Acualina lanza una alerta ambiental con su calendario 2018

El proyecto ecologista cubano persigue concientizar al público, sobre todo a la infancia, con la protección ambiental.

El calendario del proyecto para 2018.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 19 mar.- Con una alerta en su calendario de 2018 a quienes dirigen para que piensen qué mundo legarán a niños y niñas que acaban de nacer, el proyecto de educación ambiental Acualina continúa sus acciones mientras se prepara para cumplir 15 años de trabajo.

“El protagonista del almanaque 2018 es un bebé de casi siete meses de edad”, dijo Ángela Corvea, la coordinadora de Acualina, a la Redacción IPS Cuba.

“La mirada del bebé, profunda y fija en el lente de la cámara, me impresionó mucho y me inspiró a escribir, en su nombre, y en el de los niños y niñas del mundo, los nacidos y por nacer, la frase: “¿ya han pensado qué nos van a dejar en herencia?”, compartió.

Corvea decidió acompañar esa pregunta con el eslogan de Acualina, “Por un mar de conciencia”.

“Eso es justamente lo que necesitamos todos… conciencia del momento actual de peligro en el que nos encontramos”, propuso.

Tres niñas disfrazadas de Acualina, la diosa protectora de los mares creada por la iniciativa homónima, participan en el Festival de la Ciencia de la Universidad de La Habana.

Foto: Archivo IPS Cuba

A su juicio, más que una invitación es un grito de urgencia, pues “el tiempo se agota sin retorno y si no hacemos algo ya, principalmente, los que dirigen este mundo, por salvar nuestro único hogar, el futuro es totalmente incierto”.

Los calendarios, de distribución gratuita, tienen entre sus principales destinatarios escuelas, hospitales, bibliotecas, centros de trabajo y personas jurídicas y naturales, “hasta donde alcancen”, dijo la activista.

La bióloga marina, cuya iniciativa de educación ambiental en la comunidad Náutico, en el oeste de La Habana, cumplirá en julio venidero 15 años, consideró que “no podemos postergar la educación y la comunicación ambiental desde las edades más tempranas”.

De acuerdo con Corvea, la gran pregunta es: “¿están los maestros preparados, tienen los conocimientos y los libros de textos que se necesitan para este tipo de instrucción especializada?”.

“Destinar recursos para este fin es una urgencia necesaria e inaplazable, de esta preparación dependen los que serían los futuros profesionales y decisores”, sostiene.

Algo falla

El colectivo de Acualina durante la realización de un mural en la localidad de Jaimanitas, en La Habana.

Foto: Archivo IPS Cuba

En Cuba, como a nivel global, proliferan los mensajes ambientales en spot, pegatinas, folletos. Sin embargo, personas de todas las edades tienen aún conductas contaminantes.

Corvea considera que, al parecer, “aún no estamos lo suficientemente asustados como para tener una reacción rápida, cambiar nuestros de estilos actuales e involucrarnos hasta donde nos sea posible, pensando siempre en el futuro de la humanidad”.

“Cada día nos sorprende más la devastación que causan los terremotos, las olas de calor, los huracanes… estar consciente, preocuparnos y ocuparnos de estos vitales asuntos es algo que debería estar en las agendas de toda la gente, principalmente, de los gobernantes”, opinó.

Los quince de Acualina

En lo que va de año, Acualina ya participó en la realización de un mural de un fondo marino a invitación del proyecto Jaimanitas, que lidera el artista José Fúster; y en el Festival de la Ciencia de la Universidad de La Habana.

Según Corvea, ya están aprobados cuatro minilibros de Acualina en forma de acordeones por la editorial estatal Gente Nueva con los temas: cambio climático, recursos naturales, biodiversidad y contaminación.

La autora espera que “lleguen a muchas manos dado que es una opción muy económica para las familias cubanas”.

“Cualquier vía, iniciativa, escenario o espacio que se use para visibilizar el problema ambiental explicando y ejemplificando en que consiste el cambio climático y sus adversas consecuencias será muy beneficioso para todo el mundo, especialmente para los niños y jóvenes”, insistió.

El proyecto Acualina, destacó su creadora, estará “en todos los espacios que nos inviten para seguir aportando, como siempre hemos hecho, nuestro granito de arena para seguir trabajando por un mundo mejor”. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.