 1,1 por ciento.
 

Mujeres en peligro

 

El número de mujeres seropositivas se ha incrementado en la región. Si en 1990 ellas representaban el 35 por ciento del total, en 2008 esa proporción alcanzó la paridad con los hombres. No obstante, existe una considerable variación entre países. Las beliceñas, guyanesas y trinitarias seropositivas superan en número a los hombres portadores del VIH.

Las trabajadoras sexuales son las más afectadas. En Guyana más de la cuarta parte de las mujeres que ejercen la prostitución tienen el virus. Sin embargo, entre 2007 y 2009 el uso de preservativos cayó de 89 a 61 por ciento entre quienes practican esta actividad económica en la nación suramericana con costas en el Caribe, según el Reporte Global de Onusida, de 2010.

El sida es la primera causa de muerte en el Caribe para hombres y mujeres entre 20 y 59 años. (2011)
 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.