Raúl Castro apuntala cambios dentro del socialismo

Raúl Castro alertó que la actualización del modelo cubano será “gradual” y “llevará mucho trabajo” en el plano jurídico y ejecutivo.

Jorge Luis Baños - IPS

La

LA HABANA, 19 abr (IPS) – Acompañado sorpresivamente por el líder histórico Fidel Castro, su hermano Raúl clausuró este martes el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) con un llamado a “cambiar todo lo que debe ser cambiado”, pero sin apartarse del rumbo socialista elegido el 16 de abril de 1961.

“Se acabó el congreso, a trabajar ahora”, fue la frase de despedida del presidente de Cuba, Raúl Castro, para los casi 1.000 delegados que sesionaron los últimos cuatro días en La Habana y lo eligieron nuevo primer secretario del gobernante PCC.

“Asumo mi última tarea, con la firme convicción y compromiso de honor de que el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba tiene como misión principal y sentido de su vida defender, preservar y proseguir perfeccionando el socialismo y no permitir jamás el regreso del régimen capitalista”, añadió en su alocución.

Con esa declaración de principios, el también presidente del Consejo de Estado reconoció su voluntad de encabezar lo que llamó proceso necesario de renovación de los puestos fundamentales, tanto en el partido como en el gobierno, como parte de una política permanente que va más allá del necesario rejuvenecimiento actual.

En lo que fue considerado como un ejemplo de “verdadera democracia”, el VI Congreso aprobó los Lineamientos de la Política Económica y Social tras un proceso de varios meses que involucró a más de 8,9 millones de personas y culminó con agregados y nuevas modificaciones en las comisiones de la cita partidista.

Tras las más de tres millones de reuniones realizadas a nivel de base, solo 94 lineamientos del proyecto original de 291 quedaron sin modificación. Finalmente el proceso culminó con un documento de 313 puntos.

En lo que respecta a la nueva integración del Buró Político y del Comité Central del Partido, elegidos en la cita, se marcan diferencias importantes entre uno y otro.

En el Comité Central se pueden ver cambios, considerados “un primer paso” hacia lo que Castro llama el “proceso gradual de renovación y rejuvenecimiento de la cadena de cargos políticos y estatales”.

En la elección de los 115 miembros de ese cuerpo se avanzó en una mejor representatividad por género y raza. Las mujeres pasaron de cubrir 13,3 por ciento del de cargos a 41,7 por ciento y las personas negras y mestizas ascendieron de 10 por ciento a 31,3 por ciento.

En cambio, la “renovación” en esos aspectos apenas tocó al Buró Político. La mayoría de sus 15 nuevos integrantes pertenecen a la generación histórica, incluido el nuevo segundo secretario, el vicepresidente José Ramón Machado Ventura, y sólo una mujer accedió a esa instancia.

Aunque Castro no dio promedio de edades, aseguró que una buena parte del nuevo Comité Central del PCC son jóvenes, graduados universitarios y especialistas calificados, de procedencia obrera, con una vida política activa y experiencia en la base de más de 10 años, sin abandonar el trabajo en sus profesiones.

Asimismo, la propuesta de limitar a 10 años el tiempo en que una persona puede permanecer en un cargo de máxima responsabilidad, presentada por el mandatario en el Informe Central al Congreso, será elevada a la próxima Conferencia Nacional del Partido, convocada para el 28 de enero de 2012.

La frase “cambiar todo lo que deba ser cambiado”, incluida en el concepto de revolución elaborado por Fidel Castro, será también “el espíritu” de la conferencia que se propone “evaluar con objetividad y sentido crítico el trabajo del partido” y determinar las transformaciones necesarias para que pueda mantener su liderazgo en la sociedad.

Aunque Fidel Castro no habló en la clausura del Congreso, expresó su opinión mediante sus Reflexiones. Foto: Jorge Luis Baños - IPS futuro de la nación cubana”, dijo Raúl Castro al valorar “el primer ejemplo” dado por el aún reconocido como Comandante en Jefe cuando pidió no ser incluido en la candidatura del Comité Central.

El “regalo” de la presencia en la clausura del más alto dirigente del PCC desde su fundación en 1965 sorprendió a los delegados, según las imágenes transmitidas en vivo por la televisión nacional. Contrario a los que siempre se espera de él, Fidel Castro no hizo uso de la palabra durante la sesión de este martes de menos de dos horas.

Sin embargo, su opinión estuvo presente con la publicación de varias de sus Reflexiones, como se llama la columna de opinión que se ha convertido en su principal tribuna desde su retiro de los cargos públicos por enfermedad en 2006. “Mientras más pequeño sea un país y más difíciles las circunstancias, más obligado está a evitar errores”, alertó el lunes.

En su anterior aparición en público en lo que va del año, el histórico jefe de la Revolución Cubana se reunió en febrero con intelectuales que asistieron en La Habana a la Feria Internacional del Libro.

Ese encuentro sucedió al realizado el 17 de noviembre con varias decenas de alumnos, rectores y dirigentes del movimiento estudiantil para evocar su discurso pronunciado cinco años antes en el que alertó sobre el peligro de las desviaciones internas que podrían hacer reversible la Revolución y sobre graves amenazas que acechaban a la humanidad.

Siguiendo la línea de pensamiento de su hermano, Raúl Castro ratificó la idea de que “el principal enemigo” del camino de actualización del modelo económico y social cubano, que se inicia con el Congreso, serán “nuestras propias deficiencias”.

Debemos tener los “pies y los oídos bien atentos y pegados a la tierras” para superar los obstáculos y los errores y nunca olvidar que “una tarea de tamaña dimensión para el futuro de la nación no podrá admitir improvisaciones ni apresuramientos”, agregó.

Convencido de que Cuba está entre el reducido número de países que cuentan en el mundo con las condiciones para “transformar su modelo económico y salir de la crisis sin traumas sociales”, Raúl Castro alertó que esta “actualización” no será de la noche a la mañana y llevará mucho trabajo, tanto en el plano jurídico como ejecutivo.

Para alcanzar el éxito, arengó, lo primero que habrá que “modificar en la vida” partidaria “es la mentalidad, que es como una barrera psicológica”. Eso es lo que más trabajo llevará superar, “al estar atada durante largos años a los mismos dogmas y criterios obsoletos”, indicó el ahora también primer secretario del PCC. (FIN/2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.