Fidel Castro descansa en una piedra traída de la Sierra Maestra

El sencillo conjunto con el nombre de Fidel, está ubicado entre el panteón con los restos del Héroe Nacional, José Martí (1853-1895), y el que acoge a los Mártires del Moncada.

El presidente Raúl Castro, en el momento del último saludo solemne al hermano y compañero de luchas, cuyas cenizas descansan en el cementerio de Santa Ifigenia, muy cerca de donde reposan los asaltantes al Cuartel Moncada, en 1953.

Foto: Tomada de Cubadebate

La Habana, 4 dic.- Una piedra que fue trasladada desde la Sierra Maestra, donde el joven Fidel Castro (1926-2016) comenzó la lucha insurreccional que lo llevó al poder en 1959, acoge desde la mañana de hoy y para la eternidad las cenizas del militar y político cubano, considerado una de las personalidades más importantes del siglo XX en el mundo.

La urna hecha de cedro, que recorrió casi toda Cuba del 30 de noviembre al 3 de diciembre, fue depositada en el nicho por su hermano menor y actual presidente cubano, Raúl Castro, en el cementerio de Santa Ifigenia, que en la ciudad oriental de Santiago de Cuba es la última morada de insignes hombres y mujeres de la historia nacional.

En una ceremonia íntima y familiar, que presenciaron desde lejos solo algunos fotógrafos y medios locales que dieron las primeras noticias en la tarde, Raúl recibió la urna de manos de la viuda Dalia Soto del Valle, apenas conocida entre el cubano de a pie porque Fidel mantuvo su vida familiar bajo estricto secreto.

Rodeada de palmas, helechos y califas moradas, que son parte de la vegetación serrana, el mausoleo consiste en una gran piedra pulida de granito, que pesa más de 2.400 kilogramos y proviene del yacimiento de Las Guásimas, al este de Santiago de Cuba. Incluye una pared de hormigón, con el concepto de Revolución que expresó Fidel el 1 de mayo de 2000, grabado en letras doradas.honras-funebres-fidel-castro-santa-ifigenia-cuba-4-580x373

A la colocación de las cenizas, asistieron personalidades nacionales e internacionales especialmente invitadas por la familia, indicaron medios de noticias, que hasta ahora publicaron escasas fotos sobre el hecho ocurrido a primera hora del día.

Antes de las 7:00, hora local, cuando apenas había amanecido, partió la caravana de la Plaza de la Revolución Antonio Maceo. A la salida del cortejo, cubanos y cubanos entonaron, en voz baja, las notas del himno nacional.

En todo el trayecto, que recorrió unos dos kilómetros por la avenida Patria hasta el cementerio de Santa Ifigenia, el cortejo fúnebre estuvo acompañado por el pueblo santiaguero.

fidel-multiplicado-foto-ramon-espinosa-ap-580x371

Alrededor de medio millón de santiagueros y residentes en las provincias orientales y Camaguey asistieron al acto de tributo en Santiago de Cuba.

Muchas personas, de las cinco provincias orientales y la central Camagüey, permanecieron en vigilia tras el acto masivo de despedida del sábado en la noche.

Hombres y mujeres de diversas edades no pudieron esconder lágrimas y sollozos. A su vez, se dejaban escuchar las frases que repitió Cuba durante los nueve días de duelo: “Yo soy Fidel”, “Comandante en Jefe, ordene”, “Hasta la victoria, siempre” y “Gracias, Fidel”.

Fueron momentos de respeto, luto y solemnidad, en medio de banderas cubanas y del movimiento 26 de julio, que también colgaban en las fachadas de los edificios. Algunas personas hasta se dibujaron en su rostro el nombre de Fidel.

La ceremonia puso fin a las honras fúnebres iniciadas desde la mañana del lunes 28 de noviembre y que incluyeron un homenaje simbólico en todos los municipios del país, dos actos masivos, la firma del compromiso de cumplir con el concepto de Revolución dictado por Fidel Castro el primero de mayo de 2000, y el recorrido fúnebre de la urna de La Habana hasta Santiago de Cuba.

Muchas personas acuden en estos días a los estanquillos de prensa para comprar las ediciones especiales dedicadas al recordar a Fidel Castro.

Muchas personas acuden en estos días a los estanquillos de prensa para comprar las ediciones especiales dedicadas a recordar a Fidel Castro.

Foto: Jorge Luis Baños

El cortejo recorrió localidades y ciudades de las provincias de La Habana, Mayabeque, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Espíritus, Ciego de Ávila, Camaguey, Las Tunas, Holguín, Granma y Santiago de Cuba.

A su paso, el desaparecido líder revolucionario recibió el homenaje sentido y respetuoso de millones de cubanas y cubanos.

Las cenizas de Fidel Castro, quien falleció a las 10.29 de la noche del viernes 25 de noviembre a la edad de 90 años, descansan ya en la ciudad a la que llegó con apenas 6 años para estudiar en el Colegio de los Jesuitas y desde donde, el primero de enero de 1959, proclamó la victoria del joven Ejército Rebelde sobre las tropas de Fulgencio Batista (1901-1973).

En tanto, en La Habana, las personas sostienen que es un domingo más calmado que lo habitual, circulan pocos autos por la calle y el silencio, continúa. Incluso, la tarde esta nublada y gris, como compartiendo el duelo, que parece concluirá a las doce de la noche. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.