Becas en Medicina: el apoyo de Cuba a la paz en Colombia

El gobierno cubano colabora desde hace décadas con la formación de profesionales de la salud, sobre todo de naciones en vías de desarrollo.

La ELAM ha formado más de 28.500 profesionales de la salud de 105 países.

Foto: Tomada de Flickr

La Habana, 7 sep.- Un segundo grupo de 196 colombianas y colombianos llegó a Cuba para estudiar medicina, beneficiados con el programa de un millar de becas otorgadas por el país caribeño para contribuir al proceso de paz y el postconflicto en la nación sudamericana.

El grupo lo integran excombatientes de las otrora insurgentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), familiares de excombatientes y de la fuerza pública, personas desplazadas por la violencia, víctimas del conflicto y un exintegrante de la Policía Nacional.

A fines de agosto de 2017, arribaron al país insular los primeros 186 beneficiados y beneficiadas con este programa, quienes ya vencieron el primer año.

Para la segunda convocatoria, se presentaron 442 aspirantes de 27 departamentos colombianos, quienes se sometieron a un proceso de selección que contó con pruebas de conocimientos y actitud y una entrevista efectuada por personal docente de la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas (ELAM), en el oeste de la capital cubana.

Los estudiantes provienen de diversos rincones de Colombia.

Foto: Tomada de Flickr

La iniciativa cuenta además con el apoyo logístico de la Unión Europea, que asume los gastos de desplazamiento, y permitirá a estos jóvenes “cumplir su sueño de ser profesionales”, destacó una nota de prensa de la Presidencia de Colombia, de este martes 4 de septiembre.

“Estos hombres y mujeres esperan contribuir a la construcción de paz, democracia y reconciliación. Provienen de diversos rincones del país y representan la diversidad sociocultural de nuestro territorio”, indicó por su parte un comunicado de las FARC.

“Confiamos que todas y todos se formen como profesionales íntegros, comprometidos con la vida y que regresen a sus regiones a aportar sus conocimientos en los sectores más necesitados”, agregó.

De 2012 a 2016, La Habana fue sede de las conversaciones entre negociadores del gobierno colombiano y la guerrilla comunista, que culminó con la firma de un histórico Acuerdo Final que puso fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

Tras deponer las armas, las FARC-EP se convirtieron en un partido político (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) y sus integrantes iniciaron un proceso de reinserción en la sociedad. Más de 6.000 insurgentes se desmovilizaron.

En marzo de 2017, el gobierno cubano propuso a Bogotá otorgar durante un lustro 1.000 plazas (hasta 200 anuales) para que jóvenes desmovilizados y personas relacionadas con el conflicto estudiaran medicina en la isla caribeña.

La iniciativa intenta solventar en parte la situación de los excombatientes de las FARC, muchos de los cuales carecen de estudios universitarios y pasaron gran parte de su vida en los campamentos de la guerrilla.

Por ello, encontrar un empleo o iniciar estudios resulta un desafío para las y los desmovilizados.

En agosto de 2005, 495 estudiantes de naciones de América del Sur obtuvieron su título como médicos durante la primera graduación de la ELAM.

Fundada por el líder Fidel Castro (1926-2016), el 15 de noviembre de 1999, la institución docente forma Médicos Generales Integrales, orientados hacia el trabajo de la atención primaria de salud, lo cual ha beneficiado la cobertura asistencial en América Latina y el Caribe y otras regiones del planeta.

Nació como parte del programa de colaboración médica iniciado a fines de 1998, tras el devastador paso de los huracanes George y Mitch por la región del Caribe y América Central.

Según cifras oficiales, en sus casi dos décadas de creada, la ELAM ha formado más de 28.500 médicos de 105 países.

Para ello se apoya en las 21 facultades de Ciencias Médicas distribuidas a lo largo y ancho del país.

La única condición para estudiar en la ELAM es poseer de 17 a 25 años y comprometerse a regresar a sus países a ejercer la carrera.

Las becas incluyen hospedaje, alimentación, libros, uniformes y un estipendio mensual desde el primero hasta el último año de estudios. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.