Momentos clave del saliente gobierno de Raúl Castro en Cuba

El traspaso en el gobierno supone un importante momento de relevo generacional.

En ocasión de cumplirse el primer aniversario de los anuncios del 17 de diciembre de 2014 sobre la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre Cuba y EE.UU., el presidente Raúl Castro ratifica la disposición de la isla caribeña al diálogo y entendimiento.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

LA HABANA, 18 abr 2018 (IPS) – Las reformas económicas y sociales en un país de gobierno socialista y economía estatalizada y centralizada distinguieron el gobierno de Raúl Castro, de 86 años, que este miércoles 18 deja la presidencia de Cuba, tras dos mandatos de cinco años y casi otros dos años de ejercer el cargo en funciones.

El hermano menor de la familia Castro ha sido criticado por muchos y alabado por otros. Y mucho más al cierre de su presidencia, un cargo que se prevé que pase a manos del actual primer vicepresidente del Consejo de Estado y de Ministros, el ingeniero de 57 años Miguel Díaz-Canel.

El traspaso en el gobierno supone un relevo generacional en el país de gobierno socialista desde 1961 y sistema de partido único, el Partido Comunista de Cuba, además de significar que por primera vez desde el triunfo de la Revolución en 1959, no habrá un Castro en la cabeza del poder.

Sin dudas, su gobierno marcó un período de cambios dentro del modelo socialista cubano, donde destacaron momentos trascendentales para la historia local y hasta mundial, como el histórico acercamiento el 17 de diciembre de 2014 con el vecino y enemigo durante más de medio siglo, Estados Unidos.

Todo se debe al programa de cambios por el que quizás será más recordado el otrora guerrillero y que mantuvo su carrera militar luego del triunfo de la Revolución cubana de 1959 hasta que sucedió en el poder a su hermano, Fidel Castro (1926-2016), que dejó por enfermedad la presidencia de Cuba en 2006.

Llamadas internamente “la actualización del modelo económico y social del socialismo cubano”, sus reformas han sido calificadas lo mismo de “cosméticas”, “lentas”, “necesarias” y “profundas”, y justo en ellas Raúl Castro probó su capacidad de propiciar un gobierno con tomas de decisiones más colectivas, relanzar la isla caribeña en el escenario internacional y regional, además de ceder espacio de la economía al sector privado y cooperativo.

En las páginas de la memoria regional, quedará la imagen de Raúl Castro en la participación de Cuba en la VII Cumbre de las Américas, celebrada en abril de 2015 en Ciudad de Panamá, luego de décadas de exclusión; junto al entonces presidente estadounidense Barack Obama (2009-2017), durante la visita junto a su familia a la capital cubana en marzo de 2016.

También quedan en la retina cuando anunció por la televisión local, en la noche del 25 de noviembre de ese mismo año, la muerte de su hermano Fidel Castro; y en la nueva era de las relaciones con la Unión Europea, luego de lograr un acuerdo marco de cooperación que se implementa en 2018.

No logró el ansiado despegue de la economía cubana, que deja en una nueva recaída de una crisis que arrastra desde los años 90, y quedan numerosos asuntos pendientes en todos los ámbitos, incluso de sus reformas económicas y sociales que planteó desde 2008.

Pero bajo el mandato de Raúl Castro un gran fuerza laboral regresó al campo a cultivar tierras ociosas concedidas en usufructo, con altas y bajas crecieron las actividades permitidas a ejercer por privados, estalló un boom turístico a partir de 2015, surgió un programa de producción de materiales de la construcción y la población local ganó en derechos migratorios y de la propiedad, entre otros.

Como negativo, especialistas y ciudadanos señalan el crecimiento de las brechas de desigualdad en la sociedad cubana y el desbalance en las reformas, que se inclinaron más a enfocarse en cuestiones económicas y consideran en menor medida el acumulado de problemas sociales, en este país caribeño de 11,2 millones de personas.

Momentos clave del gobierno de Raúl Castro en imágenes:

El presidente cubano, Raúl Castro, se dirige al parlamento unicameral, el 17 de diciembre de 2010, en el Palacio de Convenciones de La Habana. Había tomado posesión del cargo el 24 de febrero de 2008, la fecha que marca el inicio de las reformas económicas y sociales emprendidas por su gobierno, tras casi dos años en funciones luego de que Fidel Castro dimitiera por enfermedad el 31 julio de 2006. (Momento 1)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Una mujer sostiene un manual impreso de la Carta Internacional de Derechos Humanos durante un taller en el Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo-Cuba, en la ciudad occidental de Cárdenas. Un aspecto poco conocido del gobierno de Raúl Castro fue la actualización en derecho internacional, un proceso que comenzó el 28 de febrero de 2008, cuando Cuba firmó, en New York, la Declaración Internacional sobre los Derechos Sociales y Culturales y la Declaración Internacional sobre los Derechos Civiles y Políticos. (Momento 2)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Un grupo de vacacionistas cubanos disfruta del balneario internacional de Varadero, en la occidental provincia de Matanzas. Esto no era posible antes de marzo de 2008, cuando se levantó la prohibición que impedía a cubanos y cubanas hospedarse en hoteles reservados solo para turistas internacionales. Otras vedas, calificadas por la ciudadanía de “absurdas”, fueron eliminadas como la prohibición de venta de computadoras en las tiendas estatales minoristas y de líneas de celulares. (Momento 3)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Una mujer recolecta habichuelas en una parcela del capitalino municipio de Guanabacoa. Sin del despegue esperado, la entrega de tierras ociosas en usufructo a personas naturales y jurídicas que se comprometan a hacerlas producir reanimó el sector agropecuario cubano. Actualmente, se registran 151.000 usufructuarios en 1,2 millones de hectáreas entregadas por el Estado. (Momento 4)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Una trabajadora labora en el proceso de control de la calidad en una fábrica estatal del municipio San Miguel del Padrón, en La Habana. En septiembre de 2010, las autoridades anunciaron que realizarían una drástica reducción de las plantillas con la reubicación de medio millón de empleados del sector estatal al cierre de 2011. Hoy el Estado continúa siendo el principal empleador pero el sector no estatal ya cubre 25 por ciento de la economía local. (Momento 5)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Un trabajador por cuenta propia (del sector privado) elabora cocteles para los clientes de un bar privado en el caso histórico de La Habana Vieja. Como alternativa a la contracción del empleo estatal, las autoridades cubanas ampliaron en 2010 el número de actividades permitidas a ejercer por privados, en la producción y los servicios, que cambiaron el paisaje cubano en todos los rincones junto a las cooperativas no agropecuarias permitidas de modo experimental en 2012. (Momento 6)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Un hombre muestra la portada de una edición especial del periódico oficial Granma, conmemorativa por el VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, el único legal del país y que aprobó, en abril de 2011, el programa de las transformaciones económicas y sociales encauzadas por el gobierno de Raúl Castro. El plan, titulado “Lineamientos de la Política Económica y Social”, fue revisado en abril de 2016. (Momento 7)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Un cartel anuncia la venta de una vivienda en el capitalino municipio Playa, en La Habana. Muchos de esos anuncios se observan en los barrios y espacios de clasificados luego de que, en noviembre de 2011, entraran en vigor en Cuba las normas que permiten por primera vez en décadas que las personas naturales vender y comprar viviendas. (Momento 8)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Un funcionario chequea el pasaporte de una ciudadana cubana antes de la salida de un vuelo, en el Aeropuerto Internacional José Martí, en La Habana. Cuba revisó su política migratoria en un proceso que comenzó con la entrada en vigor, en enero de 2013, de un decreto que eliminó engorrosos trámites que dificultaban las posibilidades de viajar a los residentes en este país caribeño. (Momento 9)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Vista parcial del acceso a la terminal de contenedores de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, en la occidental provincia cubana de Artemisa. La terminal quedó inaugurada en 2014, como el primer paso del proyecto insigne de la nueva apertura cubana a las inversiones extranjeras, en el municipio y puerto homónimo a 45 kilómetros al este de La Habana. (Momento 10)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Numerosas personas acceden a Internet a través de puntos de conexión inalámbrica (wifi), en el casco histórico de La Habana Vieja. La estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, única en el sector, abrió en julio de 2015 las 35 primeras zonas de navegación en Internet con tecnología wifi en sitios públicos y abiertos como parques. Ampliar paulatinamente el acceso a Internet, telefonía móvil y correo electrónico, fue parte de la agenda de Raúl Castro, pero los avances son insuficientes. (Momento 11)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

La imagen de Raúl Castro y Barack Obama decoran la fachada de un edificio en el centro histórico de La Habana Vieja. El 17 de diciembre de 2014, ambos presidentes sorprendieron al mundo al anunciar un histórico deshielo entre Cuba Y Estados Unidos, tras más de medio siglo de confrontación. Ambos vecinos restablecieron relaciones diplomáticas en 2015 y mantienen un proceso de normalización, aunque el presidente Donald Trump ha impuesto medidas para enfriar nuevamente los nexos. (Momento 12)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Miembros de la Defensa Civil brindan asistencia a una mujer durante las inundaciones costeras ocasionadas por el huracán Irma, en el céntrico barrio de Vedado, en La Habana, en septiembre de 2017. La severidad de eventos climáticos como Irma y evidencias científicas acumuladas, llevó a Cuba a aprobar en abril de ese año el Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, conocido como Tarea Vida, para lograr la adaptación del país insular caribeño. (Momento 13)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Un graffiti con la imagen de Raúl Castro decora la fachada de una cooperativa no agropecuaria de mecánica automotriz, en el capitalino municipio Boyeros. El 21 de diciembre de 2017, Castro reiteró: “cuando la Asamblea Nacional (parlamento unicameral) se constituya, habrá concluido mi segundo y último mandato al frente del Estado y el Gobierno y Cuba tendrá un nuevo presidente”. (Momento 14)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

Turistas extranjeros toman fotos desde un automóvil clásico, gestionado por un conductor privado, en el centro histórico de La Habana. Desde 2015, Cuba vive un boom turístico sin precedentes, que cerró en 2017 con la cifra récord de 4,7 millones de visitantes internacionales y aspira a captar en 2018 cinco millones de turistas de otros países. (Momento 15)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

De izquierda a derecha, los comandantes Guillermo García y Ramiro Valdés, el primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, el presidente Raúl Castro y líder comunista José Ramón Machado Ventura, en la marcha de 2016 por el Día internacional del Trabajo, Plaza de la Revolución José Martí. (Momento 16)

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

 

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.