Proyecto ambientalista cubano ratifica su compromiso

El proyecto Acualina cumplirá en julio su aniversario 15 de trabajo en defensa del entorno, en especial las costas y el mar.

La educación ambiental para las nuevas generaciones y el cambio de conducta de los adultos son necesarios para poner freno al deterioro ambiental y revertirlo.

Foto: IPS_Cuba

La Habana, 9 jun.- Los habituales paseos de las familias y los vecinos a la playita de 110, en la porción oeste de esta capital, se ven limitados. Donde antes jugaban los niños, ahora aparecen cada vez con más frecuencia desechos urbanos y animales sacrificados para ofrendas religiosas.

Por ello, el proyecto Acualina escogió ese lugar para su acción de saneamiento por el Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio.

Con mensajes ambientales, poesías, canciones y una acción de saneamiento, el proyecto del municipio habanero de Playa, ratificó su compromiso con el entorno con una acción más de las que a favor del ambiente desarrollan niñas, niñas, adolescentes, familias y docentes a lo largo de todo el año.

“Acualina está en todos los lugares donde puede estar y este es un día muy especial, porque queremos cuidar el planeta, pues no es un secreto para nadie su estado”, dijo a la Redacción IPS Cuba ÁngelaCorvea, creadora de la iniciativa comunitaria de educación ambiental.

Sin dejar de reír, niñas y niños de la escuela primaria Eliseo Reyes, del reparto Náutico, donde surgió el proyecto, se tomaron muy en serio la jornada.

Con guantes y sacos en mano, las y los participantes caminaron una y otra vez por la playa, hurgaron debajo del mangle y entre el arrecife llamado localmente “diente de perro”, para que ninguna basura se les escapara.

Los desechos domésticos y otros tipos de escombros van a parar al mar. El periodo de descomposición puede demorar entre 100 y 1.000 años, mientras que la del vidrio es indefinido.

Foto: IPS_Cuba

Crece la presencia

En esta oportunidad se sumaron a la jornada de higienización de la costa representantes de la no gubernamental Fundación Antonio Núñez Jiménez, de las embajadas de Suecia, Noruega y el Congo, familiares de los niños del proyecto, buzos y vecinos de la zona.

“El 5 de junio es un día señaladoa nivel mundial como el del agua y de la tierra, pero este es un asunto de todos los días, de lo cotidiano, de todo lo que seamos capaces de hacer en nuestros barrios, comunidades, para desde ahí ir formando valores en las familias y en la infancia”, destacó Corvea.

Para el embajador de Suecia en Cuba, JonasLovén, el medio ambiente es un área donde hay que cooperar entre países, porque todos compartimos el mismo planeta.

“Las cosas están graves, ahora hace sol, pero hace una semana, el país fue azotado por fuertes lluvias que ocasionaron cantidad de daños y son consecuencia del cambio climático. Ojalá los jóvenes puedan ser más conscientes de lo que lo hemos sido sus padres y abuelos”, enfatizó el diplomático sueco.

MonaFroystad, primera secretaria de la Embajada de Noruega en La Habana, declaró: “Somos un país nórdico y el mar tiene gran importancia para nosotros, por ello en muchos lugares se realizan actividades de este tipo. Cuba es una isla y eso la hace vulnerable y tiene un gran enfoque hacia el cuidado del mar”.

Al final de la limpieza, cuando los truenos comenzaron a amenazar, niños y niñas reunieron varios sacos con basura y los colocaron en los depósitos.

Tras su partida, dejaron una playa ordenada y, en los contenedores, pegatinas con la leyenda: “¿Sabías qué? Un ambiente limpio y sano nos da felicidad y seguridad. ¡Consérvalo!”.

Los grandes protagonistas de Acualina son niñas, niños, adolescentes, familias y docentes.

Foto: IPS_Cuba

Para llegar al mañana

La limpieza estuvo apoyada por un saneamiento previo, realizado por trabajadores de la empresa estatal de los Servicios Comunales del municipio, quienes en más de una ocasión han acudido al llamado de Acualina.

“Ha sido grande el trabajo que ha hecho Comunales. Esta playa de las calles 110 y 3ra, está en un lugar estratégico, muy cerca de la 5ta avenida, y realmente necesita que la cuidemos”, dijo Corvea.

A su juicio, tanto los pescadores como las personas que realizan prácticas rituales –algo que cualquiera está en su derecho hacer-, deben tener un poco de cuidado, porque esta es un área de baño de la población, adonde acuden las familias con niños.

“Estoy focalizada en el mar y las limpiezas de costa. Me he especializado en organizar jornadas de saneamiento y en coordinar todos los factores para que cada uno juegue su papel”, destacó la ambientalista.

Este año, el Día Mundial del Medio Ambiente enfatizó en el problema de los desechos plásticos, cuya proliferación resulta alarmante en todas las latitudes y requiere un cambio urgente de paradigma de consumo. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.