Papa que visitará Cuba abandera tema ambiental

La gira papal en la nación caribeña comenzará el 19 de septiembre con un mensaje a favor del diálogo dentro y fuera de la Iglesia Católica.

Por primera vez, un Pontífice dedica una encíclica al cuidado ambiental.

Por primera vez, un Pontífice dedica una encíclica al cuidado ambiental.

Foto: Tomado de REUTERS

La Habana, 23 jun.- El Papa Francisco, que arribará a Cuba en septiembre próximo, no deja de sorprender y ahora lo hace con una propuesta crítica para frenar el deterioro ambiental en el planeta.

El primer pontífice latinoamericano de la Historia y pieza clave en el deshielo entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos, puso el creciente deterioro ambiental en el centro de atención de la Iglesia Católica durante la encíclica titulada Laudato Si (Alabado Sea), publicada el pasado 18 de junio.

Con proyección ecuménica, el sacerdote exhortó a gobiernos y personas a gestionar políticas públicas garantes de ecosistemas saludables y sostenibles.

El peligro de desaparición de la especie humana “nos pone ante la urgencia de avanzar en una valiente revolución cultural”, advirtió.

A lo largo de 191 páginas analizó los principales riesgos para la vida en el planeta, como el calentamiento global, el impacto de la actividad humana en el cambio climático y la “deuda ecológica” de los países ricos con las naciones empobrecidas.

Al mismo tiempo recomendó crear instituciones internacionales que favorezcan regulaciones efectivas a nivel gubernamental, así como el empoderamiento de la sociedad civil, a fin de presionar a los líderes políticos con el objetivo de impulsar nuevas y más eficaces disposiciones ecológicas.

Francisco criticó con dureza el actual “sistema de relaciones comerciales y de propiedad estructuralmente perverso”, con el cual naciones industrializadas condenan a la pobreza a países y regiones completas.

Rechazó asimismo el argumento de que solo a través del crecimiento económico se puede resolver el hambre, la pobreza y recuperar el medio ambiente.

“Un veinte por ciento de la población mundial consume recursos en tal medida que roba a las naciones pobres y a las futuras generaciones lo que necesitan para sobrevivir”, remarcó.

De igual manera, sugirió reemplazar “progresivamente y sin demora” la tecnología basada en combustibles fósiles muy contaminantes, como el carbón, el petróleo y el gas.

Añadió que la polución derivada de cientos de millones de toneladas de residuos anuales, muchos de ellos no biodegradables e incluso altamente tóxicos y radioactivos, han llevado a que “la Tierra, nuestra casa, se convierta cada vez más en un inmenso depósito de porquería”.

El obispo de Roma abogó por una comunión entre la técnica y la ética y fomentar “el amor a la sociedad y el compromiso por el bien común”, con el objetivo de ponerle bridas a un modelo de consumo que “provoca una sensación de inestabilidad e inseguridad que a su vez favorece formas de egoísmo colectivo”.

Como parte de su mensaje esperanzador y de amplio espectro, Francisco confió en que “no todo está perdido, porque los seres humanos, capaces de degradarse hasta el extremo, también pueden sobreponerse, volver a optar por el bien y regenerarse, más allá de todos los condicionamientos mentales y sociales que les impongan”.

“Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos”, suscribió.

Diversos medios de comunicación consideran “histórico” el mensaje por ser la primera vez que un Pontífice dedica un documento semejante al cuidado ambiental. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.