Festival del Monte acerca las ciencias a la infancia cubana

El encuentro promovió la cultura científica, el amor a la naturaleza y el deseo de investigación desde edades tempranas.

La Quinta de los Molinos, institución perteneciente a la Oficina del Historiador de La Habana, acogió la octava edición del Festival del Monte.

Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 24 may.- Juegos, experimentos y competencias resultan una forma atractiva de acercar a niños y niñas al mundo de las ciencias naturales: así lo confirmaron los organizadores el Festival del Monte, una iniciativa organizada cada año por la Sociedad Cubana de Botánica (Socubot).

La más reciente edición, realizada el 20 de mayo en la Quinta de los Molinos, reunió a cientos de personas de todos los municipios de la capital e incluso de provincias cercanas como Mayabeque.

“En esta octava ocasión quisimos mostrar el universo de posibilidades de las ciencias, y cómo ellas contribuyen al desarrollo sostenible y al cuidado del medio ambiente”, explicó a la Redacción IPS Cuba el presidente de la Socubot, Alejandro Palmarola.

“Los niños y las niñas fueron protagonistas de las actividades: no se trata de charlas o clases, lo importante es que descubran las cosas por sí mismos, ya sea por medio del juego o utilizando algunos instrumentos de laboratorio”, detalló.

El encuentro estuvo dirigido a un público infantil y adolescente, y también tributó a la formación de capacitores y personal voluntario, la mayoría proveniente de la Facultad de Biología de la Universidad de la Habana (UH), precisó Palmarola.

“A veces, es más fácil para los estudiantes conectar con niños y niñas, pues cómo son jóvenes logran una relación más cercana”, consideró. De hecho, el Festival del Monte fue un proyecto promovido por los muchachos y muchachas de la UH vinculados con el proyecto Planta! de la Socubot.

Entre seis y 10 años oscilaron las edades de los participantes. Precisamente, hacia ese rango se enfocaron buena parte de las actividades.

“Como preámbulo del Festival del Monte estuvimos en 10 escuelas de varios municipios de la capital para conversar sobre la importancia de las plantas. Allí lanzamos la convocatoria del Festival del Monte, abierto a todo el público”, señaló el presidente de la Socubot.

Estaciones para un festival

La Quinta de los Molinos fue el espacio propicio para las numerosas estaciones que ubicaron los voluntarios: cada uno de esos puestos estaba dedicado a temas diferentes: plantas, hongos, semillas, instrumentos de laboratorio…

Otras abordaban asuntos más específicos como la importancia del manglar en el enfrentamiento del cambio climático; el significativo papel ecológico de las aves, los insectos y los murciélagos; o el rol de los microorganismos con los que se hace el yogurt y el queso.

Asimismo, había estaciones dirigidas a promover el reciclaje y otras equipadas para la observación en el microscopio. Todas estaban preparadas para que niños y niñas interactuaran mediante juegos y experimentos, charlas didácticas, competencias, concursos de dibujo, confección artesanal de papel, siembra de plantas…

Para Aaron García, de siete años, la estación de los hongos y la de los experimentos estuvieron entre las más interesantes. “Me gustó mucho aprender cómo se hace el papel, es todo muy diferente a lo que hago en la escuela”, dijo.

“Los niños y niñas se motivan mucho con esos juegos y tienen oportunidad de estar en contacto con la naturaleza”, expresó su madre, Ileana Paneque, quien sigue cada una de las convocatorias del Festival del Monte.

Claudia Botta Almenares, de 10 años, contó que le gustó saber más sobre mamíferos marinos y también disfrutó los experimentos. “Hay algunas cosas que ya me habían enseñado en la escuela, pero allí estudio y hago tareas. Jugando aprendo más”, comentó.

A juicio de Leonardo Martín, estudiante de primero año de la carrera de Bioquímica y uno de los voluntarios involucrados en el proyecto, es importante proporcionar información sobre la naturaleza desde edades tempranas.

“Se trata de vincular los conocimientos con la diversión, que la pasen bien aprendiendo algo”, consideró.

Al final del recorrido se entregaban premios, los cuales estaban relacionados de una forma u otra con el medio ambiente.

El Festival del Monte contó con el apoyo de numerosas instituciones cubanas como la Academia de Ciencias, la Agencia de Medio Ambiente, la Universidad de La Habana, la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, el Jardín Botánico Nacional, el Acuario Nacional, el Instituto de Ciencias y Tecnologías de Materiales, entre otras. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.