Irma provocó 10 pérdidas humanas en Cuba, la mayoría en la capital

Las causas de las muertes se asocian a no seguir las orientaciones de la Defensa Civil, aseguran las autoridades.

Las máximas autoridades del gobierno hicieron un llamado a sumarse a la recuperación en las provincias afectadas.

Foto: Jorge Luis Baños/IPS

La Habana, 11 sep.- La pérdida de 10 personas, un país sin servicio eléctrico y poco abasto de agua, casas e instalaciones derrumbadas y cultivos perdidos, resumen el duro panorama provocado por el huracán Irma en Cuba, que desde la noche del domingo pasó a la fase de recuperación en las provincias afectadas.

El Estado Mayor de la Defensa Civil reportó hoy diez fallecidos en La Habana (7 casos), Matanzas (un caso), Ciego de Ávila (un caso) y Camagüey (un caso).

Los fallecidos en la capital cubana fueron Osvaldo Abreu Barroso (71 años), Alberto Francisco Flores García (77 años), María del Carmen Arregoitía Cardona (27 años), Yolendis Castillo Martínez (27 años), Roydis Valdés Pérez (54 años), Walfrido Antonio Valdés Pérez (51 años) y Nieves Martínez Burgaleta (89 años)

En Matanzas, se reportó la muerte de Alberto Manzano Martínez (65 años). Mientras que en Ciego de Ávila, Orlando Torres Cruz (53 años), y en la vecina Camagüey, Edilberto Cabrera Rodríguez (64 años),perdieron la vida.

Entre las causas de las lamentables pérdidas, se encuentran electrocución, ahogamiento, derrumbe de balcones sobre un ómnibus y destrucciones parciales de cubiertas, sobre todo, insistió ese órgano, porque fueron desoídos los llamados de las autoridades a la prudencia y la evacuación temprana para preservar las vidas desde el inicio de la amenaza.

En un mensaje al pueblo, el presidente cubano, Raúl Castro, confirmó los severos daños en el Sistema Electroenergético Nacional, la vivienda y la agricultura, a la vez que llamó a sumarse a la recuperación con el ejemplo del desaparecido líder revolucionarios, Fidel Castro (1926-2016).

El mandatario señaló que aún no se han podido cuantificar los daños provocados por Irma, que arremetió por más de 72 horas con vientos que sobrepasaron los 250 kilómetros por hora y es considerado el mayor formado en el Atlántico hasta el momento.

Aunque el meteoro golpeó con fuerza los principales destinos turísticos del archipiélago, las instalaciones serán recuperadas antes del inicio de la temporada alta, que se extiende aquí de diciembre a marzo, dijo Castro.

Afirmó que “han sido días duros, pero es elocuente el espíritu de victoria que renace con cada adversidad”. Y aseveró: “serán días de mucho trabajo, no es tiempo para lamentarnos, sino de volver a cosntruir lo que los vientos de Irma intentaron desaparecer”.

El presidente cubano indicó que con organización, disciplina e integración de todos los organismos el país saldrá adelante como lo ha hecho en ocasiones anteriores y reiteró que “la Revolución no dejará a nadie desamparado y desde ya se toman medidas para que ninguna familia cubana quede abandonada a su suerte”.

La Defensa Civil decretó que pasan a la normalidad las provincias de Santiago de Cuba y Pinar del Río y el municipio especial Isla de la Juventud, mientras los territorios donde regía la fase de alarma pasaron a la de recuperación.

Las autoridades y el cuerpo de bomberos, fundamentalmente en la capital cubana, reiteraron ante los micrófonos de la radio los llamados a la disciplina, toda vez que no pocas personas intentan adentrarse en zonas de riesgo para tomar fotos o imágenes, poniendo en peligro sus vidas.

Y se haga la luz

Una de las mayores preocupaciones de cubanas y cubanos hoy es cuándo regresará la electricidad, desconectada previo al paso del huracán, cuando los vientos comenzaron a mostrar sus garras.

Una característica de los daños provocados por Irma, indicó la Defensa Civil, es que no se concentraron en un lugar como sucedió con Sandy (2012), en Santiago de Cuba; y Matthew (2016), en Guantánamo, sino que se encuentran a lo largo de todo el país, lo que dificulta la recuperación.

Según datos preliminares, el sistema electroenergético tuvo grandes daños, con afectaciones en un total de 11 líneas de 110 voltios y 400 de 220 voltios, miles de kilómetros de tendido eléctrico y postes caídos, para lo cual se han organizado brigadas de apoyo que aminoran la carga y dejan solo las labores técnicas a los trabajadores eléctricos para agilizar la restauración del servicio.

En algunos territorios, entre ellos Holguín, la falta de fluido eléctrico no se debe a los daños a las redes sino a la baja disponibilidad de energía.

Al respecto, fuentes de la estatal Unión Nacional Eléctrica explicaron que se trabaja por dar electricidad al oriente con la termoeléctrica Lidio Ramón Pérez, y al occidente, mediante el microsistema Energás y la termoléctrica del Mariel.

Se conoció también que la central generadora de Matanzas sufrió afectaciones en la casa de bombas, entre otras unidades, y que en la capital cubana se encuentran dañados un importante número de circuitos, lo que demorará el restablecimiento del servicio eléctrico.

Luis Ángel Macareño, segundo jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, dio a conocer que fueron protegidas más de 1.738.000 personas, de ellas 1.465.000 (86 por ciento) en otras viviendas, y en túneles y cuevas unas 20.000. También fueron protegidos más de 14.000 turistas internacionales.

Otros daños

En la agricultura, dieron a conocer fuentes del sector que se registraron afectaciones al ganado avícola y al cultivo del plátano, al que se dedican unas 105.000 hectáreas en el país y. en menor medida, el arroz. Se reportaron 20 fábricas de azúcar afectadas, así como un elevado por ciento de plantaciones de caña acostadas por la fuerza de los vientos, sobre todo en la occidental Mayabeque.

Para la recuperación, indicaron, han sido organizadas unas 65 brigadas que comenzarán sus labores una vez definidas y contabilizadas las afectaciones.

En el caso de las comunicaciones, se reportó la caída de 17 torres y más de 86.000 servicios de telefonía fija afectados. Unas 300 antenas parabólicas fueron desmontadas para evitar su deterioro.

Beneficio húmedo

De acuerdo con datos preliminares del estatal Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), un total de 186 embalses (de los 242 administrados por ese organismo), incrementaron su volumen y 86 de ellos sobrepasaron el 75 por ciento de su capacidad de llenado tras las lluvias y escurrimientos provocados por Irma.

“Las afectaciones han sido incalculables, sobre todo en el sector de la agricultura”, dijo Ramón Pardo Guerra, jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil.

Según el INRH, en 97 municipios se registraron lluvias superiores a los 100 milímetros, sobre todo en las centrales provincias de Sancti Spíritus y Villa Clara, golpeadas desde hace años por una intensa sequía. El actual estado de los embalses favorecerá allí el cultivo de arroz.

Según reportes radiales, la mayor presa de Cuba, la Zaza, que antes del meteoro se encontraba al 17 por ciento de su capacidad, recibió grandes volúmenes de lluvias está actualmente al 55 por ciento de su llenado.

Detalles por provincias

La Habana: Afectaciones del arbolado en Cotorro, San Miguel del Padrón, Playa, Centro Habana y Diez de Octubre. El Aeropuerto Internacional José Martí no funcionará hasta el mediodía del martes 12 de septiembre. Daños a la vegetación, el alumbrado y las fuentes en emblemáticos sitios de La Habana, entre ellos el Parque Central. Se decidió iniciar la recogida de escombros y desechos sólidos en zonas de Plaza de la Revolución, Playa, La Habana del Este, San Miguel del Padrón, Arroyo Naranjo, Boyeros, Guanabacoa y La Lisa, con grupos mixtos.

Mayabeque: Daños severos en estadio local, tendido eléctrico y telefónico. Santa Cruz es el municipio más afectado.

Matanzas: Afectación total en el servicio eléctrico, con 500 kilómetros de líneas dañadas. Abasto de agua se comenzó a distribuir en camiones cisternas. Hubo derrumbes totales y parciales, pérdidas de techos en escuelas, unidades de comercio y otros. Los territorios más afectados fueron Cárdenas, Varadero, Martí y Matanzas.

Cienfuegos: Caída de árboles y tendido eléctrico, afectaciones en techos de comercios, centros de varios sectores. Lajas y Cumanayagua recibieron las mayores afectaciones. Las represas más grandes del territorio ahora están al 80 por ciento de llenado y tres de ellas debieron aliviar. Se reportaron 100 viviendas afectadas, unas 30 con derrumbes totales, 30 centros educacionales dañados y pérdidas de cosechas.

Sancti Spíritus:Yaguajay es el municipio más afectado. Recibieron daños también las ciudades de Trinidad, Sancti Spíritus y Jatibonico.

Villa Clara:Comienzan a regresar a sus casas las 200.000 personas protegidas. Hubo afectaciones en la costa norte, sobre todo en Caibarién y Sagua la Grande, en las viviendas y sistema eléctrico. El 70 por ciento de las plantaciones de caña quedó acostado y afectados los techos en fábricas de azúcar. En Remedios, fueron afectadas cinco máquinas de riego, fue fracturado el pedraplén hacia Cayo Santa María, donde los hoteles resultaron muy impactados. Durante muchas horas, al cayo no podía accederse por mar debido al oleaje, ni por helicóptero a causa de la fuerza de los vientos, informó la radio.

Ciego de Ávila: Afectaciones en el sistema eléctrico. Graves daños en la infraestructura y la vivienda en Morón. Caídas seis torres de Radiocuba, que garantiza las transmisiones radiales y televisivas. Severos destrozos en las instalaciones hoteleras y al pedraplén que une a Morón con los cayos, que ya está siendo restaurado por un contingente de la construcción. Aeropuerto de Jardines del Rey sufrió daños severos.

Camagüey: Principales afectaciones en Sierra de Cubitas y Esmeralda, en este último se contaron 4.000 casas afectadas, de ellas más de 1.100 derrumbes totales. En la fábrica de azúcar Jaronú, casi ninguna casa resistió y se labora en su recuperación con brigadas de varios sectores.

Las Tunas: Daños en agricultura. EnPuerto Padre, las penetraciones del mar ocasionaron pérdida de sal en salina. Restablecido el domingo el servicio eléctrico en capital provincial y se trabaja en zonas rurales.

Granma: Beneficiados los embalses que suministran agua a la población y la agricultura.

Holguín: Unas 2.400 viviendas fueron dañadas, de ellas 94 con derrumbes totales. Fueron afectadas más de un millar de instalaciones socioeconómicas: centros educación, construcción, cultura, y se reportaron daños en 25 bodegas y 16 panaderías, además de en seis instalaciones hoteleras (cinco en Banes y uno, en Rafael Freyre). Se trabaja por reiniciar los arribos internacionales de turistas. Los embalses acopiaron 84 millones de metros cúbicos de agua, que estaban casi secos. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.