Orquideario traza otras estrategias de conservación

La reproducción y venta de flores en el Jardín Botánico Orquideario de Soroa contribuye a minimizar los daños de quienes depredan la orquideo-flora.

Archivo IPS

Las personas conservan las orquídeas por la belleza de la flor, explicó Bocourt Vigil.

La Habana, 24 mar.- “Las personas que adquieren una orquídea y la cuidan en su casa también contribuyen a su conservación”, indicó en conversación telefónica con la Redacción de IPS Cuba José Lázaro Bocourt Vigil, director general del Jardín Botánico Orquideario de Soroa, sito en la provincia de Artemisa, colindante con esta capital.
Guiado por esa nueva mirada a la preservación, este parque natural comenzó a dar los primeros pasos en enero pasado para vender algunas variedades de estas plantas exóticas y otras ornamentales a turistas, tanto nacionales como internacionales, que visitan el lugar para apreciar la riqueza de sus colecciones.

“Resulta muy limitado el acceso a las orquídeas. Nuestras colecciones sufren el impacto de los depredadores y queremos evitarlos”, reconoció el directivo. Este proyecto tiene un objetivo más de conservación que comercial, subrayó, por ello prepondera la comercialización de especies en pesos cubanos, los más accesibles para la población en un país de doble circulación monetaria.

Asimismo, indicó que ya esta entidad cuenta con las autorizaciones para la producción y venta de plantas. En la parte productiva, reveló que la biofábrica de Pinar del Río, a 157 kilómetros al oeste de La Habana, obtiene también algunas de las especies que expenderán.

Según el directivo, la producción prioriza tres grupos de plantas: en primer lugar, las especies amenazadas, seguidas de aquellas con pocos ejemplares en el orquideario y, por último, otros ejemplares de valor comercial como los que florecen durante todo el año. Alrededor del 10 por ciento de las especies de orquídeas florecen durante todo el año, apuntó.

Por otra parte, esta entidad cuenta con un laboratorio que permite reducir la floración de las plantas a cuatro o cinco años. Así, puede producir una amplia variedad de orquídeas destinadas también para la venta al turismo, en aras de preservar y disfrutar esas especies florísticas y el medio ambiente.

Para incrementar el número de especies del parque, se emplean métodos como el de recolectar plantas en las distintas regiones del país y establecer vínculos con cultivadores particulares, cuyos aportes diversifican y actualizan sus colecciones.

Situado en el municipio Candelaria, de la provincia de Artemisa, el Jardín Botánico Orquideario de Soroa constituye un centro científico productivo perteneciente a la Universidad de Pinar del Río, posee un área de 35.000 metros cuadrados dedicados fundamentalmente al cultivo de las orquídeas, tanto endémicas como exóticas.

El parque natural fue declarado Patrimonio Nacional y pertenece a la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario, en la Cordillera de Guaniguanico. Es considerado el mayor orquideario del país y uno de los más importantes a nivel mundial, pues acoge más de 20.000 ejemplares de 700 especies de esa flor.

Su relevancia botánica, científica, cultural y económica descolló gracias a la labor de Tomás Felipe Camacho, creador del jardín en 1943. Este abogado de origen canario, miembro de la Sociedad Cubana de Orquídeas, fue famoso a nivel internacional por su colección de orquídeas, que constaba de unos 18.000 ejemplares.

Se estima que existen entre 25.000 y 30.000 especies de orquídeas en el mundo. A finales de 2012, investigadores de la Universidad española de Vigo, que trabajaron junto con los Servicios Ambientales del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, en el oriente cubano, descubrieron dos nuevas variedades cubanas, la Encyclia navarroi y la Tetramicra riparia. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.