La Habana marchó por la juventud y el fallecido líder Fidel Castro

El desfile estuvo previsto en un inicio para el 2 diciembre pero fue pospuesto por los funerales del exmandatario Fidel Castro.

Revista militar y marcha cívica del pueblo combatiente para conmemorar el aniversario 60 del desembarco del yate Granma y la creacion de Las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), en La Habana, Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 2 ene.- Con revista militar y multitudinaria marcha del pueblo en la Plaza de la Revolución José Martí, cubanas y cubanos desfilaron esta mañana en homenaje al desaparecido Comandante en Jefe Fidel Castro (1926-2016), al aniversario 58 de la Revolución y por las juventudes.

Organizada en ocasión del aniversario 60 de la sublevación de la oriental ciudad de Santiago de Cuba, el desembarco de los expedicionarios del yate Granma y el día de Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR, ejército), estaba prevista inicialmente para el 2 de diciembre, pero fue pospuesta por el deceso de Fidel Castro, el 25 de noviembre pasado.

Presidida por el general de ejército y presidente, Raúl Castro, la actividad contó con una representación de asaltantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, expedicionarios del Granma, combatientes del Ejército Rebelde y la lucha clandestina, de Playa Girón y la lucha contra bandidos y del cuerpo diplomático acreditado en la capital.

En las palabras centrales, Jennifer Bello Martínez, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, destacó que Cuba no cesará de demandar el fin del bloqueo que Estados Unidos le impone desde 1962, que causa daños y privaciones a la población cubana.

También insistió en la devolución por parte del país norteño del territorio ocupado por la base naval de Guantánamo y el fin de programas subversivos dirigidos a cambiar el orden económico, político y social en la isla caribeña.

Bello recordó las palabras de Raúl Castro en la VII Cumbre de Países No Alineados de que “Cuba no va renunciar a uno solo de sus principios”.

La Plaza de la Revolución fue el sitial escogida para efectuar el evento encabezado por las más altas autoridades del país.

La Plaza de la Revolución fue el sitial escogida para efectuar el evento encabezado por las más altas autoridades del país.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

El desfile estuvo dividido en tres componentes: histórico, miliar y popular.

El primero involucró a 128 jinetes, campesinos y obreros agropecuarios destacados en la producción de alimentos, que simbolizaron la lucha de los mambises por la independencia de la colonia española.

Agitadas al viento, las pañoletas azules de unos 3.500 estudiantes de la enseñanza primaria representaron el mar que condujo desde México hasta el oriente cubano, a los expedicionarios del yate Granma que subieron a la Sierra Maestra para iniciar la lucha armada que puso fin a la dictadura de Fulgencio Batista (1901-1973).

“Recuerdo que hace más de 30 años, siendo pionera, yo también desfilé al lado del Granma”, recordó una abuela que acompañó a su nieto de 10 años en el mar de pañoletas. Los pequeños caminaron alrededor de una réplica del barco que se conserva en el capitalino Museo de la Revolución.

En travesía por la historia, en la plaza también marcharon 90 combatientes de Playa Girón, cuatro columnas de guerrilleros en recordación del embrión del Ejército Rebelde, devenido Fuerzas Armadas Revolucionarias; y 90 estudiantes de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, en rememoración a los jóvenes que se incorporaron en 1961 a la campaña de alfabetización.

Ante el monumento de José Martí (1853-1895), desfilaron siete bloques de combatientes que cumplieron misiones militares en más de 40 países de África, América Latina y Asia.

El segmento de la historia lo cerró la compañía de teatro infantil La Colmenita, creada el 14 de febrero de 1990, en representación de todos los niños y niñas del país, considerados el tesoro más importante de Cuba.

Aunque la población esperaba ver desfilar armamentos de gran formato, el componente militar se limitó al paso de estudiantes de las diferentes escuelas militares de nivel medio superior y superior, combatientes de los ejércitos occidental, central y oriental, tropas especiales, de prevención y guardafronteras de las FAR y el Ministerio del Interior, con armas ligeras modernizadas y dotados de visores de fabricación nacional.

Los jóvenes tuvieron un gran protagonismo en el evento. En esta foto, estudiantes de las escuelas militares y sus maestros presencian el desfile.

Los jóvenes tuvieron un gran protagonismo en el evento. En esta foto, estudiantes de las escuelas militares y sus maestros presencian el desfile.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

No faltaron en la Plaza de la Revolución bloques de las Milicias de Tropas Territoriales, símbolo de la filosofía de la guerra de todo el pueblo, los consejos de defensa provincial, municipal y de zona, y las milicias universitarias y las brigadas de producción y defensa estudiantiles.

A partir de las 8 de la mañana se inició la marcha del pueblo, encabezada por bloques de los sectores de la educación y estudiantes de escuelas pedagógicas; la salud, las comunicaciones y el turismo, así como personas de los 15 municipios de la capital cubana.

Reiteradamente, las y los manifestantes repetían la frase: “Yo soy Fidel”, que acompaña la vida del país desde el fallecimiento del líder de la revolución.

El desfile concluyó cerca de las 8:35 de la mañana, hora local, con el paso de miles de estudiantes de la enseñanza superior, entre ellos los de la Universidad de La Habana y el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría.

A más de medio kilómetro de la Plaza de la Revolución, los vecinos se admiraban al escuchar las frases de los integrantes de las escuelas militatres quienes al marchar en retirada, gritaban: “dicen que Fidel ha muerto, yo digo que no es verdad” y “Yo soy Fidel”.

La realización del desfile y la marcha le valió  a habaneras y habaneros un día de descanso.

Según el semanario Tribuna de La Habana, “teniendo en cuenta que en la concepción del desfile, su aseguramientto y desarrollo participan entidades y trabajadores de diferentes sectores de La Habana…se ha decidido disponer el receso laboral del martes 3 de enero para los trabajadores de esta provincia”, con pago de su salario básico. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.