Condiciones favorecen el uso de energías renovables en Cuba

El país necesita un cambio en la matriz energética, dice experto de Cubasolar.

Archivo IPS Cuba

Existen condiciones para el crecimiento en uso de fuentes limpias de energía.

La Habana, 10 jun.- Cuba aspira a obtener dentro de ocho años el 16,5 por ciento de su energía de fuentes renovables, crecimiento sustentado en el uso de la biomasa cañera y forestal, la energía solar, la eólica y la hidráulica.

Mario Alberto Arrastía, especialista de Cubaenergía y miembro de la dirección de Cubasolar, organización no gubernamental que se dedica a promover el uso de generadores de energía alternativos y ambientalmente sustentables, afirmó que el momento actual no podía ser mejor, porque existen las potencialidades, los conocimientos y la voluntad política.

“Creo que están dadas todas las condiciones”, aseveró el pasado 7 de junio en el espacio televisivo mesa redonda, dedicado en esa ocasión al tema de los portadores limpios de energía, en el que participaron especialistas del Ministerio de la Industria Básica, del grupo empresarial AZCUBA y del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

El experto de Cubasolar dijo que el uso de la energía atraviesa toda la sociedad y por eso hay que fomentar la cultura de estos temas en los distintos sectores sociales. Hay que seguir aplicando la eficiencia energética en todas las cadenas productivas, añadió.

Cuba está necesitada de un cambio en la matriz energética. Además de los costos ambientales por el empleo del petróleo, para obtenerlo la economía de la isla debe dedicar altas sumas de dinero que podrían dedicarse a otros sectores de su desarrollo.

El mayor uso de las energías renovables “requiere no sólo cambios tecnológicos, sino de cambios en la actitud de las personas y hay que potenciar la información y el conocimiento sobre estas otras fuentes energéticas no asociadas a combustibles fósiles”, señaló Arrastía.

Desde su creación en 1994, Cubasolar trabaja en favor del desarrollo local “porque no hay mejor acción para aplicar las energías renovables que un buen proyecto ahí en la localidad y que funcione bien”, subrayó.

Los expertos expusieron las diversas potencialidades de las energías limpias, entre las que se señaló a la biomasa cañera como la más promisoria. En la zafra 2011-2012 se generaron a partir de ese portador más de 469.000 Kilowat por hora, equivalente al suministro de electricidad durante todo un mes a más de medio millón de casas. Cuando concluye la molienda se continúa generando energía con el empleo de la biomasa forestal aportada por el Ministerio de la Agricultura.

Se prevé que el año próximo se instalen bioeléctricas en varios centrales azucareros lo que posibilitará generar energía hasta 290 días por año.

Las energías limpias y renovables teóricamente podrían generar mucho más que lo que el país requiere. El sol aporta, por ejemplo, como promedio cinco Kilowatt por metro cuadrado de superficie de la isla, con lo cual se satisfaría el consumo diario promedio de una vivienda.

Conectadas al sistema eléctrico nacional hay ahora pocas instalaciones fotovoltaicas, aunque se cuenta con más de 9.000 servicios de este tipo aislados en todo el país. En el occidente de la isla se labora en la construcción de un parque fotovoltaico que debe funcionar para finales de este año y se prevé construir otros cuatro con mayor capacidad energética en 2013.

En cuanto al viento, en el país existe un potencial de 2.000 MegaWatt (MW), pero técnicamente se ha indicado la instalación de hasta unos 600 MW. El Norte de la zona oriental es donde se halla el mayor potencial eólico del país. En 2013, en esa región comenzará la construcción de un parque eólico de 50 MW.

La utilización de la hidroenergía aumentará también y se programa que en los próximos años con la fuerza del agua se lleguen a generar 100 MW.

Sobre el biogás se informó que actualmente funcionan 239 biodigestores que procesan las excretas de vacunos y porcinos y se anunció que el Ministerio de la Agricultura tiene a su cargo la instalación anual de 300 instalaciones de este tipo.

Cuba aún produce el 96 por ciento de su electricidad con combustibles fósiles. Sin embargo, sólo el incipiente uso de las fuentes hídricas y eólicas permitió sustituir el pasado año 31.150 toneladas de combustible y dejar de emitir más de 100.000 toneladas de dióxido de carbono. El pasado año en el mundo se reportó un aumento en las emisiones contaminantes de un 40 por ciento respecto a 1990, en tanto en esa isla caribeña disminuyó en un 20 por ciento respecto a igual fecha. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.