Cuba recibe a médicos que combatieron el ébola

Aún permanece en Sierra Leona un equipo de 66 profesionales de la salud cubanos.

Arribaron a Cuba 98 profesionales provenientes de Sierra Leona y 52 de Liberia

Foto: Arribaron a Cuba 98 profesionales provenientes de Sierra Leona y 52 de Liberia

La Habana, 24 mar.- Una favorable acogida reciben los 150 colaboradores cubanos de la salud -98 provenientes de Sierra Leona y 52 de Liberia- que regresaron a su país tras seis meses de lucha contra el ébola en África Occidental.
Se espera que regrese el venidero primero de abril el último grupo del total de 256 personas, entre médicos y enfermeros, que integraron la Brigada Médica Cuba Henry Reeve que desde octubre pasado ayuda a controlar un brote del mortal virus en territorios africanos a solicitud del titular de la Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

En las calles de esta capital, diversas reacciones provoca entre la gente el regreso a casa de estos profesionales de la salud.

“El pueblo cubano siente orgullo por ellos. Se arriesgaron pero regresaron victoriosos después de haber salvado vidas que de lo contrario se hubieran perdido”, dijo a la Redacción IPS Cuba Juan Carlos Valdés, transportista privado.

De acuerdo con el médico Luis Manuel Fernández, especialista en medicina interna, “ellos cumplieron con el objetivo de la misión ante la epidemia de ébola que era salvar vidas humanas, la motivación que une al personal de la salud de nuestro país”.

De esta forma, agregó, pusieron nuevamente en alto el nombre de la salud cubana y demostraron su profesionalidad.

Por su parte, Ángel Luis García, trabajador del estatal Centro Nacional de Sanidad Vegetal, y Consuelo Rojas, del sector de la comunicación, consideraron una suerte que regresaran sanos y salvos, aun cuando el riesgo de su trabajo fue bien elevado y tuvieron que acatar severas medidas de seguridad.

De los especialistas enviados por Cuba, solo uno adquirió el virus y pudo ser salvado, lo que indica el cuidado y profesionalidad con que trabajaron, dijeron reportes de prensa de la nación caribeña que acompañaron la misión médica en los últimos tiempos.

No obstante, la misión en África representó la pérdida de dos integrantes del grupo. Uno de ellos, el enfermero Reinaldo Villafranca, falleció víctima de la malaria, una enfermedad menos mencionada pero que cobra muchas vidas en el continente africano.

En Sierra Leona trabaja además una brigada de especialistas en el Programa Integral de Salud y en más de 30 países de África hay alrededor de 4.000 médicos y enfermeros.

En esta misión también perdió la vida Jorge Juan Guerra Rodríguez, licenciado en Economía, miembro de la misión médica cubana en Guinea Conakry, quien falleció el pasado 26 de octubre a causa de paludismo, otra de las enfermedades que cada año ocasiona miles de muertes en esa región del mundo.

Hasta el momento no se han hecho públicas las medidas cuarentenarias para este grupo pero las autoridades anunciaron que el personal pasaría por el proceso de vigilancia epidemiológica y el control establecido para las y los viajeros procedentes de países que han sufrido la referida epidemia.

Según fuentes cercanas al estatal Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK) se espera que los colaboradores de salud podrían permanecer en cuarentena en esa institución por algunas semanas, como una manera de prevenir la entrada al país de diversas enfermedades.

Para la secretaria América Román, se debe mantener un estricto control de la cuarentena del grupo para evitar la entrada de peligrosas enfermedades a Cuba. “Aunque no es fácil estar en casa y tener que esperar más tiempo para ver a la familia”, apuntó a la Redacción IPS Cuba.

Medios de prensa informaron que en Sierra Leona permanecen aún otros 66 colaboradores, que regresarían a Cuba el próximo primero de abril.

En las tres naciones de África Occidental donde laboraron, las más afectadas por la epidemia, el personal sanitario cubano no solo tuvo un rol preponderante en la cura sino en la prevención, según reconocieron las autoridades competentes.

Con el apoyo de la OMS, Cuba mantuvo en cinco meses 165 colaboradores en Sierra Leona, otros 53 en Liberia y 38 en Guinea Conakry en la lucha contra el ébola en esos tres países, donde la epidemia causó más de 10.000 muertos, según datos de esa organización.

El personal médico cubano encargado de contrarrestar el virus en Liberia salvó a 50 personas contagiadas con el virus allí. En Sierra Leona, el trabajo del grupo redujo los indicadores de la enfermedad, cuya tasa letal disminuyó a menos de la mitad.

Según trascendió, las personas que integraron la brigada tenían más de 15 años de experiencia profesional y habían cumplido misiones internacionalistas con anterioridad, algunos en más de una ocasión.

La actitud y el aporte del gobierno y el personal de salud de la nación caribeña fueron reconocidos en su momento por personalidades y medios influyentes de todo el mundo, entre ellos el periódico británico The Observer, la revista Time, The Washington Post y The New York Times. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.