Investigador aboga por nuevo orden climático

Para ello sería necesario implementar estrategias regionales y de alcance global, y respetar los tratados al respecto, propone el ingeniero Frank Rodríguez.

Archivo IPS Cuba

El impacto negativo del cambio climático en la vida de las personas preocupa a la comunidad internacional, pero hasta el momento no se han logrado acuerdos definitorios.

La Habana, 10 nov.- Desde los últimos años resulta cada vez más imperioso crear tribunales de justicia ecológica y climática, que puedan catalogar y juzgar crímenes de índole medioambiental, asegura el investigador cubano Frank Rodríguez, que publicó este año un libro sobre el tema.

En el texto “Nuevo orden climático, ambiental y ecológico. Necesidad impostergable”, de la Editorial Científico-Técnica, este ingeniero alerta sobre la irreversibilidad de los efectos negativos ocasionados por la actividad humana si no se disminuyen las actuales altas cargas contaminantes.

Los países industrializados son los principales focos emisores, pero los estados con menos recursos suelen padecer con mayor crudeza los daños a raíz del cambio climático, apuntó el especialista.

Poco años después de aprobado el Protocolo de Kyoto en Japón (1997), que establecía compromisos de reducción de gases contaminantes, Estados Unidos y otros países desarrollados se niegan a ratificar el acuerdo y obstaculizan otros tratados de naturaleza semejante, explica Rodríguez.

Además, muchos de los actuales planes de adaptación y mitigación están basados en proyecciones viejas. Esa desactualización los hace casi obsoletos, indica.

El fracaso de los mecanismos de compensación aplicados hasta el momento lleva a replantearse el problema en busca de soluciones globales, pues los asuntos del medio ambiente atañen y afectan a toda la población mundial, agregó.

Según el autor del libro, se necesita romper con los esquemas consumistas y tomar en cuenta criterios de sostenibilidad.
Los recursos naturales son “bienes públicos comunes, patrimonio de la humanidad y de la Madre Tierra”, sin embargo las dinámicas económicas pierden de vista la dimensión ecológica y los someten a una sobrexplotación, dice.

Para contrarrestar ese panorama, Rodríguez propuso la implementación de alianzas y estrategias regionales con una política de mitigación a corto, mediano y largo plazo, que contemple compensaciones o indemnizaciones a favor del saneamiento ambiental.
Además, plantea la necesidad de reformular patrones culturales y educativos y potenciar el desarrollo de valores éticos positivos hacia la naturaleza y el clima.

El aumento de las temperaturas y con ellas, la elevación del nivel del mar, la contaminación del aire y las aguas, el crecimiento demográfico, la ocurrencia de fenómenos meteorológicos extremos asociados al cambio climático, amenazan la supervivencia y el desarrollo de la vida humana en el plantea, insistió el ingeniero.

Lograr ese nuevo orden climático, ambiental y ecológico demanda reducir de forma drástica el proceso de calentamiento global, lograr la explotación sostenible y equilibrada de los recursos naturales y promover una transformación ecológica de la economía mundial.

La publicación realiza un recuento de diferentes cumbres sobre medio ambiente, cambio climático y desarrollo sostenible, como las de Copenhague en Dinamarca, Cancún en México y Durban en Sudáfrica, entre otras.

Si bien en los últimos años, el problema medioambiental encuentra espacio en el plano político internacional, las conferencias realizadas al respecto no lograron un verdadero compromiso por parte de los países más desarrollados, principales contaminantes en la actualidad, expone el texto.

La librería Fayad Jamís, ubicada en el centro histórico de La Habana, acogió el pasado 15 de octubre la presentación del libro del máster en Ingeniería y Diseño de Sistemas, que también es autor de varios ensayos y unos 200 artículos sobre medio ambiente. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.