Participantes del congreso comunista apoyan la consulta ciudadana

La sesión de este lunes será en plenario para revisar el trabajo de las comisiones y realizar la votación para el comité central.

Entre los temas debatidos estuvieron también el enfrentamiento al delito, participación de los trabajadores, la incorrecta selección de los cuadros y las juventudes.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 18 abr.- Durante el segundo día de sesiones, las y los delegados al VII Congreso del único Partido Comunista de Cuba (PCC), reafirmaron que dos de los seis documentos a revisar en la agenda serán llevados a consulta popular luego que concluya la cita el próximo martes.

“Apoyo cien por ciento la decisión de que los documentos no salgan de aquí como versión definitiva y acabada, sino que se sometan a la consulta amplia”, expresó la delegada Josefina Vidal, directora de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores y la diplomática cubana a cargo del diálogo para la normalización de las relaciones con ese país vecino.

A su juicio, “mientras más personas involucremos y demos participación para contribuir a grandes decisiones para la nación, estaremos comprometiendo mucho más a la población, algo importante en el futuro del país”.

La falta de debates públicos previos a la reunión quinquenal, donde se deciden los destinos del país de gobierno socialista, provocó críticas entre la población local y hasta militantes a la organización política, que contó al cierre de 2015 con 671.344 militantes de los 11,2 millones de habitantes de la isla caribeña.

A la juventud le toca la tarea de llevar adelante el proceso de transformaciones en Cuba cuando ya no esté la generación histórica de la Revolución.

A la juventud le toca la tarea de llevar adelante el proceso de transformaciones en Cuba cuando ya no esté la generación histórica de la Revolución.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La delegada habanera Zayleth Rodríguez consideró meritoria la propuesta de hacer partícipe al pueblo y que este avale las reflexiones y consideraciones del congreso para obtener el consenso popular.

Para René González, uno de los cinco cubanos excarcelados después de cumplir largos años de prisión en Estados Unidos, “se debe ir más allá (de la consulta popular) y no perder el impulso que este informe puede producir en la sociedad cubana de aquí al próximo congreso”.

Diversas intervenciones coincidieron en la pertinencia de llevar a debate más participativo el informe central, dado a conocer por el presidente Raúl Castro el 16 de abril en la inauguración, así como otros de los documentos presentados a la cita.

A juicio de observadores, aunque la consulta que se plantea ahora pudiera haber estado prevista, da la impresión que fue la salida encontrada para acallar las voces cuestionadoras del PCC.

Reforma a revisión

Cuatro comisiones evaluaron e hicieron sugerencias este domingo sobre la conceptualización del modelo socialista cubano, el plan nacional de desarrollo hasta 2030, la implementación y actualización de la reforma trazada por el congreso anterior y la materialización de los Objetivos de trabajo del PCC, acordados en su Primera Conferencia, en enero de 2012.

El grupo que debatió los lineamientos (documento programático de los cambios) propuso que después de los correspondientes ajustes sean 268, que se mantenga la planificación como la herramienta para la dirección de la economía y la propiedad socialista sobre los medios fundamentales como la forma principal de propiedad, aunque ahora interactuará más con la cooperativa, mixta y privada.

En el caso de las bases de desarrollo, las y los delegados identificaron como fundamentos esenciales al gobierno eficaz, integración social y transformación productiva e inserción social. Además, enumeraron como ejes a la infraestructura, potencial humano, ciencia, tecnología e innovación, recursos naturales, medio ambiente, desarrollo humano, justicia y equidad.

Al cierre de la tarde, el congreso adoptó las resoluciones que serán presentadas al plenario este lunes, donde se elegirá a las y los integrantes del Comité Central del PCC.

Entre los temas debatidos estuvieron también el enfrentamiento al delito, participación de los trabajadores, la incorrecta selección de los cuadros, el papel de la juventud en el proceso de transformaciones para el futuro del país, el rol que debe jugar la militancia, la defensa nacional y la producción de alimentos.

Según Juan Rodríguez, de la provincia oriental de Holguín, entre los problemas en la agricultura están “los impagos a los campesinos, que tiene que resolverse de una vez y por todas”. “No hay razón para que pasen meses en pagarle a los campesinos y si la hay es porque alguien no está cumpliendo con lo que le corresponde”, lamentó.

Nuevo contexto

No faltaron las miradas hacia el nuevo escenario de las relaciones entre la nación caribeña y Estados Unidos.

Abel Enrique González llamó a no perder de vista las grandes sumas destinadas desde Estados Unidos a la subversión del orden vigente en Cuba. Incluso, tres días después de la visita a La Habana del presidente Barack Obama, del 20 al 22 de marzo pasado, el Departamento de Estado aprobó 800.000 dólares para un programa dirigido a nuevos líderes de la sociedad civil cubana.

Varias intervenciones abogaron por dominar en la comunicación pública los códigos de la comunicación contemporánea.

En específico, se pidió desterrar el “teque” (verborrea insustancial) de los discursos y sustituirlo con argumentos, sobre todo al dirigirse a sectores no vinculados a organizaciones políticas y de masas, así como poner fin a los vacíos informativos causados muchas veces por interpretaciones erradas de funcionarios.

Según el delegado Pelayo Terry, director del periódico oficial Granma, hay personas reticentes a dar información importante y pública, que por tanto debe ser dada a conocer.

Al respecto el primer vicepresidente Miguel Díaz-Canel, destacó que los cuadros en todos los organismos y niveles deben asumir la responsabilidad que tienen como comunicadores sociales.

“Tenemos que informar a la población y propiciar que los medios de prensa la puedan reflejar”, conminó.

Para algunas personas, las intervenciones de los delegados al congreso se asemejan a las sesiones televisadas de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral).

Juan Valdés, trabajador privado, dijo a la Redacción IPS Cuba: “no veo la diferencia, los asuntos nacionales son los mismos y el tratamiento igual al de los diputados. Esperemos que las proyecciones del congreso tengan más visión de desarrollo”. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.