Cuba afirma que brote de cólera está controlado

Fuentes oficiales aseguran que el sistema nacional de salud cuenta con los recursos y medios necesarios para el tratamiento y prevención de la enfermedad.

Jorge Luis Baños - IPS

Cuba confía en su sistema sanitario para el tratamiento y prevención del cólera.

La Habana, 19 ene.- El brote de cólera detectado en la capital de Cuba a principios de este mes “está prácticamente cerrado” , aunque se mantendrá activado el sistema de vigilancia y seguimiento de las medidas aplicadas para disminuir las condiciones de riesgo, aseguraron este sábado autoridades sanitarias.

En entrevista al diario Granma, el director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública. Manuel Santín Peña, y director del Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología, Mariano Bonet Gorbea, insistieron en que el país dispone de los recursos necesarios para evitar la expansión de la enfermedad.

El pasado día 15 fueron confirmados oficialmente 51 casos de personas afectadas por el Vibrio cholerae O1 Tor enterotoxigénico, serotipo Ogawa, trasmisor del mal considerado una amenaza sanitaria que ha resurgido en los últimos años. Este brote se detectó en el Cerro y otros municipios habaneros.

De acuerdo a los datos de Granma, en 1998 se produjo un fuerte incremento de la enfermedad en países de Africa y Asia. En 2010, una epidemia en Haití, dejó miles de víctimas mortales y afectó luego a República Dominicana. Ambas naciones caribeñas comparten la isla La Española, cercana al archipiélago cubano.

Posteriormente, con la aparición de brotes locales o casos importados, los brotes epidémicos se extendieron a Estados Unidos, México, Venezuela, Canadá, Puerto Rico y la Isla San Martín en el Caribe. “En Cuba, a partir de junio del pasado año, enfrentamos algunos brotes, que han sido rápidamente controlados por la vigilancia permanente y la capacidad de respuesta de nuestro sistema de salud”, aseveró el periódico.

En la entrevista, los galenos reiteraron que el sistema nacional de salud cuenta con la infraestructura y los recursos y medios necesarios para el tratamiento y prevención de la enfermedad y evitar así su extensión. “Se realiza el seguimiento diario en zonas con riesgos medioambientales no solo para el cólera, sino para otras enfermedades”, afirmaron.

Señalaron además que los médicos y enfermeras de familia, junto a equipos técnicos en las áreas de salud, actúan de manera inmediata ante la aparición de casos sospechosos, realizan la pesquisa activa de la población en la búsqueda de enfermos con diarrea, y desarrollan acciones de control higiénico-epidemiológicas y de educación.

Respecto a la situación actual del brote en la provincia de La Habana informado en días pasados, aseguraron que “se continúa trabajando intensamente y hoy está prácticamente cerrado. No obstante, se mantendrá activado el sistema de vigilancia y el seguimiento de las medidas de sostenibilidad para disminuir vulnerabilidades y condiciones de riesgo”.

Las autoridades médicas insistieron en medidas de prevención como el consumo de agua desinfectada con cloro y alimentos higiénicamente elaborados y, asimismo, con la limpieza personal y colectiva, fundamentalmente el lavado de manos, que debe realizarse siempre antes de manipular o ingerir alimentos, después de ir al baño, inmediatamente después del regreso de la calle y luego de la manipulación de objetos que pudieran estar contaminados.

Personas que participaron en la sección interactiva Café 108 del sitio web de la Oficina de IPS en Cuba relacionaron el aumento del cólera y otras enfermedades infecto contagiosas tanto en este país como en la región con causas que van desde el cambio climático hasta la falta de higiene, mala manipulación de los alimentos y el consumo de agua contaminada. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.