Cuba celebra Día de la Rebeldía Nacional

El acto, que cada año recuerda el asalto fallido en 1953 a dos cuarteles del oriente cubano, tuvo lugar en la ciudad central de Sancti Spíritus.

En primera fila en el acto, algunos de los principales dirigentes del país en los actuales momentos.

Foto: Tomada de Cubadebate

La Habana, 26 jul.- Con felicitaciones al ex presidente Fidel Castro por su 90 cumpleaños y alusiones al actual bajón económico, se realizó en la central ciudad de Sancti Spíritus el acto por el Día de la Rebeldía Nacional, que recuerda un hecho histórico desencadenante de la Revolución Cubana de 1959.

El discurso principal fue dictado por José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, quien realizó un balance de la actualidad nacional y la provincia sede del acto.

Resaltó que las autoridades comprenden la importancia de los debates ciudadanos, que desde junio pasado y hasta septiembre próximo, se realizan en centros laborales y barrios sobre dos documentos claves en la reforma económica y social emprendida en 2008 por el gobierno de Raúl Castro.

También lanzó palabras de aliento y compromiso a la población, por “las circunstancias complejas como las actuales”.

Oradores en la última década

Desde los tiempos de presidente en funciones, Raúl Castro solo pronunció la alocución central en cuatro ocasiones (2007, 2008, 2009 y 2013), pues delegó esa responsabilidad en el segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura, y el Comandante de la Revolución, Ramiro Valdés:

2007: Raúl Castro, Camagüey

2008: Raúl Castro, Santiago de Cuba

2009: Raúl Castro, Holguín

2010: José Ramón Machado Ventura, Santa Clara

2011: José Ramón Machado Ventura, Ciego de Ávila

2012: José Ramón Machado Ventura, Guantánamo

2013: Raúl Castro, Santiago de Cuba

2014: Ramiro Valdés, Artemisa

2015: José Ramón Machado Ventura, Santiago de Cuba

2016: José Ramón Machado Ventura, Sancti Spíritus

La economía de la isla caribeña se vio obligada a realizar ajustes sobre todo en el consumo energético, debido, a juicio de Machado Ventura, por el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos desde 1962 y dificultades externas fuera del control de la gestión económica cubana.

El 26 de julio recuerda los fallidos asaltos a los cuarteles Guillermón Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo, ambos en el oriente cubano. Ese día de 1953, más de un centenar de jóvenes conducidos por Fidel se levantaron en armas en ambas ciudades orientales.

Tras el triunfo revolucionario en 1959, la efeméride devino ocasión para pronunciar el considerado como discurso más relevante del año, donde Fidel solía trazar directrices políticas hacia el futuro o analizaba importantes acontecimientos del panorama nacional e internacional.

Escenario de crisis

El 8 de julio pareció caer un balde de agua fría sobre los planes de desarrollo a mediano y largo plazo del país, cuando el presidente, Raúl Castro, dijo en el parlamento que se pronosticaban “limitaciones financieras como consecuencia de la disminución de ingresos en nuestras exportaciones por la caída de los precios en los rubros tradicionales”.

Mencionó afectaciones en las relaciones de cooperación con varios países, en particular con Venezuela, un socio estratégico que padece la baja en los precios del petróleo y una profunda crisis económica.

Como consecuencia, las autoridades anunciaron un grupo de medidas emergentes como la restricción de los pagos en divisas del país, la administración cuidadosa de los créditos para hacer manejable el endeudamiento futuro y fuertes restricciones en el consumo de combustible y energía, sobre todo en el sector estatal.

En este sentido, medios de prensa y analistas pronosticaron que Cuba se sumiría en un nuevo Periodo Especial, como se conoce a la etapa posterior a 1991, cuando la isla sufrió una aguda recesión por el colapso del bloque socialista de Europa del Este, su entonces principal socio financiero y mercado.

Contrario a ello, la economista cubana Blanca Munster explicó a la Redacción IPS Cuba que las condiciones externas e internas de la economía cubana son hoy muy diferentes.

Mencionó, por ejemplo, que “los avances del país en la renegociación de su deuda externa, la diversificación de los mercados hacia otras zonas geográficas, la apertura de la zona especial de desarrollo del Mariel, y la reanimación de sectores productivos y de servicios”.

Asimismo, se refirió a “cambios en la dinámica de los hogares, que en la actualidad constituyen importantes unidades productivas, así como al hecho de que 50 por ciento de las remesas recibidas es capital de trabajo, lo que permite la ampliación de la actividad no estatal”.

Por su parte, el periodista Randy Alonso criticó, en un  artículo publicado el 23 de julio en el oficial diario Granma, a quienes se “regodean pintando un oscuro escenario cubano de retorno a los días más difíciles del Periodo Especial”. A su juicio, “el país tiene hoy elementos ventajosos respecto a los 90 para enfrentar las dificultades”. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.