Proyectos culturales recuperaron un espacio insalubre en La Habana

Diversas manifestaciones artísticas lograron reunir a cientos de personas en una iniciativa ambientalista.

El laboratorio de serigrafía sobre tela Dame tu pulóver, con el apoyo del proyecto Clandestina, imprimieron imágenes sobre la temática medioambiental en pulóveres, bolsos y blusas.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 17 ago.- El Barrio Chino, en el populoso municipio habanero de Centro Habana, pudo disfrutar de diversas manifestaciones artísticas, que de forma didáctica y divertida enviaron un mensaje ambiental y reivindicaron el valor de las acciones comunitarias para rescatar espacios inutilizados.

La iniciativa, llamada Rayo.Cero, se desarrolló en un solar yermo ubicado en las inmediaciones del Centro de Arte Continua, organizador de la actividad junto a la Embajada Rebirth/Tercer Paraíso en Cuba.

El lugar que acogió la cita era ocupado por un complejo comercial, conocido como Feria de Rayo, que se incendió a inicios de 2017 y, desde entonces, la población comenzó a verter allí todo tipo de desechos.

Durante poco más de cuatro horas, el 8 de agosto, artistas locales y de la Habana Vieja ofrecieron sus “conocimientos, equipos y recursos para que los participantes experimentaran las múltiples maneras de relacionar el arte con la vida”, precisó la nota de prensa divulgada por el equipo organizador.

Niños, niñas y adolescentes fueron protagonistas de Rayo.Cero.

Foto: Archivo IPS Cuba

Entre los proyectos participantes estuvieron el laboratorio de diseño Clandestina, el estudio de arte corporal La Marca, la plataforma escénica de experimentación social Laboratorio Ibsen y el Dj productor Joyvan Guevara, alias Djoy de Cuba.

Además, se dieron cita la actriz y fotógrafa May Reguera, la revista El Oficio, la directora de teatro Martha Luisa Hernández (conocida como Martica Minipunto) y la Heladería Al Pirata, un negocio privado con perspectiva de responsabilidad social.

“En el verano, con tanto calor, tantas preocupaciones y escasos lugares donde llevar a los niños, es bueno tener una fiesta tan bonita cerca de la casa, con personas sanas, que solo buscan embellecer el entorno”, dijo a la Redacción IPS Cuba Celia Artiz, vecina del lugar.

Por otra parte, Gladys Contreras resaltó “que los juegos, la música y otras actividades tienen el poder de atraer a la gente, de hacer que escuchen y aprendan cosas a las que no prestan atención en el día a día”.

La joven, de 27 años, opinó que “si vives rodeado de fealdad y te acostumbras a ella, luego será muy difícil cambiar algo”.

En su opinión, “para que las personas dejen de ver el lugar como un vertedero hay que mostrarles otras opciones, enseñarles que aquí se puede crear, compartir…”.

Laura Salas, coordinadora de la Embajada Rebirth/Tercer Paraíso en Cuba, explicó que “la idea parte del espacio, porque justo al lado de la sede de Arte Continua está ubicado el solar yermo que antes era una tienda que se incendió, y desde entonces el lugar se convirtió en un gran basurero”.

“Los vecinos del lugar vertían todo tipo de desechos, que generaban malos olores, suciedad y peligro de enfermedades”, agregó.

A su juicio, “lo más importante es que los vecinos, con sus propios conocimientos, sean capaces de recuperar y regenerar un espacio que les pertenece”.

La artista May Reguera tomó fotografías a más de un centenar de personas.

Foto: Archivo IPS Cuba

Sobre la actividad, resaltó que “fue una gran colaboración, en la cual se vincularon varios proyectos desde sus esfuerzos propios, con muchos deseos de hacer”.

Salas también informó que el 10 de agosto realizaron un performance en la ciudad de Pinar del Río, a 157 kilómetros de La Habana, con la colaboración del Museo de Arte de esa ciudad.

Y adelantó que el próximo mes de noviembre “regresará a la isla Michelangelo Pistoletto, creador del concepto Tercer Paraíso, quien visita el país por quinta ocasión, esta vez con motivo del tercer fórum de la Embajada Rebirth, un espacio de diálogo, intercambio, propuestas; un momento ideal para crear alianzas y nuevas redes”.

Gisela Vilaboy, quien gestiona un emprendimiento llamado Bambú Centro, señaló que “es muy oportuno este llamado a transformar un espacio prácticamente convertido en un microvertedero”.

“Este municipio tiene una situación crítica con la higiene ambiental y todo intercambio de este tipo, con proyectos y artistas, compromete a las personas y sirve para crear lazos más cercanos”, añadió la artesana.

Además, comentó que “hacen falta más iniciativas que permitan socializar de una forma diferente, no violenta, solidaria, donde incluso el consumo de cualquier producto se haga de manera responsable para que los desechos no se conviertan en basura y se reciclen”.

Entretanto, Tancredi Francese, consejero de la Embajada de Italia en Cuba, ponderó “el nivel con el cual la gente se involucra, responde, se apropia de los espacios”.

“Me llama la atención cómo el arte llega a las calles, cómo entra en la vida cotidiana de las personas”, acotó. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.