Siembra de plantas espirituales abre caminos

En rituales de religiones afrocubanas, dominantes en Cuba, se llegan a emplear hasta 101 especies vegetales.

Tomado de Cubanet

Tiendas de artículos religiosos para la santería proliferan en ciudades como La Habana

La Habana, 20 feb.- Por su amplia demanda entre la población cubana y para evitar la extracción indiscriminada de la flora silvestre, especialistas proponen fomentar la siembra de plantas con uso religioso y espiritual, sobre todo en huertos y patios de la zona urbana y periurbana.

“Hay un mercado con una gran demanda. También es viable para que los productores diversifiquen sus fincas y huertos”, consideró Justo Torres, profesor de permacultura, un método para crear ambientes sostenibles.

“Muchas de las plantas que tienen uso religioso son aromáticas y perfectamente pueden integrarse en diseños donde sirvan como barreras biológicas para proteger de otros cultivos y plagas”, precisó.

De acuerdo con Torres, la vegetación silvestre de la nación caribeña sufre en la actualidad la depredación de especies como vencedor (Vitex agnus–castus L.) y ortiga (urtica), debido a que se estableció desde hace años un mercado sin el necesario apoyo productivo.

Tampoco existe un sistema ni la conciencia ambiental de reponer lo extraído.

“Nadie se ocupa de plantar ni de devolver la semilla al lugar de donde se sacó. No se tiene en cuenta que ese tipo de planta debe ser repuesta y protegida”, apuntó.

A juicio de Torres, este es un mercado que tiene y tendrá por largo rato una gran demanda gracias al crecimiento en los últimos años de las y los practicantes en Cuba de la santería o Regla de Osha-Ifá, un conjunto de sistemas religiosos que mezclan creencias católicas con la cultura tradicional yoruba y usan las más diversas especies de la flora en sus ritos.

“Es una oportunidad para los productores. Quienes las incluyan en sus patios y parcelas para abastecer los puntos de venta harán que ganemos todos: la economía y la naturaleza”, aseveró.

Para Torres, el cultivo de este tipo de plantas “es algo que debe tenerse en cuenta a la hora de diseñar un patio productivo -de los cuales hay miles en la capital- donde pueden alternarse con algunos frutales y plantas que serán usadas como condimentos”.

Otras de las ventajas de especies con uso religioso radican en que son perennes, autóctonas, resistentes y no demandan mucho riego ni atención, dijo.

Según el experto, en La Habana algunos huertos generan ingresos por la siembra de plantas espirituales como la parcela de la familia Falcón, ubicada en la céntrica barriada del Vedado, y la Unidad Básica de Producción Cooperativa Vivero Alamar, sita en el asentamiento costero del mismo nombre, a 15 kilómetros al este del centro capitalino.

Vivero Alamar produce algunas de estos arbustos para satisfacer la alta demanda, informó el ingeniero agrónomo Medardo Naranjo, subdirector técnico a cargo del desarrollo agroecológico de la cooperativa.

Sin embargo, algunos seguidores de estas creencias indican que las plantas a emplear deben ser extraídas de los bosques y montes para que surtan efecto los rituales.

En la religión yoruba, el uso de hierbas resulta indispensable y básico, de acuerdo con la bibliografía especializada. Son un componente esencial de la medicina mágica, limpiezas y depuraciones, y las consagraciones.

Se estima que el rito de la consagración puede requerir hasta 101 especies vegetales, de las cuales depende el poder y la virtud de la ofrenda, aseguran devotos de la santería.

Los textos indican que las hierbas deberán ser recolectadas por una persona santificada a Ossaín -deidad del panteón yoruba que conoce todos los secretos de las plantas, animales y minerales-, y por lo tanto autorizada para recogerlas del monte con todo su poder espiritual. (2014)

Un comentario

  1. Jesus

    Buenas su comentario es amplio y muy bonito pero yo busco conocimiento para sembrar esas plantas religiosas desde su inicio. Pudiera recondarme un libro que me ayude al cultivo de todas esas plantas y sus técnicas. Gracias

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.