SINA responde sobre visas en La Habana

El documento continúa una polémica generada a partir de la publicación este viernes de un artículo sobre el tema en Granma.

Archivo de IPS-Cuba

Cuba no ha confirmado su asistencia a las conversaciones migratorias con Washington, previstas para el próximo 17 de julio.

La Habana, 29 jun.- La Sección de Intereses de los Estados Unidos (SINA) en La Habana aclaró el procedimiento a seguir por las cubanas y cubanos interesados en viajar al país norteño, así como la vía para denunciar casos de corrupción asociados a este proceso, en un comunicado enviado la víspera a la prensa extranjera acreditada en Cuba.

El documento busca “aclarar algunos malos entendidos” y “argumentar sobre algunos puntos en relación con el proceso de solicitud de una visa temporal a los Estados Unidos”, un tema a debate en estos momentos en la blogosfera cubana, que tuvo eco este viernes en el periódico Granma, el órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

El rotativo reprodujo en su edición del pasado 28 de junio el artículo “El negocio es negar visas, no otorgar visas”, del periodista Néstor García Itúrbide, que fue publicado originalmente en el blog La pupila insomne, a cargo del ingeniero y periodista Iroel Sánchez, que trabaja actualmente en el Ministerio de Comunicaciones.

El texto indicó que esta oficina niega visas temporales a personas de Cuba que desean visitar a sus familiares en los Estados Unidos, el destino migratorio de miles de naturales de la nación caribeña. Asimismo, el autor valoró cuestiones políticas y económicas asociadas a este fenómeno, tomando como base una investigación realizada por él entre quienes no reciben el ansiado visado temporal.

SINA

De acuerdo con el comunicado de la SINA, “ha aumentado durante el último año el número de entrevistas temporales de 120 ó 150 diarias a unas 500 actualmente”, con el objetivo de reducir “el tiempo de espera para un turno de entrevista de visa temporal”.

Además, indicó que en lo que va de año ha concedido 16.767 permisos de estancia temporales a cubanos y cubanas. En igual período de 2012,  la cifra fue solo de 9.369. Por otra parte, el pasado año esta oficina autorizó a más de 29.000 naturales de Cuba a emigrar legalmente a los Estados Unidos, en cumplimiento de los acuerdos migratorios firmados en 1994 entre ambos países que establecen un mínimo de 20.000 permisos migratorios anuales.

Asimismo, indicó que “los solicitantes deben demostrar fuertes lazos con Cuba que los impulsen a regresar luego de una corta visita a los Estados Unidos” para obtener una visa, mientras que quienes consideran “viajar a México para cruzar la frontera o embarcarse en una balsa hacia los Estados Unidos” no son elegibles.

El texto especificó que la tarifa de pago para una visa de no-emigrante, de 160 CUC (moneda fuerte), “es la misma que se aplica en todas las embajadas y consulados de los Estados Unidos en el mundo”. A su vez, solicitó “a cualquiera que tenga información” sobre hechos de corrupción de funcionarios de la oficina que contacte inmediatamente con la Oficina de Seguridad Regional.

Granma    

“Es posible que uno de los propósitos del gobierno estadounidense con la negativa de visas (a cubanos y cubanas) sea el provocar que los viajes ilegales aumenten”, indicó el artículo de García reproducido en Granma.

El periodista calculó que, si cada solicitante debe pagar 160 CUC y la SINA entrevista a “600 personas diarias”, el gobierno estadounidense recauda por este concepto “96.000 CUC diarios, 480.000 semanales”. A quienes sean rechazados y se presenten en otras oportunidades, “pudiera costarle 320 o quizás 480 CUC” el trámite, continuó.

Seguidamente, el autor dijo que “algunos, para recibir la visa le han dado dinero al funcionario” y concluyó que las autoridades estadounidenses le dan un tratamiento “netamente comercial” y no “humanitario” a este proceso, asociado a la reunificación de la familia cubana, dividida por la emigración.

Este mes el Departamento de Estado de EEUU confirmó que funcionarios estadounidenses y cubanos se reunirán el 17 de julio en Washington, para reanudar las conversaciones migratorias entre ambas naciones suspendidas desde 2009. La Habana, por su parte, no se ha pronunciado al respecto.

Tras los acuerdos migratorios bilaterales alcanzados en 1994 y 1995, sendos países se mantuvieron revisando hasta dos veces por año el cumplimiento del compromiso de trabajar hacia la “migración segura, legal y ordenada”.

El presidente George W. Bush suspendió estos encuentros en 2003, que fueron reanudadas en 2009 por la administración del presidente Barack Obama. Pero el mandatario actual volvió a suspenderlas por el deterioro de las relaciones con Cuba a raíz del caso del subcontratista estadounidense Allan Gross, que cumple condena en La Habana. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.