Matthew se aleja del oriente cubano tras dejar daños considerables

Hoy en la tarde, en programa televisivo, se darán a conocer los cálculos preliminares de las afectaciones.

El rostro de Baracoa después de huracán Matthew.

Foto: De @labaracoesa, publicada en su cuenta en la Red Social Twitter.

La Habana, 5 oct.- El huracán Matthew, de categoría cuatro en la escala Saffir-Simpsom de un máximo de cinco, abandonó tierras cubanas cerca de las dos de la mañana por un punto cercano a Baracoa, en la costa norte de la provincia de Guantánamo, tras horas de poco movimiento que acentuaron los daños.

Sin provocar la pérdida de vidas humanas y con menos lluvia de la esperada, el evento se mantuvo durante unas ocho horas sobre suelo cubano con una velocidad de traslación de unos 13 kilómetros por hora.

Al amanecer del miércoles 5, cuando las autoridades calculaban daños y se alistaban para iniciar las labores de recuperación, todavía se hacían sentir en gran parte del extremo oriental vientos de tormenta tropical.

El adiós de Matthew

El aviso de ciclón tropical emitido por el Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología a las seis de la mañana, informó que el centro de Matthew se encontraba a 120 kilómetros al norte de la ciudad de Baracoa y 100 kilómetros al norte-noroeste de Punta de Maisí.

El parte indicó que los vientos sostenidos del huracán eran de 205 kilómetros por hora, lo que lo convirtió en un evento meteorológico de categoría 3, manteniéndose como un huracán intenso.

El aviso 33 agregó que los vientos con fuerza de tormenta tropical continuarían afectando las provincias orientales hasta Camagüey, mientras que las lluvias se mantendrían con acumulados entre 100 y 200 milímetros y serían superiores en algunas localidades montañosas.

Tras el paso del ciclón persisten fuertes inundaciones costeras por una sobrelevación del mar entre tres y cuatro metros y olas de seis a ocho metros al norte de las provincias de Guantánamo y Holguín, que serán de moderadas a fuertes en Las Tunas y Camagüey, en tanto en la cayería norte de Ciego de Ávila se iniciarían ligeras inundaciones costeras.

Daños preliminares

Según reportes preliminares, el fenómeno meteorológico de mayor intensidad originado en el Atlántico desde 2007 dejó tras de sí inundaciones costeras, derrumbes parciales y totales, así como daños en vías de acceso.

Las lluvias intensas y las penetraciones del mar, que podrían extenderse desde fuertes a moderadas y ligeras en la costa norte, e incluso en el centro del país, se prolongarán durante la jornada y disminuirán progresivamente en la medida en que Matthew se aleje con dirección norte, advirtió el Instituto de Meteorología.

“Si hubiera sido más hacia el oeste, hubiera sido mucho más malo”, afirmó el meteorólogo José Rubiera, al explicar cómo fue la entrada del huracán Mathew por Punta Caleta, al sur de la provincia de Guantánamo, a alrededor de las seis de la tarde de ayer.

Desde esa hora en Baracoa comenzaron a reportarse los daños: interrupción del tránsito en la carretera de La Farola, principal vía de acceso a la ciudad primada, porque colapsaron algunos tramos que incomunicaron la villa de la capital provincial y del resto de los municipios.

También quedaron incomunicados los municipios de Maisí, Imías y San Antonio del Sur por roturas en las vías y caída de árboles.

Baracoa sufrió la caída de árboles y techos, entre ellos el del hotel La Rusa, viviendas y almacenes, y daños en la emisora radial local, según reportes de radioaficionados, que asumieron la comunicación al colapsar las vías telefónicas habituales.

Imágenes de radio aficionados publicadas por la televisión nacional, que transmitió sin descanso, mostraron las elevadas olas en el malecón de Baracoa, con una altura similar a la de edificios de cinco plantas, inundaciones y fuertes vientos.

En Santiago de Cuba, tuvo afectaciones el municipio de Guamá por fuentes vientos e inundaciones costeras, mientras que en Holguín sufrió el impacto de los vientos y las lluvias la zona este de Moa, que es vecina de Baracoa.baracoa2

Como medida preventiva, en Guantánamo fueron evacuadas más de 221.000 personas, de ellas 170.881 en viviendas seguras de familias, amistades y vecinos, y 50.477 en centros de evacuación habilitados por el Estado cubano.

En Santiago de Cuba, más de 250.000 habitantes fueron protegidos en centros y refugios habilitados para ello, debido al mal estado de sus viviendas.

Testimonios de personas protegidas dieron cuenta de la atención recibida en esos centros, tanto médica como en alimentos, especialmente a niños y niñas, embarazadas, enfermos postrados y con discapacidad.

Según una conversación televisada entre el presidente del parlamento, Esteban Lazo, y el jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, Ramón Pardo Guerra, la cifra de evacuados ascendió a 1.079.000 personas, de las cuales más de 93 por ciento fueron acogidas en casas familiares.

De acuerdo con reportes televisivos, las autoridades comenzaban a trabajar en la reparación de la fibra óptica para restablecer las comunicaciones, y luego, las vías dañadas por el huracán.

Las autoridades cubanas mantuvieron la comunicación con la Embajada Cubana en Haití para conocer sobre las condiciones de seguridad de los 606 colaboradores cubanos que prestan servicios en esa nación, donde Matthew provocó al menos cuatro muertos y considerables estragos.

Recientes reportes indicaron que en la zona norte de Ciego de Ávila comenzaron las evacuaciones de las personas residentes en zonas y viviendas vulnerables, mientras que vecinos de Holguín sostienen que se mantiene lloviendo desde horas de la madrugada.

El paso del meteoro coincidió en fecha con el del ciclón Flora, 53 años atrás, que se prolongó durante cinco días en las antiguas provincias de Oriente y Camagüey y dejó tras de sí más de 2.000 fallecidos. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.