Ciencia cubana y estadounidense mira al futuro

El medio ambiente y el ámbito de política científica y diplomacia se prevén para posibles intercambios entre ambos países.

Archivo IPS Cuba

Las áreas identificadas por ambas delegaciones responden a las demandas actuales de la ciencia.

La Habana, 17 dic.- Cuba y Estados Unidos identificaron a la medicina, neurociencia, biotecnología y medio ambiente, entre otras, como áreas científicas para futuras colaboraciones durante un encuentro entre la Academia de Ciencias de Cuba (Acc) y la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias (Aaas, por su sigla en inglés).

En la reunión, realizada del 12 al 16 de diciembre en la capital cubana, se acordó además priorizar la participación en los intercambios de investigadores jóvenes, así como desarrollar actividades y trazar metas a corto y largo plazo, que garanticen fortalecer vínculos entre las comunidades científicas de ambos países.

La Acc y la Aaas coordinaron la cita, que no responde al interés de ninguna institución ni a una política gubernamental, sino que partió del interés de personas de la ciencia, especificó a medios de prensa internacionales el secretario de Relaciones Exteriores de la parte cubana, Sergio Jorge Pastrana.

Su homólogo de la Aaas, Mike Clegg, espera que este acontecimiento sea “solo el comienzo de un proceso más ambicioso” entre ambas naciones, según expresó a la prensa, sobre el encuentro que reunió a 18 líderes de la ciencia estadounidenses y más de 20 de Cuba.

Como principal propósito, el grupo participante revisó “las oportunidades de programas de cooperación científica sostenibles en las ciencias biológicas y de la vida, ciencias ambientales, tecnologías habilitantes y política científica”, reportó un resumen ejecutivo circulado a la prensa extranjera acreditada en La Habana.

De acuerdo con el texto, revistieron gran importancia “los contactos directos entre líderes científicos de ambos países del más alto nivel en un grupo de campos de la ciencia, a fin de discutir las tendencias y actividades de investigación actuales que puedan crear nuevos conocimientos para contribuir a atender prioridades urgentes relativas a la sostenibilidad de las sociedades humanas”.

Transcurrida de manera no formal, la reunión representó una arista diferente en las conflictivas relaciones entre Cuba y Estados Unidos, países que carecen de vínculos diplomáticos desde 1962.

En 2009, una delegación de la academia estadounidense visitó la isla caribeña. Sin embargo, la presencia de ciudadanos de Estados Unidos en congresos científicos celebrados en Cuba está restringida por prohibiciones del bloqueo económico y financiero que Washington impone a La Habana. Lo mismo sucede con la participación de especialistas de la isla en simposios del país de norte.

Asimismo, la cooperación científica cubana y estadounidense, que comenzó en el siglo XVIII, se resintió desde los años 60 del pasado siglo XX debido al diferendo político-ideológico. Por otra parte, con el gobierno de Barack Obama se ampliaron los intercambios bilaterales en el área cultural. (2011)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.