La Habana recibe con lluvia a Barack Obama

La llegada de un frente frío coincidió con el aterrizaje del Air Force One, que trajo a la familia presidencial.

La llegada del presidente 44 de Estados Unidos coincidió con la entrada de un frente frío, antecedido por lluvia pero la visita de Obama a Cuba ya es historia.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 20 mar.- La llegada del presidente estadounidense, Barack Obama, a las 4:20 de la tarde, a una capital lluviosa, su visita al Centro Histórico y un encuentro con el cardenal Jaime Ortega, distinguen el inicio de la histórica visita que impulsa la normalización entre ambos países vecinos.

A su llegada, el mandatario demócrata fue recibido en la escalerilla del avión por el canciller cubano, Bruno Rodríguez, y Josefina Vidal, directora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

El Air Force One, con el mandatario, su esposa Michelle y sus hijas Malia y Sasha a bordo, aterrizó  en el Aeropuerto Internacional “José Martí” de La Habana una hora y 40 minutos después de levantar vuelo en la base aérea de Andrews, en Washington.

“¿Que bolá Cuba? Apenas aterrizo, quiero encontrar y escuchar de primera mano al pueblo cubano”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter apenas llegó a la isla caribeña.

Tras los saludos, el presidente, esposa e hijas, abordaron la limusina presidencial, bautizada como “La Bestia”. El auto llamó mucho la atención de cubanos y cubanas, que la vieron pasar y circularon fotos tomadas con celulares a través de las redes sociales en Internet.

Ya en su recorrido por el Centro Histórico de La Habana, Obama, su familia y comitiva tuvieron como guía al historiador de la ciudad, Eusebio Leal, principal promotor del proceso de restauración que se lleva a cabo desde hace más de 20 años en la zona fundacional de la villa.

El recorrido comprendió El Templete, lugar donde se realizó el primer cabildo al mudarse la ciudad a la costa norte; la Plaza de Armas, donde se encuentra la estatua de Carlos Manuel de Céspedes (1819-1874), iniciador de las gestas independentistas; y el Museo de la Ciudad, en el Palacio de los Capitanes Generales, sede del gobierno colonial español, desde donde gobernaron 65 capitanes generales.

Sin detener la marcha por la pertinaz lluvia, otro de los puntos del recorrido fue la Catedral Católica de La Habana, de estilo barroco, dedicada a la Inmaculada Concepción, cuya imagen es visible en el Altar Mayor.

En ese punto del trayecto, la comitiva fue saludada y ovacionada por la población congregada en los portales, a lo que Obama respondió con un saludo.

El mandatario entró al templo católico, donde fue recibido por el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, para sostener un encuentro.

Ortega, junto a otras personalidades de la Iglesia Católica, incluido Su Santidad el Papa Francisco, sirvieron de intermediarios en las negociaciones secretas para el restablecimiento de los vínculos tras 55 años de rivalidad entre Estados Unidos y Cuba.

La coincidencia de la llegada del presidente 44 de Estados Unidos con la entrada de un frente frío, antecedido por la lluvia, motivó numerosos comentarios en las calle cubanas.

“Qué casualidad, en todo marzo no había caído ni una gota y justo hoy se le ocurrió llover”, dijo una trabajadora del hogar, que vive en el céntrico barrio de Vedado.

Unas adolescentes que esperaron en vano el paso de la caravana por una céntrica avenida comentaron: “La Habana se ve mucho mejor en días soleados, y en días pasados hubo un clima muy bonito, con atardeceres rosados”.

El programa oficial del 21 de marzo prevé un homenaje del mandatario al Héroe Nacional de Cuba, el prócer independentista José Martí (1853-1895), y luego sostendrá conversaciones oficiales con su homólogo Raúl Castro, en el Palacio de la Revolución.

Según se anticipó, los mandatarios revisarán el progreso en la normalización de los vínculos bilaterales, los diálogos de paz en Colombia, las oportunidades para el intercambio comercial y apoyo al sector privado, derechos humanos, asuntos regionales y vías para mejorar las condiciones de vida de cubanas y cubanos.

En la tarde, se espera que Obama asista a un foro con expertos, empresarios estadounidenses y cubanoamericanos, y emprendedores de la nación caribeña. Incluso podría hablar en uno de los paneles.

La jornada concluirá con una cena ofrecida en su honor por el gobierno de la nación caribeña. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.