Accidentes de tránsito siguen en ascenso en Cuba

El uso incorrecto de celulares por parte de choferes y peatones se suma a las múltiples causas que provocan los accidentes de tránsito en la isla caribeña.

Durante la etapa festiva de fin e inicio de año, las autoridades redoblaron la vigilancia al menos en las vías de la capital cubana.

Foto: Archivo IPS-Cuba

La Habana, 7 ene.- Falta de atención e irresponsabilidad de peatones, violaciones de las regulaciones de seguridad vial, exceso de velocidad y mal estado de las calles y vehículos, entre otras causas, provocan anualmente miles de accidentes en Cuba, donde como promedio ocurren 30 casos de este tipo por día.

A esos motivos se han sumado otros relacionados con el uso inadecuado de las nuevas tecnologías: hablar mediante teléfonos celulares mientras se conduce un vehículo, usar audífonos al caminar por calles y avenidas o perder la concentración por mirar audiovisuales a través de dispositivos instalados en los autos.

Lisette cruzaba una calzada escuchando la música de su preferencia, ilusionada con la pizza que compraría para ella y sus amigas. El chofer de un transporte público pensó que con tocar la bocina bastaría y no frenó.

El golpe fue fuerte y, pasados los años, la joven todavía sufre las consecuencias del impacto: solo ahora sus piernas y un brazo comienzan a reaccionar.

“Mi caso no es único, sé de varios adolescentes que han sufrido o estado a punto de sufrir por la moda de los audífonos, pero cuando me lo advertía la familia pensaba que era sobre protección”, comentó a la Redacción IPS Cuba.

También son causa de siniestros no respetar el derecho de vía, tampoco atender el control del vehículo y obedecer las luces de los semáforos, al igual que el exceso de velocidad, violaciones del peatón, conducir bajo ingestión bebidas alcohólicas y adelantamiento indebido.

En los accidentes están involucrados todo tipo de medios de transporte: ómnibus, camionetas, motos, paneles, peatones, jeeps, bicicletas, camiones, taxis, microbuses, ambulancias, cuñas tractoras, rastras, coches de tracción animal, tractores, animales en la vía, obstáculos fijos y trenes.

Según el sitio web de la televisión de la centro sureña provincia de Cienfuegos, Perlavisión, Ricardo Ricardo Alonso, director Nacional de Seguridad e Inspección Automotor, dijo en diciembre pasado que en el país ocurre un accidente cada 47 minutos, una muerte cada 11 horas y una persona resulta lesionada cada una hora.

Desde hace unos años, en Cuba aumenta la presencia del peatón en los accidentes de tránsito, explicó en programa radial la Capitana Yarileisy Gómez Torres, del Departamento de Educación y Divulgación de la Dirección Nacional de Tránsito.
En el 32 por ciento de los casos está involucrado el peatón y los días con mayor incidencia son sábado y domingo. Anualmente la accidentalidad peatonal promedia 215 fallecidos y 1.272 lesionados. Y entre las provincias más afectadas sobresalen La Habana, Santiago de Cuba y Granma.

Entre las principales causas y condiciones que propician este tipo de accidente, se encuentran la baja o ninguna percepción del peligro por parte de peatones y conductores al transitar por la vía pública, la utilización de equipos electrónicos que limitan la atención de este usuario y el poco conocimiento de la Ley 109 Código de Seguridad Vial por parte de los peatones.

Hasta el momento, no son significativos los resultados de las diferentes acciones adoptadas por la Dirección Nacional de Tránsito para disminuir la accidentalidad, entre ellas, campañas temáticas dirigidas a los actores de la vía sobre el uso del cinturón de seguridad y de cascos para motoristas y acompañantes, los mensajes y programas televisivos además de concursos para la infancia y la adolescencia.

Tampoco parece estar rindiendo todos los frutos esperados la Ley 109 de Seguridad Vial, aprobada en octubre de 2010, que llama la atención que los accidentes de tránsito constituyen una de las principales causas de muerte, traumas y lesiones en muchas de las familias cubanas y la sociedad en general, además de ocasionar cuantiosos daños y pérdidas materiales.

Desde hace varios años, las autoridades de tránsito refuerzan la vigilancia sobre la circulación vial y sobre todo en la etapa vacacional se controlan los accesos a playas u otros centros recreativos a fin de comprobar que se cumpla la ley y detectar si algún conductor ha ingerido bebidas alcohólicas.

A tenor con la nueva legislación, quienes incurran en esta violación, se les suspende la licencia de conducción por un año y después, para volver a obtenerla, tienen que realizar el examen teórico y práctico. En el caso de los choferes profesionales que sean detectados dos veces en el período de tres años conduciendo bajo del efecto del alcohol se les retira la licencia entre tres y cinco años. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.