Visas en discordia

LASA se inauguró este jueves 24 y sesionará dos días en la ciudad de San Francisco.

Jorge Luis Baños - IPS

La decisión de Washington se fundamentó en la sección 212 (f) de la Ley de Nacionalidad e Inmigración, que niega la entrada a quien considere

LA HABANA, 24 may (IPS) – La negativa de Estados Unidos a entregar visas de ingreso a 11 académicos cubanos que debían participar en un congreso, que comenzó este jueves 24, provocó protestas de sectores que en ambos países pugnan por el intercambio libre de ideas y conocimientos como vía hacia la solución del añejo conflicto bilateral.

El gobierno estadounidense de Barack Obama “hace ahora poco para ayudar a que el intercambio académico mine el muro entre nuestros países”, señalaron en Cuba integrantes de la Red Protagónica Observatorio Crítico (OC), en un texto enviado a IPS por correo electrónico.

El documento rechaza la práctica de visados caprichosos, con las cuales los gobiernos obstaculizan el libre intercambio de conocimientos y el establecimiento de redes de apoyo entre iguales. “Para crecer de modo autónomo, justo y sostenible, es imperativa la posibilidad de conocer otras realidades, iniciativas e imaginarios”, se añade en el texto.

La OC, reconocida en la sociedad civil de esta isla por su posición crítica sobre la realidad nacional, la promoción de espacios de participación y de proyectos comunitarios autogestionados, invitó a reproducir la protesta en diversas tribunas con la frase “Cuba está bloqueada, deseamos hacer caer el muro”.

Por su parte, una carta enviada por la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA, por sus siglas en inglés) a Sergio Jorge Pastrana, presidente ejecutivo de la Academia de Ciencias de Cuba, consideró “errática” la decisión de negar la visa a los académicos cubanos, según versiones de prensa.

El 30 Congreso Internacional de la Asociación de Estudios de América Latina (LASA), que se inauguró este jueves 24 y sesionará dos días en la occidental ciudad estadounidense de San Francisco con más de 2000 participantes, incluye más de 100 conferencias y paneles alrededor de la historia, la economía, la política, la sexualidad y el género en Cuba.

Los participantes de la isla, de un grupo de más de 70 invitados, que no pudieron viajar son Carlos Alzugaray, Carmen Castillo, Soraya Castro, Olga Fernández, Rafael Hernández, Milagros Martínez, Esteban Morales, Carlos Oliva, Miriam Rodríguez, Oscar Zanetti, y Roberto Zurbano.

“Entre las personas a las que se le niegan la visa están aquellas que más experiencia han tenido en LASA, que han estado innumerables veces en Estados Unidos y trabajado durante años en el intercambio académico por la vía de LASA”, dijo a IPS uno de los afectados, el politólogo Morales.

En su caso, el de Castro, Hernández y Azaguaray, se trata de académicos con una experiencia de años en el estudio de la política de Estados Unidos hacia Cuba y la región de América Latina y el Caribe. Otros como Martínez trabajan el tema de las migraciones.

La decisión de Washington se fundamentó en la sección 212 (f) de la Ley de Nacionalidad e Inmigración, que niega la entrada a quien considere “nocivo para el interés” de ese país.

“Vetaron a las personas que llevaban el debate de la cuestión bilateral a LASA”, enfatizó Morales, quien consideró la medida como una respuesta a la coyuntura que afronta Estados Unidos en la región, con un grupo importante de países exigiendo el retorno de Cuba al sistema interamericano en franca oposición a su política hacia la isla.

También, añadió, se trata de un gesto hacia la extrema derecha cubana en Miami y sus representantes en el Congreso legislativo de ese país que, con fuerte influencia en momentos electorales, rechazan cualquier tipo de iniciativa que tienda a un acercamiento entre los dos países. La negativa a la entrega de visas de parte de Washington trascendió tras las protestas de círculos radicales del exilio cubano en Miami sobre el visado otorgado para participar en el mismo congreso a Mariela Castro Espín, directora del gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual e hija del presidente de Cuba, Raúl Castro.

Igual reacción provocó la concesión de visas en las últimas semanas a Josefina Vidal, directora del departamento de América del Norte de la cancillería cubana, y a Eusebio Leal, historiador de la Ciudad de La Habana, quien en estos momentos imparte un grupo de conferencias por varias ciudades de Estados Unidos.

“La denegación arbitraria de visas en general, y en el caso de investigadores e investigadoras de Cuba específicamente, limita las vías de cooperación y la producción de un mejor y más extenso conocimiento”, sostiene una resolución de la Sección de Estudios Relacionados con Cuba de LASA.

El texto, publicado en el sitio web de esa sección a comienzos de esta semana y retirado posteriormente, urge al gobierno de Estados Unidos a respetar los principios fundamentales de libertad académica y anuncia que la entidad reconsiderará la decisión de realizar sus congresos internacionales en ese país.

La mayor asociación profesional dedicada al estudio de América Latina y el Caribe, con más de 7.000 integrantes, tomó una decisión similar durante el gobierno de George W. Bush (2001-2009) con el fin de garantizar la participación cubana en los debates. Los encuentros se trasladaron entonces a Brasil y a Canadá. Al respecto, Morales recordó que “LASA es un espacio muy amplio de debate que Estados Unidos no puede controlar”, y se sintió confiando en que alguna medida se tomará para garantizar la participación cubana en el futuro.

Por su parte, un editorial publicado el lunes 21 por el diario estadounidense The Washington Post aseguró que la negativa de visa a 11 académicos cubanos “es un mensaje que transmite debilidad, no fuerza”.

Tras cuestionar qué es lo que provoca “tanto miedo” a los políticos de origen cubano, incluyendo miembros del Congreso, el periódico catalogó la decisión de “vergonzosa” y recordó que “la libertad de expresión está destinada no sólo a proteger a los que tienen la palabra, sino también a aquellos que quieran escucharlos”.(FIN/2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.