Corrupción: Sanciones a directivos de aeronáutica civil y farmacéutica

Las condenas comprenden de 3 a 13 años por el delito de corrupción.

Jorge Luis Baños - IPS

El juicio contra directivos del Instituto de Aeronáutica Civil es el cuarto que sale a la luz en 2011 por motivos vinculados a la corrupción.

La Habana, 29 jul.- El tribunal provincial de La Habana sancionó a directivos y funcionarios cubanos del Instituto de Aeronáutica Civil y de la Empresa Comercializadora de Productos Biotecnológicos y Farmacéuticos a penas de entre 3 y 13 años de privación de libertad por el delito de corrupción, trascendió en una nota oficial leída durante el Noticiero Nacional de la televisión estatal.

Los acusados “recibieron dinero y otros beneficios para favorecer inversiones en entidades extranjeras en prejuicio de las propias empresas cubanas” causando “cuantiosas pérdidas a la economía”, añade la nota.

El tribunal consideró como autores del delito de cohecho de carácter continuado a José Heriberto Prieto Ferrer, director de carga de Cubana de Aviación, condenado a 13 años de privación de libertad. Amnerys de la Cuesta Córdova, subdirectora comercial, directora adjunta y directora de carga de la misma entidad y Mercedes Rodríguez Martínez, ex subdirectora de gestión de ventas de la Empresa Cubana de Aviación, fueron sancionadas a 10 años de cárcel.

Emilio González Farrat, ex director comercial de la corporación de la Aviación Civil S.A., Pedro César Medina Núñez, ex director adjunto de carga de Cubana de Aviación e Indira Lezcano Triana, ex directora de la unidad económica de la oficina comercial de la Empresa Aerovaradero fueron sentenciados a 6 años de privación de libertad.

También fueron sancionados a penas de 3 a 10 años funcionarios y técnicos de la Empresa Comercializadora de Productos Biotecnológicos y Farmacéuticos, Heber Biotec S.A.

Además, el tribunal autorizó “la confiscación de los bienes y el dinero adquirido como parte de su actividad delictiva y la prohibición del ejercicio de las profesiones y cargos u oficios que desempeñaban hasta el momento de los hechos” a los sancionados, señala la nota oficial.

Los acusados contaron con las garantías establecidas en la legislación procesal penal y “los abogados expusieron ante el tribunal los elementos que consideraron pertinentes”.

Tanto los sancionados como el fiscal podrán establecer en lo adelante el recurso de casación contra la decisión judicial ante la sala penal del Tribunal Supremo Popular.

Otros cuatro procesos judiciales similares han trascendido a la prensa en lo que va de año. En mayo, se juzgó en ausencia al empresario chileno Max Marambio, y al ex ministro cubano de la Industria Alimentaria Alejandro Roca, por delitos de corrupción. Respectivamente, fueron castigados con 20 y 15 años de prisión.

En julio, un tribunal cubano sancionó al empresario francés Jean-Louis Autret a 15 años de privación de libertad por delitos de lavado de dinero, actividades económicas ilícitas, tráfico de divisas y evasión fiscal. Además, fueron condenados ocho funcionarios cubanos por falsificación de documentos públicos y cohecho.

Recientemente, durante una reunión del Consejo de Ministros, el presidente cubano Raúl Castro declaró que “quien cometa una violación, sea cual sea esta, se le pedirán cuentas por ello, y en este sentido comenzarán a desempeñar cada vez un papel más determinante nuestros tribunales, jueces y fiscales”.

Por otra parte, el politólogo cubano Esteban Morales, en declaraciones exclusivas para IPS enfatizó en el “peligro extraordinario” que representa la corrupción para el país y añadió que “su poder corrosivo” la convierte en un asunto de “seguridad nacional” (2011).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.