Cuba precisa elevar la explotación de las energías renovables

El país potencia las inversiones extranjeras en el aprovechamiento de las fuentes renovables de energía.

Las bioeléctricas serán alimentadas con biomasa cañera y forestal.

Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 27 dic.- Cuba está presionada por lograr la meta de multiplicar por seis el uso de las fuentes renovables de energía para el 2030, como una vía para lograr la ansiada sostenibilidad energética en un país que depende de los hidrocarburos aportados por Venezuela.

Para ello la nación caribeña prevé la instalación de 2.144 MW de potencia conectada a la red eléctrica nacional, mediante la construcción de 19 bioeléctricas alimentadas con biomasa cañera y forestal.

A este aumento también tributarán la puesta en marcha de 13 parques eólicos, la implementación de nuevos sistemas fotovoltaicos y la disposición de 74 pequeñas centrales hidroeléctricas.

Lo anterior trascendió como parte del informe que presentó la nación caribeña a la 22 Conferencia de las partes (COP 22) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, celebrada en noviembre pasado en Marruecos.

La estrategia responde al elevado empleo en la isla de los combustibles fósiles, que ocupan alrededor de 94 por ciento de la energía eléctrica que produce.

En ese sentido, Rosell Guerra, director de Energía Renovable del estatal Ministerio de Energía y Minas, expresó a la prensa nacional que el país posee una alta dependencia de la importación de este tipo de combustibles, lo cual representa uno de los más graves problemas de la economía.

Guerra explicó en una Cumbre sobre Energía e Infraestructura, efectuada en La Habana a inicios de septiembre último, que es necesario reducir el costo de la energía para hacer más rentables y competitivas las producciones cubanas.

El directivo insistió que el archipiélago caribeño cuenta con abundante potencial en las fuentes renovables, especialmente la solar, que permite la aplicación de tecnologías fotovoltaicas y térmicas.

Aunque para el gobierno cubano es prioridad un avance de manera sostenible en el mayor empleo y diversificación de las fuentes renovables de energía, resulta baja la utilización de las mismas.

Según datos de la estatal Oficina Nacional de Estadísticas e Información, esta área solo representó 4,9 por ciento de los gastos estatales de inversión ambiental en el 2015.

En función de revertir la situación, se potencian las inversiones extranjeras, teniendo en cuenta el favorable marco regulatorio que propicia la Ley 118 aprobada en 2014.

Para ello, la Cartera de Oportunidades de Inversión Extranjera en Cuba cuenta con una veintena de proyectos de negocios en el sector de las energías renovables.

Un ejemplo de la participación internacional son los diez parques solares fotovoltaicos con 10 megawatt (MW) de potencia instalada, que se construirán en la occidental provincia de Pinar del Río.

Además de potenciar la inversión extranjera, otra medida a efectuar para modificar la matriz energética será la instalación de tecnología LED, mediante la distribución de 13 millones de lámparas en el sector residencial y de 250.000 luminarias del alumbrado público.

De igual forma, se prevé la renovación de los equipos electrodomésticos en los hogares cubanos, mediante la sustitución de dos millones  de  cocinas  de  resistencia  por  cocinas  de inducción.

Otras acciones implican la implementación de 200.000 metros cuadrados de calentadores solares en las áreas de viviendas e industriales, así como el empleo de bombas solares en el sector agrícola. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.