Europeos desmienten intencionalidad en accidente en que falleció Payá

Ambos sobrevivientes negaron que un segundo vehículo estuviera involucrado en el siniestro.

Jorge Luis Baños - IPS

Las declaraciones del sueco Jens Aron Modig fueron difundidas por la televisión cubana

La Habana, 31 jul.- Los dos políticos europeos que viajaban en el automóvil accidentado en que fallecieron los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero desmintieron versiones familiares y de la disidencia sobre un segundo vehículo involucrado en el caso, ocurrido el pasado domingo 22.

En un editorial, el diario Granma confirmó este martes que el español Ángel Carromero Barrios, conductor del auto , se encuentra “instruido de cargo por homicidio”, en tanto al sueco Jens Aron Modig se le permitió retornar a su país, “pese a las actividades ilegales que realizó y a la violación de su estatus migratorio”.

Ambos llegaron al país con visa de turistas “como parte de una operación organizada por Anikka Rigo, jefa de la Sección de Relaciones Exteriores del Partido Demócrata Cristiano Sueco”, para traer financiamiento al Movimiento Cristiano Liberación, que presidía Payá, y de asesorar la constitución de una organización juvenil asociada a este, acusó el texto oficial.

En un video mostrado el lunes 30 a un grupo de periodistas cubanos y de la prensa extranjera acreditada, Carromero pidió a la comunidad internacional que se ocupe “sobre todo” de sacarlo de Cuba y no utilice el accidente de tráfico con fines políticos.

“A nosotros no nos dio ningún vehículo por la parte trasera, simplemente yo iba conduciendo, me percaté de un bache y tomé las precauciones de cualquier automovilista que es accionar el freno levemente. El coche perdió el control, no recuerdo señales”, explicó el vicesecretario General de Nuevas Generaciones, sector juvenil del derechista Partido Popular de España.

Su testimonio fue confirmado por Jens Aron Modig, vicepresidente de las Juventudes del Partido Demócrata Cristiano de Suecia (KDU), quien respondió en persona a preguntas de los comunicadores. “No tengo recuerdo de algún otro auto”, aseguró Modig, cuyas declaraciones fueron difundidas por la televisión estatal cubana la noche de este lunes.

El hombre comenzó la conferencia presentándose como miembro de ese partido y dijo que era la segunda vez que venía a Cuba, con el objetivo de asesorar a la disidencia y traerles dinero para la creación de grupos políticos juveniles.

“Mis disculpas son honestas, todos han sido amables, me han tratado bien”, afirmó el sueco ante una pregunta sobre si mantendría sus declaraciones tras regresar a su país. Dijo también que en este viaje trajo 4.500 euros que entregó a Payá, conocido internacionalmente por su Proyecto Varela, una iniciativa que presentó al parlamento cubano en 2002.

Modig aseguró desconocer que era ilegal financiar y organizar grupos opositores en Cuba y

admitió además que su organización va a otros países para dictar conferencias no a realizar a este tipo de actividades. El gobierno cubano asegura que los disidentes son agentes pagados por Estados Unidos para su política hostil hacia Cuba.

Según el informe policial dado a conocer el viernes 27, Carromero debió conducir a una velocidad promedio superior a los 120 kilómetros por hora y el accidente se debió a “su falta de atención al control del vehículo, el exceso de velocidad y la incorrecta decisión de aplicar los frenos de manera abrupta en una superficie resbaladiza”.

Payá falleció de manera instantánea a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico como resultado del fuerte impacto recibido. Sus restos fueron sepultados el martes 24 en La Habana, dos días después del accidente. Disidentes detenidos en esa ocasión fueron liberados pocas horas después sin que se les haya instruido de cargos, de acuerdo al relato de Granma.

La familia desestimó los informes oficiales sobre el caso e insistió en su derecho a entrevistarse con los europeos. La versión gubernamental incluye el testimonio de tres transeúntes cubanos sobre el siniestro ocurrido a las 13:50 hora local del domingo 22.

Cepero Escalante murió en el hospital clínico quirúrgico Carlos Manuel de Céspedes, de la cercana ciudad de Bayamo, debido a una insuficiencia respiratoria aguda por tromboembolismo pulmonar graso del lóbulo superior del pulmón izquierdo, derivada de la fractura fragmentada del fémur izquierdo. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.