El Partido Comunista se mira por dentro

Se reúnen 811 delegados en representación de los más de 800.000 militantes de la organización política cubana.

Jorge Luis Baños - IPS

Es la primera vez en casi cinco décadas que el PCC realiza una Conferencia Nacional.

LA HABANA, 27 ene (IPS) – Afiliados al Partido Comunista de Cuba (PCC) se proponen analizar este fin de semana “con objetividad y sentido crítico” el trabajo de esa organización política, en una cita considerada “continuación” del sexto congreso que aprobó la actualización del modelo económico.

Este encuentro generó inicialmente grandes expectativas, sobre todo porque el proyecto de agenda, publicado como “documento base” de la primera Conferencia Nacional del PCC incluyó entre los puntos a debatir asuntos como la corrupción, los prejuicios raciales, de género u orientación sexual y otros temas que preocupan a la sociedad cubana.

Sin embargo, el propio presidente Raúl Castro llamó, en declaraciones a periodistas el 12 de este mes, a no hacerse “tantas ilusiones” con esta reunión, que según aclaró se concentrará en temas internos de la organización. “A partir de ahí, quienes esperaban más de la reunión perdieron interés”, comentó a IPS un militante del PCC que no quiso ser identificado.

Una escueta nota del oficial diario Granma confirmó este viernes 27 que en el encuentro del sábado 28 y domingo 29 participarán 811 delegados en representación de los más de 800.000 militantes de la organización política, única y en el poder desde que fue constituida oficialmente en 1965. Como resultado del análisis previo a que fue sometido entre los afiliados del PCC y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), agrupación política de la juventud cubana, el proyecto de documento base fue modificado en 78 de sus 96 objetivos, que, a la vez, aumentaron a 101.

La redacción final del texto no fue publicada hasta ahora. En su primera versión, sitúa como objetivo de la cita “evaluar con objetividad y sentido crítico el trabajo de la organización” y determinar “las transformaciones necesarias para situarla a la altura de las circunstancias actuales”.

Luego, el escrito sitúa los cuatro capítulos que en términos grueso trazan el rumbo del análisis: funcionamiento, métodos y estilo de trabajo del Partido, el trabajo político e ideológico, política de cuadros, relaciones con la UJC y las organizaciones de masas.

La agenda remarca desde su introducción la reiterada advertencia de Raúl Castro de que la primera modificación “en la vida partidista” comienza por la “mentalidad, que como barrera sicológica es la que más trabajo” costará superar, “al estar atada a dogmas y criterios obsoletos”. Para analistas, esa transformación ofrece quizás los mayores desafíos. “Los cambios de mentalidad no se lograrán (…) repitiendo que hay que cambiar la mentalidad, se necesitan modificaciones institucionales y de incentivos”, dijo a IPS desde Estados Unidos el politólogo Arturo López Levy, conferencista en la estadounidense Universidad de Denver. En respuesta a una pregunta de Café 108, una iniciativa del sitio web de la oficina de IPS en Cuba para propiciar la participación ciudadana en la investigación periodística, este estudioso consideró necesaria una renovación del aparato partidista para dejar atrás los dogmas y criterios arcaicos.

En su opinión, pensar una institucionalidad para el PCC y su relación con el gobierno y la sociedad requiere de cambios importantes que no están recogidos en el documento base, como el “paso hacia una dirección más colectiva con separación de poderes, entre el gobierno” y la organización política.

Al respecto, el experto mencionó la eventual reforma del artículo 74 de la Constitución, que unifica la función de presidente del Consejo de Estado y del consejo de ministros, y la creación de formas apropiadas que incrementen la transparencia y la rendición de cuentas del gobierno ante los ciudadanos. Entre las tareas políticas que considera necesarias, López Levy incluyó además la reactivación del papel de controlador y balance del Ejecutivo por la Asamblea Nacional y la preparación del PCC ante una nueva situación de mayor apertura ante el mundo, incluyendo una nueva política migratoria y hacia la comunidad cubana en el exterior.

Concentrado en definir los cambios para la actualización del modelo económico, el sexto congreso realizado en abril de 2011 dejó para la Conferencia Nacional refrendar varias decisiones o propuestas para la modernización de la organización, que incluyen eventuales cambios en la nomenclatura política.

El Comité Central, de 115 miembros, surgido del sexto congreso fue considerado solo un primer paso hacia lo que Castro llama el “proceso gradual de renovación y rejuvenecimiento de la cadena de cargos políticos y estatales”.

En la elección de ese cuerpo se avanzó hacia una mejor representatividad por género y raza. Las mujeres pasaron de cubrir 13,3 por ciento de los cargos a 41,7 por ciento y los negros y mestizos ascendieron de 10 por ciento a 31,3 por ciento.

No obstante, la “renovación” en esos aspectos apenas tocó al Buró Político, cuyos 15 nuevos integrantes pertenecen a la generación histórica, incluido el nuevo segundo secretario, el vicepresidente José Ramón Machado Ventura, y sólo una mujer, Mercedes López Acea, accedió a esa instancia.

Entren otras decisiones de la Conferencia, figuran la iniciativa que establecería como límite no más de 10 años de permanencia en cargos partidarios y de gobierno, incluso en el caso del presidente del Consejo de Estado, y otra acerca de que la militancia en el PCC dejaría de ser imprescindible para acceder a cargos gubernamentales o de Estado.

Esta es la primera vez en sus casi cinco décadas de existencia que el PCC realiza una Conferencia Nacional, encuentro que puede convocar entre uno y otro congreso para tratar “asuntos importantes de la política del partido”. (FIN/2012)

Un comentario

  1. Larry Catá Backer

    sería eror imitar las soluciones de otros países sin relación a las actualidades de Cuba; pero sería criminal no estidiar las formas solucionarios de otros. En solucionar los erores del la izquierda (como lo conocen bien en China) tienen que evitar los erores del derecho; pero por lo tanto, como en los años 70s en China, son los erores de la izquierda que los confrontan al minuto, y el miedo de perder lo que han hecho en la marcha al futuro. Para comentario en ingles-
    http://lcbackerblog.blogspot.com/2012/01/socialism-with-cuban-characteristics.html

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.