Cuba habla más sobre normalización con Estados Unidos

En la clausura de la última sesión del parlamento cubano se habló de este tema, entre otros de interés nacional e internacional.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

La economía se mantiene como una tarea pendiente para el gobierno de Raúl Castro.

La Habana, 21 dic.- Más detalles sobre la postura de Cuba en el restablecimiento de las relaciones con los Estados Unidos, rotas por 53 años, y el anuncio del VII Congreso del Partido Comunista para 2016, aportó el presidente Raúl Castro en la clausura este sábado de la última sesión parlamentaria.

Al intervenir ante el plenario, el mandatario cubano dedicó buena parte de su alocución a las relaciones con el vecino del norte, que a cambiar a partir del anuncio de las partes, el pasado 17 de diciembre, de iniciar las gestiones para normalizar los vínculos diplomáticos.

“Compartimos la idea de que puede abrirse una nueva etapa entre los Estados Unidos y Cuba, que se inicia con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas”, apuntó, en la alocución de cerca de una hora del IV Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral), correspondiente a la octava legislatura.

Castro apuntó que desde Cuba jamás se ha organizado, financiado ni ejecutado un acto terrorista contra persona, intereses o territorio alguno de los Estados Unidos, ni se permitirá.

“Cada vez que conocemos de planes terroristas contra Estados Unidos se lo informamos a su gobierno, al cual desde hace años hemos propuesto establecer un acuerdo de cooperación en esa materia”, destacó.

Las autoridades cubanas recibieron con beneplácito las declaraciones del presidente estadounidense Barack Obama y han reiterado la postura de defender la independencia del país y el proyecto socialista.

Castro recordó que “siempre estuvimos al diálogo respetuoso sobre la base de la igualdad, para tratar los más diversos temas de forma recíproca, sin sombra a nuestra independencia nacional y autodeterminación”.

“Solo es posible avanzar a partir del respeto mutuo, implica la observancia de los principios del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, entre ellos la igualdad soberana de los estados, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos”, enfatizó.

El presidente cubano señaló que existen profundas diferencias entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos de América sobre la democracia y las relaciones internacionales. Y advirtió que no debe pretenderse que para mejorar las relaciones Cuba renuncie a las ideas por las que ha luchado, durante más de un siglo, y hasta con derramamiento de sangre.

“Cuba es un estado soberano, cuyo pueblo decidió su rumbo socialista y sistema político, económico y social. De la misma forma nunca no hemos propuesto que los Estados Unidos cambie su sistema, por lo que exigiremos respeto hacia el nuestro”, puntualizó.

Según sus palabras, queda por resolver lo esencial, el bloqueo económico, comercial y financiero que Estados Unidos impone a Cuba desde 1962. “Desmantelar el bloqueo y desarrollar la economía de la isla son caminos pendientes que entrañan una batalla larga y difícil”, declaró.

En su discurso, el presidente cubano reconoció que la economía “es la principal asignatura pendiente” y dijo que hay que situarla “a la altura del prestigio político que esta pequeña isla ha conquistado gracias a la Revolución, el heroísmo y la capacidad de resistencia de nuestro pueblo”.

“El salto económico que prevé Cuba no será fácil, pero es alcanzable”, consideró Castro al reiterar que se espera en 2015 un crecimiento algo superior al cuatro por ciento.

Al referirse al proceso en curso de descentralización de facultades desde los ministerios hacia el sistema empresarial, alertó que “no es algo que pueda hacerse de la noche a la mañana”.

A juicio del mandatario, “si queremos tener éxito, se requiere un tiempo prudencial para preparar y capacitar” a los cuadros a todos los niveles.

Uno de los temas de mayor interés para cubanas y cubanas, el salario, fue tocado también en su alocución ante el parlamento.

Al tratarse de un asunto muy sensible, “no está permitido equivocarnos, ni conducirnos por los deseos y la improvisación”.

Insistió en que “debe quedar claro que no se puede distribuir riqueza que no hemos sido capaces de crear”, pues hacerlo traería serias consecuencias para la economía nacional, generaría inflación y reduciría la capacidad adquisitiva de salarios y pensiones.

Sobre el VII Congreso del Partido Comunista –único legal en el país-, previsto para abril de 2016, explicó que la preparación se iniciará en 2015  e incluirá un debate de la militancia comunista y la población sobre el desarrollo de los Lineamientos económicos y sociales, el documento programático de la reforma impulsada por su gobierno.

Se seguirán cumpliendo los acuerdos del congreso anterior “con responsabilidad y firmeza, y a la velocidad que soberanamente decidamos aquí, sin poner en riesgo la unidad de los cubanos, sin dejar a ninguno abandonado a su suerte, sin aplicar terapias de choque y sin renunciar a la justicia social”, enfatizó.

En la sesión parlamentaria estuvieron presentes los cinco cubanos que permanecieron en cárceles estadounidenses cumpliendo larga condenas, tres de los cuales regresaron este 17 de diciembre a Cuba como parte de un canje de prisioneros con los Estados Unidos. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.