La prensa necesita transformarse como el país, alerta profesional

El periodismo en Cuba debe convertirse en vehículo de expresión de los ciudadanos y así ganar credibilidad, considera un directivo de la UPEC.

Foto: Jorge Luis Baños-IPS/jlbimagenes@yahoo.es

En el último congreso de la prensa cubana, Raúl Garcés abogó por convertir a esta en plaza pública para visibilizar reformas y alentar el consenso.

La Habana, 22 jul.-  “Si no entendemos la necesidad de ajustar las competencias, prácticas y modos de gestión de nuestra prensa a las demandas del cambio cultural actual, corremos el riesgo de perder credibilidad frente a las audiencias y retrasar no solo el desarrollo profesional del campo periodístico, sino el de toda la sociedad”, afirmó el periodista Raúl Garcés en un artículo sobre el tema.

El también profesor universitario y miembro de la delegación nacional de la Unión de Periodistas de Cuba ha insistido en varios espacios de comunicación pública sobre la ineludible transformación de la prensa cubana, a tono con el proceso de cambios económicos y culturales que se desarrolla en el país.

Al respecto, en un artículo publicado en el sitio digital CubAhora,  bajo el título “La prensa cubana, en la encrucijada”, el comunicólogo considera probable que “nunca como ahora se impone la discusión en torno a qué tipo de prensa debiera acompañar ese proceso y cómo generar una comunicación a la altura y la complejidad de esta época”.

Durante el 9no congreso de la UPEC, realizado el 13 y 14 de julio, Garcés complementó la afirmación anterior cuando sostuvo que “la prensa socialista tiene el desafío de arropar con ideas la nueva época, interpretar creativamente el discurso político, alimentarlo con argumentos, demostraciones, ejemplos concretos y un permanente debate público”.

No obstante admitir, en una entrevista publicada en un sitio digital del Instituto Cubano de Radio y Televisión, que “el modelo de la prensa cubana está en crisis”, catalogó esta situación “como una amenaza y una oportunidad”.

“Una crisis que lleva a una necesidad de cambio constituye una oportunidad, porque este país tiene los recursos humanos y la capacitación suficientes para dar un salto cualitativo en el periodismo”, indicó.

Asimismo consideró que la actualización del modelo económico “tiene que ir acompañada por otras actualizaciones”, relacionadas con los cambios en la sociedad y la  generación de “nuevas subjetividades –porque los hombres piensan como viven– y el dueño de una paladar no piensa necesariamente como el conductor de una Mesa Redonda de Telesur: hay diferentes formas de apropiación de la realidad”, apuntó.

A juicio de este periodista, “esas nuevas subjetividades también van a requerir, necesariamente, una prensa diferente, que asuma la responsabilidad de socializar, ser vehículo de expresión de esas subjetividades”.

En tal sentido, estimó que los medios deben “darle más voces a la gente, no necesariamente a las fuentes conocidas por todos, sino a la gente de la calle. O lo hace o va a perder más credibilidad”, precisó.

Sobre el deterioro de la credibilidad de los medios cubanos, Garcés expuso que “la gente sabe que nuestra prensa no miente, y sí se queda trunca en su propósito de decir todas las verdades”, y a manera de solución para tal problema pidió a la prensa “un papel más protagónico en la construcción de esa verdad nacional”.

Si bien durante el congreso de la UPEC expuso que los medios han conformado “un modelo de construcción de la realidad que contrapone el supuesto infierno foráneo al presunto paraíso doméstico”, consideró injusto atribuir “únicamente” a profesionales de la  prensa la responsabilidad de la situación.

Según recordó Garcés, el presidente Raúl Castro, durante el 6to congreso del Partido, reconoció que “la mayoría de las veces los periodistas no cuentan con el acceso oportuno a la información, ni el contacto frecuente con los cuadros y especialistas responsabilizados de las temáticas en cuestión”.

Por su parte, el periodista concordó con el mandatario cubano cuando señaló: “Aquí hay dos caminos: o resolvemos de una vez el problema entre todos o colapsarán la credibilidad y el poder persuasivo de nuestros medios”. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.