El plan de Naciones Unidas para apoyar a Cuba en recuperación de Irma

El organismo internacional señala como ejemplo a seguir la preparación y respuesta de la nación caribeña ante los desastres.

Saneamiento e higiene se encuentran entre los sectores prioritarios en base a los cuales el SNU solicitó financiamiento ante el Fondo Central de Respuesta a Emergencias.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 21 sep.- El Sistema de Naciones Unidas (SNU) en Cuba ya estableció un plan para asistir a más de 2.000.000 personas damnificadas por el paso durante más de 72 horas del huracán Irma por el norte del archipiélago cubano, que hasta fue presentado a diplomáticos acreditados en Cuba y socios de la cooperación internacional.

Según una nota remitida a las prensa internacional, la coordinadora residente del SNU en Cuba, Katherine Muller-Marin, dijo que el Plan de Acción del Sistema de las Naciones Unidas en Cuba en respuesta al huracán Irma fue formulado en diálogo con las autoridades nacionales y recibió el apoyo de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

Para cubrir necesidades básicas y brindar respuesta esencial a más de 2.151.080 personas en 33 municipios de las siete provincias más afectadas del país (Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Villa Clara, Matanzas, Mayabeque y La Habana), se requerirá movilizar un monto de 55,8 millones de dólares.

El plan, presentado el pasado 19 de septiembre de conjunto con el Equipo de País de las Naciones Unidas, contempla una fase de respuesta inmediata para cubrir necesidades básicas en los siguientes seis meses y otra de recuperación temprana mediante proyectos que deberán ejecutarse en 18 meses.

Entre los objetivos principales de esta contribución se encuentran apoyar la asistencia y servicios vitales en los sectores críticos para las personas más afectadas, así como ayudar a la restauración inmediata de los medios de subsistencia e iniciar la recuperación temprana de estas personas y de los sectores más dañados por el huracán.

Para la elaboración de esta iniciativa fueron tomadas en cuenta experiencias y lecciones aprendidas de eventos meteorológicos anteriores en los cuales el SNU y sus agencias han prestado asistencia, particularmente los huracanes Sandy (Santiago de Cuba, 2012) y Matthew (Guantánamo, 2016).

Ayuda inmediata

La fase de respuesta inmediata se inició con la entrega de insumos de primera necesidad que fueron posicionados previo al azote, como 9.828 lonas aportadas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y 1.606 toneladas métricas de alimentos del Programa Mundial de Alimentos (PMA), que ahora se distribuyen.

Ya se encuentran en el país almacenes móviles para alimentos del PMA y tres millones de pastillas purificadoras adquiridas con recursos propios del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia.

Otras agencias como la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, OCHA, la Organización de Naciones Unidas para las Migraciones y la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud, han activado sus mecanismos de emergencia.

De los recursos propios de estas agencias, se encuentran disponibles para la respuesta un total de 3.570.773 dólares, que en los próximos días permitirán llevar a las personas más afectadas insumos de primera necesidad como lonas, colchones, kits de higiene, techos, herramientas, tabletas purificadoras, kits de diagnóstico rápido para enfermedades, insumos agrícolas de emergencia y kits escolares.

Igualmente, el SNU solicitó financiamiento ante el Fondo Central de Respuesta a Emergencias para apoyar las necesidades más urgentes en cinco sectores prioritarios: vivienda, seguridad alimentaria, agua, saneamiento e higiene; salud y educación.

Según se explicó en el encuentro con representantes del cuerpo diplomático y de organizaciones de la cooperación internacional radicadas en Cuba, para la implementación del plan existe hoy una brecha de 52,2 millones de dólares.

Al respecto, el SNU llama a la comunidad internacional a apoyar rápidamente la recuperación y el desarrollo de los territorios afectados por el huracán Irma en 14 de las 15 provincias cubanas.

Para la implementación del Plan de Acción se han unido también la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial; el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos; la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y el Fondo de Población de Naciones Unidas.

Según datos preliminares, el huracán Irma provocó afectaciones en más de 104.000 viviendas, más de 2.100 centros de educación y 793 unidades de salud (61 son hospitales, 117 policlínicos, 82 instituciones sociales, 301 consultorios del médico de la familia y 104 farmacias), 50.500 hectáreas de cultivos y más de 145.000 animales afectados. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.