Política migratoria incide en resultados electorales

Alrededor de 88,3 por ciento de los 8.536.670 electores potenciales ejercieron su derecho al voto.

La primera concejala transgénero en Cuba (en la foto primera de izquierda a derecha) resultó ganadora otra vez en su circunscripción del municipio de Caibarién.

Foto: Tomada del sitio Paquito el de Cuba.

La Habana, 21 abr.- Más de 7.500.000 cubanos y cubanas concurrieron a las urnas para elegir a los delegados (concejales), que los representarán en las Asambleas Municipales del Poder Popular (gobierno local), según datos preliminares de la Comisión Electoral Nacional (CNE).

La cifra significa alrededor de 88,3 por ciento de los 8.536.670 electores con derecho al voto.

En los anteriores sufragios municipales, celebrados en octubre de 2012, participaron más de 8.100.00 electores, que constituyeron un 91,9 por ciento de los cubanos inscritos en el padrón electoral.

Alina Balseiro, presidenta de la CNE, explicó que “una particularidad que distinguió a este proceso es que, a partir de las nuevas regulaciones migratorias del país (2013), decenas de miles de nacionales se encuentran de visita temporal en el exterior, y se mantienen en los registros electorales conforme a la ley”, subrayó.

“Ello tuvo su incidencia en el porcentaje de asistencia”, apuntó la autoridad electoral en una conferencia realizada la víspera en la sede de la Unión de Periodistas de Cuba.

La funcionaria significó que el 90,5 por ciento de las boletas fueron válidas, 4,5 por ciento estaban en blanco y 4,2 por ciento fueron anuladas.

Precisó que en esta primera vuelta fueron elegidos 11.425 delegados y 1.164 deberán ser escogidos el 26 de abril en la segunda ronda.

Señaló Balseiro que 34,8 por ciento de los avalados en las urnas fueron mujeres y 14,9 por ciento, jóvenes.

En cuanto al nivel escolar de los delegados, indicó que 49,2 por ciento posee nivel medio superior y 40,4 por ciento son graduados universitarios.

De acuerdo con la presidenta del CEN, existe una diversidad entre las y los delegados: los blancos representan 59,1 por ciento y los negros y mestizos 40,8 por ciento.

La edad predominante oscila de 41 a 50 años, añadió.

Trascendió que por segunda ocasión consecutiva, José Agustín Hernández, más conocido por “Adela la enfermera” y ser la primera concejala transgénero en Cuba, resultó ganadora en su circunscripción en el municipio de Caibarién, de la central provincia de Villa Clara.

Estos comicios se consideraron inéditos por las candidaturas en La Habana de dos opositores, el abogado independiente de 65 años, Hildebrando Chaviano, y Yuniel López, de 26 años, del ilegal “Partido Cuba Independiente y Democrática”.

Ninguno de los dos resultó elegido: Chaviano obtuvo 138 votos en su circunscripción del barrio del Vedado, donde reside.

Mientras López quedó segundo en su circunscripción de la barriada de Santa Amalia, municipio Arroyo Naranjo, con 233 votos. El ganador obtuvo 576.

Grupos opositores cubanos, que operan de manera ilegal, y otras voces de la sociedad civil reclaman cambios en la Constitución dirigidas a implementar elecciones presidenciales por voto directo y hasta la legalización de otros partidos políticos.

Las elecciones del pasado domingo ocurrieron luego de que en febrero, el Partido Comunista de Cuba (único legal en el país) anunciara la preparación de una nueva Ley Electoral, de la cual evadió detalles que permitan adelantar las posibles diferencias respecto a la actual normativa, vigente desde 1992.

Las autoridades han reiterado la disposición a propiciar una mayor participación de las nuevas generaciones en el Estado y el Gobierno, como parte del proceso de cambios económicos y sociales que encauza desde 2008 el presidente Raúl Castro.

Según la norma vigente, la Asamblea Nacional, que junto con las provinciales se renueva cada cinco años, elige de entre sus diputados al Consejo de Estado, integrado por un presidente, un primer vicepresidente, cinco vicepresidentes, un secretario y 23 integrantes más.

Los comicios parciales, como los de este domingo, se efectúan cada dos años y medio mediante votación directa y secreta. De entre candidatos seleccionados a mano alzada en reuniones barriales, surgen los delegados de circunscripción, división territorial del municipio, que representan a sus comunidades ante las instancias estatales.

Estos funcionarios eligen a los integrantes de las asambleas municipales que, a su vez, designan a sus presidentes y vicepresidentes.

Los delegados deben rendir cuentas cada dos meses ante la población que los eligió. Y en caso de incumplimiento de sus funciones pueden ser revocados por sus electores.

La Constitución cubana define a las asambleas del Poder Popular (municipales y provinciales) como órganos superiores locales del “poder del Estado” que, “ajustándose a la ley, ejercen gobierno” en sus demarcaciones respectivas. (2015)

 

Los comentarios están cerrados.