Cuba necesita nueva Ley de Ciudadanía

Revista católica publica artículo sobre las contradicciones y carencias de la legalidad cubana sobre nacionalidad y ciudadanía.

Jorge Luis Baños - IPS

En redes sociales, se han suscitado debates sobre emigración y ciudadanía cubana entre personas de dentro y fuera de la isla.

La Habana, 16 oct.- Cuba debe concentrar en un solo cuerpo legal las disposiciones sobre nacionalidad y ciudadanía, y en el caso de esta última, instrumentarla en su totalidad y actualizarla en correspondencia con la realidad nacional e internacional, según un artículo publicado en la edición web de la revista católica Palabra Nueva.

Asimismo, las autoridades y juristas deben, a través de nuevas leyes, “resolver los casos de doble ciudadanía no deseada en un contexto legal”, porque contradice la Carta Magna cubana, propuso el abogado cubano José Antonio Vega Castro.

“No existe todavía en nuestro país una Ley de Ciudadanía, que vendría a regular en detalle los inconvenientes de esta importante institución jurídica”, especificó el especialista.

A su juicio, se requiere de un cuerpo específico y pormenorizado sobre asuntos como “las particularidades que deben cumplir los nacidos en el exterior de padre o madre cubanos”, “las exactitudes que debe reunir un extranjero para hacerse ciudadano cubano” y “los requerimientos para recuperar este estatus para aquellos que lo perdieron”, entro otros.

Propuestas de Vega Castro

La Legislación debe resolver los casos de doble ciudadanía no deseada en un contexto legal, desprendiéndose de su rigidez actual.

La legislación existente en materia de ciudadanía no está instrumentada en su totalidad y no se corresponde con la realidad nacional e internacional, por lo que es obsoleta.

La legislación cubana en materia de nacionalidad y ciudadanía es dispersa, debe ser concentrada en un solo cuerpo legal.

Resulta necesaria la promulgación de una Ley de Ciudadanía que derogue formalmente el vigente Decreto 358 de 4 de febrero de 1944, Reglamento de Ciudadanía, abrogada en parte de manera expresa por la Ley de Migración.

En su análisis sobre la legalidad vigente en la isla sobre estos derechos fundamentales del ser humano, el también profesor universitario valoró las contradicciones en estas materias entre algunos presupuestos del vigente Decreto 358 del 4 de febrero de 1944, que se invalida en parte por la Ley de Migración.

Por otra parte, el abogado de Consultoría Jurídica Internacional S.A. de la sucursal en Sancti Spíritus, a 360 kilómetros al este de La Habana, explicó las diferencias entre ambos conceptos que “se tienden a confundir con frecuencia” en su texto “Una mirada a la nacionalidad y la ciudadanía en Cuba”.

Toda persona tiene derecho a una nacionalidad y no puede ser privada de ella, enfatizó. Además, detalló los requisitos para la pérdida de la ciudadanía cubana, que siempre por ley se efectúa “por propia voluntad”, ya sea por la renuncia expresa o la adquisición voluntaria de otra nacionalidad”, entre otros.

El presidente Raúl Castro anunció la revisión y actualización de la política migratoria de la nación, que cuenta con comunidades de emigrados principalmente en los Estados Unidos, España, Venezuela y otros países de América Latina y Canadá. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.