Conferencia comunista: cambios sin concesiones

La Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba deberá aprobar hoy una Resolución sobre los Objetivos de Trabajo de la organización.

Jorge Luis Baños - IPS

Los militantes llamaron al cambio de mentalidad y al diálogo interno en un “sistema socialista intocable”

La Habana, 29 ene.- “Hacer los cambios necesarios, pero sin la más mínima concesión al enemigo”, fue uno de los mensajes divulgados por la prensa nacional cubana sobre la primera jornada de la Conferencia Nacional del Partido Comunista de Cuba (Pcc) que sesiona desde el sábado 28 de enero hasta este domingo en la capital de la isla.

Así, el sentido de confrontación con un enemigo, interno o externo, del proceso iniciado con el triunfo de la Revolución Cubana en 1959, se mantiene como telón de fondo de las transformaciones emprendidas en la isla con el propósito oficial de “cambiar todo lo que debe ser cambiado” para salvar el socialismo.

En este sentido, el vicepresidente del Consejo de Ministros Marino Murillo aseguró, según versiones de prensa, que “se han hecho y se harán las modificaciones que sean necesarias a las leyes, pero que hay una frontera a todo: el sistema socialista es intocable”.

De ahí, añadió, los mecanismos de amortiguación para contener las lógicas desigualdades que generan los altos ingresos de algunos segmentos de la sociedad y la certeza de que nadie quedará desamparado en el sistema de justicia social que podamos garantizar y que los ingresos, no importa su cuantía, sean el fruto del trabajo honrado.

Realizada a puertas cerradas y con muy limitada cobertura de prensa, a pesar de su incidencia en la vida de toda la población de la isla, la Conferencia Nacional sesionó en cuatro comisiones de trabajo y, según trascendidos, escuchó varios llamados al cambio de mentalidad y al diálogo interno.

Entre los principales momentos o reflexiones, publicados por la prensa nacional cubana, aparecen:

Comisión 1: Funcionamiento, métodos y estilo de trabajo del Partido

-Concentrar el trabajo de la militancia en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social.

-Fortalecimiento de las acciones contra la indisciplina social, las ilegalidades, la corrupción y otras conductas negativas.

-Exigencia de la debida atención a todos los planteamientos de la población en cualquier escenario.

-Es vital la exigencia y el control del Partido en todas las transformaciones actuales.

-Fomentar el ejercicio de la crítica y la autocrítica en el lugar adecuado, de forma correcta y oportuna, bajo el principio de que en el Partido todos tienen derecho a criticar, y nadie está exento de ser criticado.

-Enfrentar cualquier intento de tomar represalias contra quienes critican, incluyendo sancionar a los responsables.

-Mayor flexibilidad al planificar el trabajo de las estructuras del Partido y de sus cuadros, desterrar la improvisación, así como revisar conceptos concernientes a las organizaciones de base y a los instructores.

-La rendición de cuentas como método de trabajo, la necesidad de respetar la jornada laboral al concebir y planificar las reuniones, y la pertinencia de eliminar la interferencia o suplantación, por el Partido, de las funciones y decisiones que corresponden al gobierno y entidades administrativas.

Comisión 2: El trabajo político e ideológico

-Fortalecimiento de la unidad nacional en torno al Partido y la Revolución.

Datos de una cita

La versión inicial del documento base de la Conferencia Nacional fue publicada en el mes de octubre y debatida en más de 65.000 reuniones de los núcleos del Pcc y comités de base de la Ujc, en las que se emitieron más de un millón de opiniones.

Los 811 delegados, electos en reuniones territoriales celebradas en los primeros días de enero, analizaron las modificaciones propuestas al documento base, que incluyeron cambios a 78 de sus 96 objetivos y la incorporación de otros cinco.

Datos oficiales indican que el 42,7 por ciento de los delegados a la conferencia eran mujeres y 37,5 por ciento personas negras y mestizas. Según se conoció, en 2011 la presencia femenina en puestos de dirección ascendió a 37 por ciento en los organismos de la administración central del Estado y más del 41 por ciento en el Poder Popular (gobierno).

-Estrechar el vínculo permanente con las masas y afianzar el trabajo político e ideológico con formas creativas.

-Acrecentar la participación consciente, protagónica y transformadora del pueblo en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social.

-El carácter ético y productivo del trabajo como forma de contribución consciente a la sociedad y la importancia del ahorro hoy como fuente de ingresos.

-El enfrentamiento a los prejuicios y conductas discriminatorias para garantizar la unidad de “todos los patriotas”.

-La consolidación de la política cultural, así como los modos que permitirán a los medios de comunicación desempeñar con más eficacia su rol.

-El deber del Partido de atender a los trabajadores por cuenta propia.

Comisión 3: Política de cuadros

-Exigir que “los cuadros” se promuevan desde la base, en concordancia con los resultados.

-La selección debe estar basada en la gradualidad, en los resultados, y para asegurar que así sea y evitar la improvisación.

-Todo está escrito, lo que hay es que cumplirlo.

-La promoción progresiva y sostenida de mujeres, negros, mestizos y jóvenes, no debe ser coyuntura, sino objetivo sostenido.

-La necesidad de renovar paulatinamente los cargos de dirección y definir los límites de permanencia por tiempo y edades, es estratégica.

-La evaluación de los cuadros debe ser sistemática, oportuna en los señalamientos y priorizada por las organizaciones de base del Partido.

-Evaluar la ética de los cuadros, pero vinculándola a la responsabilidad concreta.

Comisión 4: Relaciones del Partido con la Unión de Jóvenes Comunistas y las organizaciones de masas

-Lo más importante ya no es el qué, sino el cómo llegar a una efectiva atención a la UJC.

-Los cuadros y la responsabilidad en la preparación de la UJC y las organizaciones de masas.

-La médula del trabajo del Partido tiene que estar dirigida a tratar a cada ser humano con sus características.

-Elevar la edad mínima para ingresar a la UJC a 16 años permitiría llegar a una militancia con más madurez política, más preparada.

-La importancia de generar nuestras propias riquezas para lo cual hace falta comprensión no solo en los jóvenes, también en la familia.

-Los Comités de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas tienen que centrar su contenido, sin formalismo y sin metas, en la comunidad, única manera de fortalecer el sentido de pertenencia a ellas. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.