Colaboración permite obtener bioenergía

La producción de energía mediante la Planta de Biogás y el Proyecto de Desgasificación en un vertedero de La Habana vislumbra una alternativa sostenible de desarrollo local.

Jorge Luis Baños - IPS

Se estima que este vertedero y el ubicado en la carretera de Melena tienen entre 10 y 12 años de sobrexplotación.

La Habana, 8 ago.- Además de contribuir a la salud poblacional y del ambiente, el progreso de la Planta de Biogás y el Proyecto de Desgasificación en el vertedero de Calle 100 y autopista, en esta capital, augura la explotación de desechos orgánicos e inorgánicos para obtener y comercializar energía.

“Para el año 2015 se proyecta la posibilidad de generar energía y reconvertir el proyecto inicial de solo captura y quema, en producción de energía”, según el artículo “La generación de energía a partir de residuos, una alternativa de desarrollo”, divulgado este año por el Centro de Estudios de la Economía Cubana.

También “se estima que una vez concluido el proyecto, la planta pueda capturar y procesar entre 1.800 y 5.000 metros cúbicos de gas por hora para los años del 2010 al 2019. Para el 2015 se estima que los gases capturados ya convertidos en energía se comercialicen con la Unión Eléctrica (UNE)”.

Para lograr tales propósitos se potencian, de forma simultánea, dos iniciativas en áreas cercanas y en aquellas donde está enclavado el vertedero.

Se trata de la Planta de Biogás y el Proyecto de Desgasificación de las primeras 20 hectáreas ya cerradas y saturadas donde se produce el vertimiento de desechos sólidos en esa zona del sur oeste de la capital.

De acuerdo con Alejandro Louro, autor del texto citado, el último proyecto presenta mayor complejidad tecnológica y supera los costos del primero.

En tal sentido, expone que “la desgasificación es un proceso complejo que se puede materializar por varias vías, la simple captura, quema y control del gas producido, o la captura para su ulterior conversión tecnológica en energía”.

Este proceso, detalla, “contribuye directamente a eliminar las emisiones de gases tóxicos procedentes de estos vertederos, utilizando tecnologías avanzadas existentes en este campo en el mundo actual”.

Sobre el Proyecto de Desgasificación apunta que es fruto de la cooperación internacional. Desarrollado por las empresas Bionersis S.A. y Sur Continente S.A. (BIOSUR S.A.) e indica que permite la eliminación de las emisiones de los gases tóxicos procedentes del vertedero, con la aplicación de innovación y tecnologías avanzadas.

Asimismo, explica que el objetivo principal del proceso consiste en capturar y destruir el metano, otros gases dañinos y la eliminación de combustiones o emanaciones espontáneas del propio vertedero, luego de más de 38 años de explotación.

Por otra parte, informes oficiales señalan que la desgasificación reduce las emisiones de gases de efecto invernadero, la contaminación del aire, la minimización de riesgos de incendios y explosiones, entre otros factores nocivos para el entorno.

Entre los efectos positivos generados por el proyecto, Louro menciona el recubrimiento de basuras expuestas, el control de focos de plaga, de olores y humos, entrega del biogás sostenible y de bajo costo con posible utilización para la generación de electricidad o de uso doméstico, además de favorecer una importante transferencia de tecnología.

También se recibe asistencia técnica especializada y profesional mediante contratos, cuya validez sobrepasa los 10 años, asumidos por la parte extranjera para la mantención y operación de la planta.

Por otra parte, Louro destaca “la factibilidad de replicar estas experiencias en otros vertederos bajo circunstancias similares en la República de Cuba”. Como “muy significativo” califica el especialista el aporte internacional de la nación caribeña a la lucha contra el cambio climático.

Respecto al estudio y definición de las reales posibilidades y alcance del programa, expertos aseguran que se puede recuperar la inversión en un tiempo corto, en tanto se comercializan recursos generados del biogás y Cuba cobra anualmente los equivalentes en bonos de carbono por las emanaciones controladas.

No obstante, Louro acota que “cálculos iniciales inadecuados han provocado que aún no se obtengan las capturas estimadas en las primeras hectáreas, e incluso han obligado a reorientar y cerrar áreas de captura, por otras con más posibilidades”.

Lamenta el autor que “el biogás, una práctica muy estudiada, más económica y de fácil aplicación, aún no esté muy explotada adecuadamente”.

La obtención del biogás parte del aprovechamiento de los desechos orgánicos, su tratamiento en plantas para convertirlos en gas metano y finalmente en energía. De esta manera se produce energía eléctrica, sin emisiones de gases de efecto invernadero.

Resalta Louro cómo la producción de biogás constituye una importante alternativa para la valorización energética de los residuos. Además, del consiguiente ahorro de combustible implícito.

Estas ventajas se logran mediante el funcionamiento de la Planta de Biogás, construida en 2008, gracias al apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, el gobierno suizo y el de la República Popular China.

En el avance de este proyecto ha incidido de manera significativa la comunidad del municipio Playa, objeto principal del proceso de sensibilización social para contribuir a una mejor educación ambiental, a través de la clasificación en origen de los desechos generados en cada domicilio para su posterior y adecuada utilización.

En su primera etapa, la planta produjo 60 kilowatt/hora y como promedio diario 15 metros cúbicos de fertilizante líquido nitrogenado, más cinco metros cúbicos de lodo, que son comercializados.

Además, la generación eléctrica permite cubrir las necesidades de la sede de la propia unidad donde está enclavada la planta. En la segunda etapa, se pretende llegar a alguna comunidad cercana al vertedero. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.