Repatriado ciudadano español Ángel Carromero

El traslado se produjo en virtud de un convenio bilateral de ejecución de sentencias penales.

Tomado de Cubadebate

El siniestro causó además heridas leves al propio Carromero y al sueco Jens Aron Codig, vicepresidente de las Juventudes del Partido Demócrata Cristiano de Suecia

La Habana, 29 dic.- El dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular de España Ángel Carromero llegó este sábado a Madrid, tras ser repatriado para cumplir en su país una condena de cuatro años por el delito de homicidio imprudente, en un caso que costó la vida a dos opositores cubanos.

Según trascendió de la prensa internacional, el recluso salió de La Habana la noche del viernes 28 en un vuelo regular de la compañía Air Europa que arribó a la terminal madrileña de Barajas alrededor del mediodía de hoy. El viaje se produjo bajo máxima discreción y la custodia de agentes españoles de la Interpol.

En el mismo vuelo fue repatriado Miguel Vives Cutillas, también ciudadano español, sentenciado por tráfico de drogas a 18 años de cárcel de los cuales ya cumplió cuatro años. Un convenio bilateral de ejecución de sentencias penales que data de 1998 permitió el traslado de ambos ciudadanos hacia su país de origen.

Carromero fue condenado a mediados de octubre pasado a cuatro años de prisión, tres menos que los solicitados por la fiscalía, bajo cargo de “homicidio imprudente”. El político conducía el automóvil que se estrelló contra un árbol, el 22 de julio, siniestro en el que murieron los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero.

De acuerdo a informes oficiales sobre el caso, la sala primera de lo penal del tribunal de Granma, distante unos 730 kilómetros al este de La Habana, impuso esa sanción “atendiendo a la gravedad de los hechos” en que fallecieron esas personas, en un accidente de tráfico ocurrido en un punto de la carretera que une a las ciudades orientales de Las Tunas y Bayamo.

En el automóvil siniestrado viajaba también Jens Aron Modig, dirigente de una formación conservadora de Suecia. Al igual que Carromero, Modig resultó ileso, pero regresó a su país poco después del accidente. Ambos ciudadanos viajaron a Cuba con visa de turistas para apoyar y entregar dinero al grupo opositor Movimiento Cristiano Liberación, liderado por Payá.

Tales actividades son consideradas ilegales por el gobierno cubano, que acusa a los grupos de la disidencia interna de mercenarios a sueldo de las políticas hostiles desarrolladas en su contra por Estados Unidos, su principal enemigo político- ideológico, y otros países.

Un comunicado oficial difundido en La Habana el pasado 14 de diciembre informó que en conversaciones sostenidas por representantes de los ministerios de Justicia de ambos países, sobre el convenio bilateral de ejecución de sentencias penales, la parte española se comprometió a garantizar el cumplimiento de la sanción en un establecimiento penitenciario en España.

Asimismo, a ofrecer información a las autoridades de Cuba en relación con la ejecución de la sentencia. “La contraparte española reconoció el debido proceso judicial llevado a cabo, así como el trato justo y adecuado que el referido ciudadano español (Carromero) ha recibido durante el tiempo de internamiento”, aseguró esa información (2012).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.