Académico observa nuevas relaciones entre Cuba y Estados Unidos

Sendas naciones viven un conflicto de más de 50 años plagados de confrontaciones directas.

Jorge Luis Baños - IPS

El tema de las relaciones Cuba-Estados Unidos aparece por estos días con marcada frecuencia en la prensa internacional.

La Habana, 18 jun.- Con vistas a informar a la gente y “evitar las sorpresas”, el politólogo Esteban Morales dedica un texto a cómo interpretar “una serie de acontecimientos” que a su juicio se han acumulado y “parecen estar impulsando el cambio de política de Estados Unidos hacia Cuba”.

“A casi seis meses del segundo mandato de Barack Obama (el actual presidente de la nación norteña), parece estarse gestando un acercamiento entre ambos países”, asegura el especialista en el artículo “¿Una nueva política de Estados Unidos hacia Cuba?”, con fecha del 13 de junio y replicado por blogs como Dialogar, dialogar.

Destacó la importancia de que la población cubana esté al tanto de los cambios que su juicio se suceden “para calibrar las reacciones que en la sociedad civil cubana se pueden comenzar a producir” ante unas posibles nuevas circunstancias.

Y es que ambos gobiernos viven un conflicto de más de medio siglo, que pasa por diferencias ideológicas, políticas y económicas.

De hecho, no mantienen relaciones diplomáticas desde 1961 y pocas han sido las coyunturas favorables al diálogo durante esas décadas plagadas de graves desacuerdos.

Incluso se ven como “enemigos” y el país de América del Norte impone al archipiélago cubano un bloqueo económico y financiero desde 1962 que afecta hasta la vida cotidiana.

Morales aseguró que “nunca había existido un ambiente interno como el que se está produciendo ahora dentro de Estados Unidos, en la formación de un consenso para que la política hacia Cuba cambie.”
Un hecho subrayado por el académico es la reunión sostenida en mayo pasado, en Washington, entre Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado, y Josefina Vidal, Directora de América del Norte de la Cancillería Cubana para emprender conversaciones sobre asuntos de interés mutuo.

Otros pasos importantes identificados en el artículo son la ampliación de las visas de hasta de cinco años otorgadas a cubanos y cubanas, flexibilización de los intercambios académicos, culturales y los llamados contactos pueblo a pueblo, conversaciones realizadas en la Base Naval de Guantánamo y más colaboración interguardacostas en la lucha contra el narcotráfico.

El experto calificó la política estadounidense desplegada hacia Cuba de “compás de espera”, en un intento de “aprovechar la compleja situación interna que Cuba ha atravesado, dentro de un proceso de cambios, caracterizado por la intención de la isla de reconstruir su modelo económico”.

El retiro de Fidel Castro, el líder histórico de la Revolución Cubana de 1959 y al frente del país hasta 2006, es un elemento que Morales consideró clave para que más decisores y actores influyentes como empresarios e intelectuales en Estados Unidos apostaran por transformar la vieja política dirigida hacia la nación caribeña.

Sin embargo, Morales aclaró que “no podemos esperar que se trate de un cambio de política para convivir con Cuba, sino para cambiar a Cuba” ni que Barack Obama pueda “levantar el bloqueo”, pues solo está en manos del congreso estadounidense eliminarlo.

La víspera, la Universidad Internacional de la Florida divulgó los resultados de una encuesta realizada a mil cubanoamericanos residentes en el condado de Miami, de los cuales 68 por ciento favorece el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países y la eliminación de todas las restricciones de viajes a la nación caribeña.

El apoyo a un acercamiento se mantiene sólido en todas las edades hasta los 70 años, después de los cuales disminuye significativamente, según la investigación que corrobora la idea de que las nuevas hornadas de inmigrantes cubanos son más proclives a la reconciliación con su país natal.

Pero con respecto al embargo, la encuesta reportó que las opiniones a favor y en contra son casi de 50 y 50. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.