Nuevo presidente cubano recibe a importantes aliados

Miguel Díaz-Canel, de 58 años, fue elegido el 19 de abril para un primer periodo de gobierno que debe extenderse hasta 2023.

Varios líderes mundiales saludaron la asunción del nuevo mandatario cubano.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 24 abr.- Sin cumplir una semana en el cargo, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, recibió a sus homólogos de Venezuela y Bolivia, dos de los principales aliados del país caribeño, mientras otros mandatarios prometieron trabajar con el nuevo ejecutivo.

Apenas 24 horas después de la elección de Díaz-Canel como presidente del Consejo de Estado –órgano ejecutivo-, el 19 de abril, arribó a La Habana el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

“Venimos con nuevas ideas para que los planes de integración tengan un contenido concreto para los pueblos”, declaró Maduro, quien el 21 de abril se convirtió en el primer jefe de Estado en ser recibido y sostener conversaciones oficiales con el nuevo presidente cubano.

Analistas leyeron la premura de la visita del gobernante como parte de los esfuerzos de Caracas por consolidar las relaciones con La Habana, calificadas de estratégicas, a pesar de que la profunda crisis que atraviesa la nación sudamericana ha impactado negativamente en el intercambio comercial y los envíos de petróleo a la isla.

El primer presidente en visitar la isla caribeña, luego de la investidura de Díaz-Canel como nuevo presidente, fue Nicolás Maduro.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La disminución de las importaciones de crudo venezolano a precios preferenciales durante los últimos años, causa racionamientos de combustible y electricidad, al punto que en 2017 las autoridades cubanas reanudaron las compras de grandes cantidades de combustible desde Rusia y adquirieron unos 2,1 millones de barriles de hidrocarburos en Argelia.

Ambos mandatarios acordaron reforzar y, en algunos casos ampliar, los disímiles acuerdos de colaboración que permiten a decenas de miles de profesionales cubanos brindar servicios en el país sudamericano en distintos ámbitos como la salud, educación y construcción.

Maduro aprovechó la visita, dijo, para “darle un gran abrazo” al “hermano mayor”, el expresidente Raúl Castro, quien se mantendrá como primer secretario del Partido Comunista de Cuba hasta 2021.

De igual forma, Díaz-Canel recibió el lunes al presidente de Bolivia, Evo Morales, quien remarcó que venía a Cuba para construir con su homólogo la nueva agenda que continúe el legado del líder Fidel Castro (1926-2016) y programar acuerdos de carácter comercial.

Para Morales, la ocasión resulta propicia para relanzar la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), un mecanismo de integración que pretende reforzar la unidad y capacidad de concertación regional, así como el proceso integracionista en el continente.

El bloque surgió el 14 de diciembre de 2004 por voluntad de los entonces presidentes de Cuba y Venezuela, Fidel Castro y Hugo Chávez (1954-2013), respectivamente, como alternativa frente al Área de Libre Comercio para las Américas, propuesta por Estados Unidos.

Además de estos dos países, integran el ALBA-TCP Bolivia, Nicaragua, la Mancomunidad de Dominica, Antigua y Barbuda, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves y Granada.

Reacción mundial

Varios líderes mundiales saludaron la asunción del nuevo mandatario de este país caribeño de 11,2 millones de habitantes.

El presidente de China, Xi Jinping, se comprometió a trabajar con Díaz-Canel para profundizar los nexos y ampliar la cooperación, al tiempo que envió un saludo al expresidente Castro, con quien se comprometió a mantener una estrecha comunicación a fin de elevar los lazos binacionales.

Asimismo el presidente ruso, Vladímir Putin, confirmó la disposición de Moscú de seguir apoyando el desarrollo económico y social de la isla.

Subrayó que su país aprecia altamente las relaciones con Cuba, basadas en “fuertes lazos de amistad y respeto mutuo”, y dijo estar dispuesto a reforzar la cooperación estratégica con La Habana en todas las esferas, de acuerdo con un comunicado del servicio de prensa del Kremlin.

Tanto el presidente vietnamita Tran Dai Quang como el primer ministro Nguyen Xuan Phuc, ratificaron su voluntad de continuar fortaleciendo los históricos lazos entre La Habana y Hanoi, y de seguir “hombro con hombro” al lado de los cubanos.

Para el mandatario norcoreano, Kim Jong-un, la elección de Díaz-Canel a quien recibió en Pyongyang en 2015, “es una muestra de continuar avanzando por el camino del socialismo y una expresión de la confianza y esperanza que le deposita todo el pueblo cubano”.

“México felicita a Miguel Díaz-Canel por su elección como Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de Cuba 2018-2023”, escribió el presidente Enrique Peña Nieto en su cuenta de la red social Twitter.

De igual forma, el mandatario panameño, Juan Carlos Varela, tuiteó: “Nuestras felicitaciones a Miguel Díaz-Canel, quien hoy asume su mandato como Presidente de Cuba. Seguiremos estrechando los lazos de amistad entre Cuba y Panamá”.

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, también usó esa red social para congratular al nuevo presidente de la isla, desearle “los mejores éxitos en su gestión y reiteramos la voluntad del Ecuador de continuar manteniendo las excelentes relacionales bilaterales que caracterizan a nuestros pueblos”.

El exmandatario de la nación sudamericana, Rafael Correa calificó como “gran amigo de Ecuador y de la Revolución Ciudadana, (a) Miguel Díaz-Canel, flamante presidente de nuestra heroica Cuba”, mientras agradeció a Raúl Castro su labor “en nombre de la Patria Grande”.

“Recibid, Señor Presidente (Miguel Díaz-Canel), mis mejores deseos de éxito en vuestra alta misión para que ello redunde en beneficio de la deseada prosperidad, paz y bienestar del Pueblo amigo de Cuba”, escribió el rey Felipe VI en un mensaje que difundió la legación española en La Habana.

Incluso el presidente estadounidense, Donald Trump, reaccionó al traspaso presidencial y durante una breve visita a una estación antidroga de Kew West, Florida, el 19 de abril, aseguró que se seguiría “ocupando” de Cuba.

Antes, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca aseguró que bajo el sucesor de Raúl Castro, Washington no cambiaría su política de restricciones comerciales con Cuba, y expresó escepticismo sobre cualquier cambio en la isla. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.