¿En que áreas de la economía cree usted que podrían tener más éxito las cooperativas?

texto altern

6 comentarios

  1. Virgilio Ponce

    La agricultura puede ser el sector de máximo éxito del cooperativismo, pero la pequeña industria, los servicios pueden dar grandes frutos.
    Talleres de reparación de: autos, zapatos, equipos electro domésticos, ordenadores, muebles, etc. pueden ser también sectores q rendirían más en el cooperativismo.
    Y los talleres de: confección textil, fabricación de muebles, artículos para el hogar, etc. también pueden tener éxito.
    Las notarías, los abogados y algunas otras profesiones pueden trabajar también en cooperativas, así como los propietarios de taxis y camiones.
    Y los electricistas, plomeros, albañiles, pintores, mecánicos, etc. podrían formar cooperativas de servicio.
    La pequeña industria puede ser un sector muy importante y llegar a competir si formara cooperativas.
    Ya vemos q los paladares tienen un gran rendimiento y creo q en estos momentos más q un negocio familiar es en algunos casos una cooperativa.
    Lo importante del cooperativismo (de producción) es q encuentren la materia prima a precios justos.
    Los impuestos deben ser justos, permitiendo q tengan beneficios y estén motivados.
    Y para q el éxito sea real, lo más importante es q el hombre quiera y desee trabajar bien.

  2. Carlos Figueroa

    EN LA GASTRONOMÍA Y LAS PEQUEÑAS PRODUCCIONES Y SERVICIOS A LA POBLACIÓN, PERO QUE APORTEN REAL Y SIGNIFICATIVAMENTE AL PIB Y NO SEAN COOPERATIVAS, HABRÍA QUE VER SI PERMITEN AGRUPARSE EN COOPERATIVAS A LA GRAN FUERZA DE PROFESIONALES NECESITADOS DE ELEVAR SUS INGRESOS SALARIALES POR EL INCREMENTO DEL COSTO DE LA VIDA Y QUE HOY LE LIMITAN EJERCER SU TALENTO EN OTRAS ACTIVIADES A PESAR DEL PLURIEMPLEO.

  3. Mario Coyula

    las cooperativas deben cubrir el vacío que actualmente existe entre el trabajo estatal y el de muy pequeños cuentapropistas. Ninguno de los dos es productivo. Las cooperativas pueden reunir un poco más de capital y medios que el pequeño privado. Pero tengo entendido que en algunos países han terminado siendo de propiedad privada, no colectiva. Eso dicen que pasó con los kibbutzs en Israel.
    Pienso que no hay explicación para que haya cooperativas rurales y no haya urbanas. Pero antes de abrir las urbanas (de producción, créditos y servicios) habría que identificar las razones que han entorpecido el buen funcionamiento de llas agropecuarias. Si las cooperativas no funcionan bien, se desacreditan.
    Como arquitecto, pienso que las grandes empresas de construcción estatales deben quedar para las grandes obras de infraestructura –puertos, ferrocarril, industrias, carreteras, puentes, grandes almacenes… Las demás fuerzas constructivas estatales deberían convertirse en cooperativas, con el personal y los medios que actualmente tienen.
    Ahora al obrero de la construcción que trabaja para el Estado se le paga (y bastante bien, aunque en pesos cubanos), generalmente trabaja mal, es chapucero; y además roba materiales para hacer trabajos particulares.
    Las cooperativas deben tener una dirección técnica con un arquitecto o ingeniero civil, y todas las obras deberán sacar licencia y estar sujetas a las regulaciones, normas y reglamentos, como era hasta los años Ochenta.
    Ese control urbanístico se desmoronó, perdió al personal más calificado, y los inspectores de base no son confiables. A más descentralización debe haber más control, y para tener a un personal bien calificado para ese control, hay que pagarlo bien. Eso además ayudaría a evitar la tentación del soborno.
    Es importante que haya varias cooperativas que hagan el mismo tipo de trabajo, para que estén sometidas a la competencia.
    Saludos,
    Mario Coyula

  4. Josué Portal

    No veo en las cooperativas una clase de sistema de gestión económica superior, sino uno más con sus pros y contras. Me preocupa el peso que se les está dando en el debate sobre lo que necesita Cuba para asegurar su futuro, lo que una vez más nos distrae de la causa raíz de los problemas. ¿Por qué han fallado verdaderamente las empresas estatales cubanas? Mi opinión es que, por un lado, no se les ha permitido ser “empresas” y, por otro, han estado mucho menos sometidas al escrutinio del público que, incluso, bastantes empresas privadas del resto del mundo. Entonces, el asunto del tipo de propiedad no parece ser el que cuenta, al menos en el caso de Cuba.

    Las cooperativas pueden fallar por las mismas razones. No soy devoto de la propiedad estatal, pero sí del criterio que con empresas públicas podría llegarse un poco más lejos, si fuera esto lo que sinceramente se deseara.

    Lo que el país necesita es encaminarse en la ruta del progreso. Esto requiere potenciar la innovación. ¿Alguien ha evaluado seriamente la capacidad innovadora de las cooperativas? Si, como pienso, su potencial innovador es de bajo a nulo, el futuro de Cuba, visto desde hoy, podría ser hasta más incierto.

    No obstante, considero que en actividades con escasos requisitos de innovación –entiéndase, actividades muy repetitivas o de corte y clava- sí pudieran tener cierto éxito, aún más en un país que prácticamente volverá a empezar de cero en cuestiones de eficiencia empresarial. Siento que esto se alinea con la propuesta de Coyula. Yo me atrevería a proponer que se cooperativice todo el comercio, incluyendo la parte de importación del comercio exterior. Aunque, repito, veo en esto una solución parcial y temporal a nuestros problemas.

  5. Carla

    En el área de la gastronomía y los servicios.

  6. Sylvia Valls

    [versión editada] El fracaso de la agricultura bajo el régimen estatista ha sido reconocido como la principal falla de la economía de corte “marxista”, aunque resulta igualmente destructiva a la larga la agricultura industrial y corporativista. Las cooperativas para la adquisición y empleo de los insumos agrícolas, incluyendo los implementos necesarios para una producción no mecanizada sino manual, me parece lo ideal. También las cooperativas para las artesanías derivadas de la agricultura y la crianza de animales con el fin de obtener los insumos necesarios y hasta cierto punto la comercialización de los productos. La noción de compartir en solidaridad debe tomar precedente ante la malsana y desastrosa competitividad capitalista que poco o nada tiene que ver con nuestras libertades y con nuestras necesidades reales.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.

¿Qué opina usted sobre la religiosidad de la población cubana?

¿Cómo valora el interés por conocer Cuba que ha despertado el anuncio de relaciones diplomáticas entre este país y Estados Unidos?

¿Qué opina sobre el plan de informatización de la sociedad cubana propuesto por el gobierno?

¿Cómo valora el poder de decisión de los gobiernos locales sobre el desarrollo de los municipios?