Iglesia Católica rechaza violencia contra personas indefensas

Gobierno cubano asegura que ningún centro de decisión nacional ha ordenado agredir, afirma comunicado del Arzobispado de La Habana.

Jorge Luis Baños - IPS

Ortega recibió este domingo recibió la imagen de la Virgen de la Caridad que peregrina por todo el país

La Habana, 6 sep.- La Iglesia Católica en Cuba reiteró su rechazo a la violencia contra personas indefensas y aseguró que el gobierno del presidente Raúl Castro le comunicó que “desde ningún centro de decisión nacional” se han ordenado agresiones de ese tipo.

En un comunicado hecho llegar a la prensa extranjera acreditada, el Arzobispado de la Habana respondió a la inquietud de medios periodísticos respecto a “malos tratos” que esposas de algunos presos recientemente excarcelados aseguran haber recibido.

La “violencia de cualquier tipo, aplicada a personas indefensas, no tiene ninguna justificación”, afirmó el texto, que agregó: “El gobierno cubano, ante estas situaciones, ha comunicado a la Iglesia que desde ningún centro de decisión nacional se ha dado la orden de agredir a estas personas”.

La nota de prensa parece responder así a la aspiración de las llamadas Damas de Blanco de nuevas gestiones de la Iglesia Católica ante el gobierno para el cese de lo que ellas definen como acoso policial y de civiles partidarios del gobierno para impedirles acudir a misas dominicales.

En su declaración, el Arzobispado recuerda que la Iglesia “persigue el bien del pueblo cubano, la reconciliación entre todos y la paz, por medio de actitudes y gestos que favorezcan el desarrollo sereno que Cuba necesita en esta etapa de cambios en que vivimos y que el pueblo cubano espera y reclama”.

“Cualquier otro modo de abordar la realidad cubana que pueda afectar la convivencia pacífica y quebrantar el bien de la nación no puede encontrar ningún respaldo entre quienes tenemos una visión cristiana del mundo y el deber de pensar y actuar según los requerimientos de nuestra fe”, concluyó la nota de prensa.

Laura Pollán y Berta Soler, habituales voceras de las Damas de Blanco, grupo de esposas y familiares de disidentes liberados tras gestiones humanitarias de la Iglesia Católica, fueron recibidas el pasado martes en el Arzobispado por monseñor Ramón Suárez Polcari, a cargo de los asuntos no religiosos, y el portavoz Orlando Márquez.

En esa ocasión, las mujeres expusieron, entre otras, su aspiración de que cesen los mítines de repudio en su contra y que no se les impida asistir a las misas del 8 de septiembre por el Día de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba, y del 24 de septiembre, Día de nuestra señora de la Merced, patrona de los presos.

“Nos dijeron que tan pronto el cardenal (Jaime Ortega) pueda entrevistarse con las autoridades nos darán una respuesta”, dijo Soler.

Este domingo, Ortega, también Arzobispo de La Habana, evitó responder preguntas periodísticas sobre ese tema, poco antes de oficiar una misa en el parque de Madruga, unos 65 kilómetros de la capital, donde recibió la imagen de la Virgen de la Caridad que peregrina por todo el país. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.