Cuba rechaza versiones sobre salud de Alan Gross

En una declaración oficial, la cancillería asegura que mantiene informados al gobierno y a la familia sobre la situación del estadounidense.

Jorge Luis Baños - IPS

Cuba considera que los programas de la Usaid están concebidos para derrocar al gobierno de la isla.

La Habana, 16 jun.- El gobierno de Cuba aseguró que el estado de salud del ciudadano estadounidense Alan Gross, quien cumple una condena de 15 años de cárcel en este país, es normal y advirtió que de continuar las tergiversaciones difundirá abundante información sobre el tema.

En una declaración publicada este viernes 15 de junio en su página web, la cancillería cubana dijo que Gross recibe tratamiento por enfermedades crónicas propias de su edad, tiene una alimentación balanceada y mantiene un régimen elevado de ejercicios, “que demuestra su buen estado general de salud”.

“Las autoridades de Cuba se han reunido periódicamente con funcionarios norteamericanos y la familia del Sr. Gross para compartir toda la información sobre su salud”, aseveró el comunicado, que responde así a declaraciones oficiales desde Estados Unidos según las cuales el hombre se ha “deteriorado seriamente” desde que fuera arrestado.

El estadounidense cumple en la Habana condena de prisión por delitos “contra la independencia o la integridad territorial” de este país caribeño. Cuando fue detenido en La Habana el 3 de diciembre de 2009, Gross trabajaba para una empresa que es contratada entre otros por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid).

“El Gobierno de Cuba lamenta las tergiversaciones que se están difundiendo sobre la salud del Sr. Gross y ha respetado su derecho a la privacidad de la información médico-paciente. Cuba demanda que cese esta campaña de fabricaciones, que de continuar, no dejará otra alternativa que difundir abundante información sobre el tema”, señaló la declaración cubana.

Añadió finalmente que Gross “pudiera estar recluido en cualquier centro penitenciario, pues su situación no es incompatible con ello, se mantiene en un hospital militar, no porque su estado de salud lo requiera, sino para asegurar las mejores condiciones de internamiento”.

Según versiones de prensa desde Estados Unidos, el abogado de Gross en Washington, Peter Kahn, aseguró el pasado día 13 que el gobierno cubano está ocultando los resultados de exámenes médicos que se hicieron el mes pasado al recluso de 63 años.

“Urgimos a las autoridades cubanas que den a conocer los resultados de los exámenes médicos del señor Gross a su familia para que ellos tengan la información más actualizada sobre su salud y puedan decidir si está recibiendo el tratamiento médico adecuado”, dijo la portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland.

La familia de Gross también se ha quejado de que su salud estaba empeorando, y que se está deprimiendo cada vez más porque las autoridades cubanas no han permitido que visite a su madre, de 90 años, quien sufre de un cáncer de pulmón inoperable. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.