Esposa de Alan Gross renueva petición para viaje

El contratista estadounidense, que cumple prisión desde 2009 en Cuba, solicitó el 7 de marzo permiso para viajar a su país.

Alan Gross tiene 62 años y debe cumplir 15 años de cárcel en Cuba.

La Habana, 21 mar.- Judy Gross, esposa del subcontratista estadounidense encarcelado en Cuba desde diciembre de 2009, pidió al presidente cubano Raúl Castro que apruebe la solicitud de Alan Gross, quien desea visitar su país natal durante dos semanas por razones humanitarias, informaron medios internacionales de prensa.

“Espero ahora que el presidente Castro autorizará la demanda de Alan para visitar a su madre enferma Evelyn, que sufre un cáncer terminal de pulmón”, detalló un mensaje enviado el 20 de marzo a la prensa internacional por sus representantes legales en los Estados Unidos.

La mujer considera este momento propicio, tras la aprobación, el 19 de marzo, por parte de las autoridades estadounidenses del pedido de viaje a Cuba de René González para ver a su hermano convaleciente de cáncer. El cubano cumplió 13 años de cárcel en el país norteño y ahora transcurre en la ciudad de Miami un período de libertad supervisada.

González, que integra el grupo de cinco cubanos juzgados durante  2001 en Miami por espionaje y declarados por Cuba Héroes de la República, debe cumplir determinadas condiciones como entregar a su oficial probatorio el itinerario detallado del viaje, su localización en Cuba e información de contacto en el país, y reportarse telefónicamente a esa persona.

Solicitud y garantías

Peter Kahn, abogado de Gross, envió una carta en nombre de su representado al presidente de Cuba el 7 de marzo, para pedir un permiso de viaje de dos semanas. El letrado recordó que, como en anteriores solicitudes de este tipo, se ofrecieron garantías al gobierno cubano del regreso del contratista, para culminar su condena de 15 años.

Enfatizó que representantes del Departamento de Estado de Estados Unidos presentaron las garantías ante la Sección de Intereses Cubanos en Washington y el Departamento del Tesoro aprobó un “permiso específico” a Gross para que pudiese retornar a la isla.

Según el texto distribuido a la prensa internacional, el reo visitaría a su madre, de 88 años, que sufre cáncer de pulmón y pidió como última voluntad ver a su hijo. Además, se encontraría con su hija Shira, de 26 años, que fue diagnosticada en agosto de 2010 de cáncer de mama, y sometida a quimioterapia y mastectomía doble.

Reportes de trabajo

En febrero de este año, trascendieron públicamente informes con detalles sobre la actividad de Gross en Cuba, que provocó su arresto en 2009 y su condena en marzo de 2011, bajo cargo de participar en planes subversivos contra el Estado y distribuir en Cuba tecnología de comunicaciones.

Subcontratado por la estatal Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid), Alan introdujo computadoras, teléfonos celulares, discos duros y equipos de telecomunicaciones trasladándolos pieza por pieza en equipajes de mano y usando a otras personas de su país natal.

Aunque buena parte de los equipos son legales, algunas piezas están prohibidas por las autoridades cubanas como dispositivos para redes y comunicaciones satelitales. Según sus reportes de trabajo revelados a la agencia mundial de noticias Associated Press (Ap), la operación incluyó un “chip” informático para teléfonos móviles que evita la detección electrónica de señales telefónicas.

Así, amplió en exclusiva ese medio noticioso, en sus cinco viajes a tierras cubanas el contratista logró establecer tres centros de comunicaciones, con redes inalámbricas y unos 325 usuarios, en igual número de comunidades, ubicadas respectivamente en La Habana, Camagüey y Santiago de Cuba, las dos últimas localidades al centro y oriente de la nación caribeña.

En el reporte sobre su cuarta visita a Cuba, se destacó que “las comunicaciones desde y hacia Estados Unidos han mejorado y se están usando de una manera regular”. La Usaid es una entidad gubernamental que provee asistencia económica, humanitaria y de desarrollo en el mundo, para contribuir con la política exterior estadounidense. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.