Cuba intenta reducir accidentes de tránsito

El factor humano figura como principal causa de los siniestros, que en el primer semestre cobraron 363 víctimas fatales.

Archivo IPS Cuba

Lejos de disminuir, la accidentalidad vial aumenta.

La Habana, 28 ago.- Ni la adopción de una nueva ley de seguridad vial, ni el incremento de la revisión del estado técnico de vehículos, ni las campañas de bien público dirigidas a elevar la disciplina vial han conseguido disminuir los accidentes de tránsito en Cuba.

Fuentes oficiales indicaron que de enero a junio de 2012 aumentaron tanto los accidentes como el número de personas fallecidas por esa causa, en relación con similar periodo de 2011.

Hasta el cierre de junio pasado en el país ocurrieron 5.637 de estas catástrofes, que provocaron 363 fallecidos y 4.388 lesionados, las cifras más altas de los últimos 12 años.

Cuba aprobó en 2010 la Ley 109 Código de Seguridad Vial, intensificó la prevención con la inserción en espacios radiales y televisivos de mensajes de educación vial, mejoró algunas vías de importancia y ubicó carteles de alerta en tramos de alta concentración de accidentes. Sin embargo, lejos de disminuir, la accidentalidad vial aumenta.

Según declaró en un programa televisivo el jefe de la Dirección Nacional de Tránsito, teniente coronel Mario Ríos, el factor humano sigue siendo la principal causa de los siniestros.

En los meses de verano, etapa que coincide con las vacaciones de estudiantes y trabajadores, se reforzaron las fuerzas del orden y los inspectores estatales de transporte incrementaron las inspecciones técnicas a vehículos y conductores.

No atender el control del vehículo, no respetar el derecho de vía, manejar a exceso de velocidad y realizar adelantamientos indebidos, se encuentran entre las primeras causas de los accidentes de tránsito en la isla, reveló Ríos.

Una de las mayores violaciones que se reportan en el país es conducir tras la ingestión de bebidas alcohólicas. En 5.147 pruebas de alcoholemia realizadas en julio y agosto se detectó que 22 por ciento de los conductores, un total de 1.159, estaban bajo los efectos del alcohol, dijo el inspector general del Transporte, Oscar del Toro.

Esto significa, alertaron las autoridades, que aunque el por ciento ha disminuido en comparación con etapas anteriores, uno de cada cinco conductores había consumido bebidas alcohólicas.

La doctora Marlén Lasanta Montesino, directora del Instituto de Medicina Legal, explicó ante las cámaras que aunque los conductores no lo perciban, la ingestión etílica afecta la capacidad para conducir e incrementa en 1,5 veces el riesgo de tener accidentes.

Las normas máximas de consumo establecidas por el Ministerio de Salud Pública para los conductores privados son dos latas de cerveza, dos vasos de vino o dos líneas de ron. Los profesionales del volante no pueden consumir cantidad alguna.

“Las medidas contra quienes manejan y beben deben ser muy rigurosas, que incluya la retirada de la licencia de conducción, pues esas conductas ponen en peligro la vida de muchas personas inocentes”, considera Inés Miranda, una profesional de 48 años.

Entre las licencias suspendidas temporalmente en la etapa vacacional, 50 por ciento correspondieron a este indicador. El nuevo Código de Seguridad Vial impone medidas más severas contra infracciones como el exceso de velocidad o conducir bajo los efectos del alcohol.

El estado de los vehículos es otra de las prioridades del trabajo de prevención que desarrollan las autoridades vinculadas al transporte. En 13.800 inspecciones técnicas realizadas por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) entre el primero de julio y el 20 de agosto, fueron detectados 2.135 vehículos no aptos para circular.

Los accidentes viales constituyen la primera causa de muerte en Cuba en las edades entre uno y 19 años, y la quinta entre toda la población, después de las enfermedades del corazón, los tumores malignos, las afecciones cerebrovasculares y las enfermedades respiratorias como la influenza y neumonía. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.