Familias conservan semillas de sus antepasados

La pérdida de la biodiversidad es hoy uno de los principales problemas medioambientales.

La comunidad de Las Terrazas es uno de los mayores asentamientos de la reserva.

Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 5 ene.- Proteger la agrobiodiversidad en la Reserva de la Biosfera de Sierra del Rosario es el principal objetivo de un proyecto que involucra a 80 familias de esa área protegida, ubicada en una zona montañosa del extremo occidental de la isla.

“La iniciativa trabaja con un grupo de familias de las montañas a través de levantamientos, ferias campesinas –expositivas o comerciales- para que puedan intercambiar las semillas que cultivan desde tiempos remotos”, explicó Fidel Hernández, director de la Estación Ecológica de la reserva.

“La idea es novedosa porque cuando se habla de biodiversidad, casi nunca nos remitimos a la agraria o cultivada, o agrobiodiversidad”, remarcó Hernández.

La reserva de la biosfera, aprobada por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura el 15 de febrero de 1985, está ubicada en la parte más oriental de la cordillera de Guaniguanico.

Acoge 19 asentamientos poblacionales, que suman unas 9.000 personas.

Con unas 25.000 hectáreas, el lugar se divide en diferentes espacios. De ellos, tres núcleos siguen el régimen estricto de conservación y otros son de transición o áreas de influencia. Y fuera de la reserva se desarrollan las actividades agrícolas de subsistencia.

Se trata de una agricultura resumida a cosechar los productos que consumen las poblaciones y comercializan los excedentes de granos, ajíes, maíz, a pequeña escala, para la agricultura familiar.

“Esa es la modalidad agrícola que desarrollan en estas montañas, por lo que conservar la diversidad presupone también garantizar la seguridad alimentaria de esas familias que viven en las lomas y, a su vez, su permanencia en la zona de la reserva, otro de los objetivos de la experiencia”, agregó Hernández.

Las semillas de las familias, “a través de los años, se han aclimatado a las condiciones reinantes en el lugar y son resistentes a las sequías y los cambios de temperatura, aunque sus rendimientos no sean tan altos”, abundó.

El proyecto enfatiza en cultivos como el frijol común y el caballero, los ajíes y el maíz.

La pérdida de la diversidad biológica es uno de los principales problemas medioambientales que padece el archipiélago, según la Estrategia Ambiental Nacional de Cuba.

En la reserva, cuya entrada Este se encuentra a 47 kilómetros de La Habana, funciona también el proyecto internacional para el control de especies exóticas y plantas invasoras, que atentan contra la flora y la fauna autóctonas.

“Aquí tenemos el marabú y el charagüito (nombre vulgar), entre otras que están bastante controladas”, dijo el director de Estación Ecológica.

“La idea es experimentar una metodología de control de estas especies, que reducen los espacios donde debían estar las nativas con riesgos de provocar su extinción”, sentenció el experto.

A su juicio, esto es de importancia capital toda vez que la Sierra del Rosario tiene hasta 11 por ciento de endemismo, con plantas endémicas locales, es decir, que solo se encuentran en el mundo en este lugar.

En la reserva, agregó, aunque no son considerados graves se producen hechos de tala y caza ilegales, cuyo control está en manos de un sistema integrado por el Cuerpo de Guardabosques, la Estación Ecológica y la granja militar agroforestal, que también lucha contra los incendios.

“El control no es tan efectivo como quisiéramos pero de cierta manera se aminoran los hechos delictivos, entre ellos la caza furtiva del venado de cola blanca”, indicó.

El área forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas y en ella se desarrollan actividades forestales, agropecuarias, turísticas, de servicios, investigación y conservación. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.