Isaac causa pocos daños y alivia escasez hídrica

La tormenta tropical Isaac se aleja de Cuba sin provocar pérdidas de vidas humanas.

Jorge Luis Baños - IPS

Isaac trajo rachas de hasta 95 kilómetros por hora, lluvias y fuertes marejadas.

La Habana, 27 ago.- Tras su paso por Cuba, la tormenta tropical Isaac acarreó escasas pérdidas materiales y sus constantes lluvias permitieron que las represas de todas las provincias orientales del país y la central de Camagüey acumularan un volumen de agua recogida de 75 millones de metros cúbicos, según la prensa local.

Solo en Santiago de Cuba, a 847 kilómetros al sureste de La Habana, sus 11 embalses disponen de 71 millones de metros cúbicos de agua. Ahora sobrepasan el 66 por ciento de su capacidad de llenado, un indicador que se encontraba al 57 por ciento antes del evento meteorológico, según el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

En tanto, en las provincias orientales de Las Tunas y Granma, el nivel de llenado de las presas solo alcanzó el 51 y 36 por ciento respectivamente. Mientras, en Ciego de Ávila, en el centro de la isla, los embalses aumentaron al 96 por ciento su capacidad, incluso el conjunto hidráulico Liberación de Florencia ostenta el 100 por ciento.

Por otra parte, en la occidental Villa Clara, cuatro represas debieron verter agua ya que en las últimas 24 horas cayó un promedio de 72,5 milímetros de lluvias en ese territorio. “Notables volúmenes de lluvias, ni más ni menos, fue lo que dejó la tormenta tropical en su paso al norte de Matanzas, y en general en el occidente cubano”, informó el diario oficial Granma.

Afectaciones

Según las autoridades cubanas, el municipio más afectado del oriente cubano fue la ciudad de Baracoa, en la provincia de Guantánamo, a 929 kilómetros al sureste de La Habana. Allí, se registraron daños en el servicio eléctrico y telefónico, numerosas inundaciones y perjuicios a 89 viviendas, de ellas 64 con afectación parcial del techo, dos con la cubierta totalmente destruida, 19 con derrumbes en parte y cuatro totales.

Mientras, un equipo de linieros labora en Santiago de Cuba para restablecer las más de 150 afectaciones registradas en barriadas y viviendas individuales. En Holguín, las inundaciones afectaron a decenas de viviendas y las lluvias de Isaac elevaron el nivel de algunos ríos en Granma, sobre todo el Contramaestre.

Evacuaciones racionales

La Defensa Civil (DC), la entidad que establece un sistema de medidas en Cuba para el enfrentamiento a desastres de todo tipo, aplicó frente a los embates de Isaac más racionalidad en la evacuación de la población y la protección de los recursos de la economía.

En busca de evitar traslados y hospedajes masivos, se logró que más de 20.300 holguineros se evacuaran en casa de familiares o amigos. Por ello, solo unas 382 personas de ese territorio se alojaron en centros de evacuación donde recibieron alimentos y atención médica.

Asimismo, unas 2.039 personas de Baracoa fueron protegidas en casas de familias y vecinos. Nadie necesitó albergarse en centros estatales destinados a esta emergencia. Por esa razón, la DC aseguró que fue en esa ciudad donde “se verificó con más fuerza la validez de la nueva concepción sobre las evacuaciones: oportunas, pero racionales”, según Granma.

Isaac, la novena tormenta tropical de la temporada ciclónica comprendida de junio a noviembre, arribó a Cuba a media mañana del 25 de agosto, por el municipio guantanamero de Imías, tras su paso por Haití. En horas de la tarde, salió hacia el mar por las inmediaciones de playa Guardalavaca, en la costa norte de la oriental provincia de Holguín, a 743 kilómetros de La Habana. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.