Cuba recuerda expedición científica en canoa 30 años después

Las acciones por el aniversario se proponen mostrar a las nuevas generaciones un acontecimiento científico de gran relevancia para la región y el mundo.

De izquierda a derecha, Liliana Núñez, Ángel Graña y Yociel Marrero.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 29 ene.- Con talleres en centros educacionales, exposiciones, un simposio internacional y un festival de las artes y la ciencia, entre otras iniciativas, la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre (FANJ) celebrará durante 2018 los 30 años de la expedición en canoa del Amazonas al Caribe.

El programa fue iniciado en Misahuallí, Ecuador, en marzo de 2017, a tres décadas del inicio del periplo que recorrió 20 países de las cuencas del Amazonas, el Orinoco y el mar Caribe, por iniciativa del científico y geógrafo cubano Núñez Jiménez (1923-1998), considerado el cuarto descubridor de Cuba, explicó Liliana Núñez, presidenta de la no gubernamental FANJ.

La expedición, llevada a cabo entre 1987 y 1988, fue organizada por la Conferencia Iberoamericana del V centenario de la llegada de los conquistadores españoles a América para reeditar cómo pudo haber sido el verdadero descubrimiento prehispánico del mar Caribe y sus islas por las tribus que poblaron América del Sur.

La expedición recorrió naciones de Sudamérica y el Caribe.

Foto: Archivo IPS Cuba

Las tripulaciones conjuntas de los países latinoamericanos emplearon en la travesía por los ríos y el Caribe cinco canoas construidas en la selva del Amazonas por quechuas, a semejanza de las que han usado tradicionalmente los pueblos amerindios.

“Estas celebraciones van a ocurrir durante todo 2018. El espíritu que queremos resaltar es que esta canoa ha venido navegando por 30 años y llega cargada de todo el simbolismo que Núñez le concedió en su momento: la investigación desde Latinoamérica”, apuntó la presidenta de la FANJ.

“Es la canoa que trae también todo el saber ancestral para resaltar en un mundo todavía más globalizado cómo han quedado olvidadas las técnicas tradicionales de construcción, modo de consumir y de vivir que han quedado rezagados. No es celebrar el hecho como fue, sino su trascendencia”, dijo.

Continuidad

Como parte de esta celebración y en dependencia de los apoyos financieros, se realizarán pequeñas expediciones, con la mirada puesta en revisitar y actualizar la información sobre los lugares estudiados 30 años atrás.

Ángel Graña, uno de los expedicionarios de aquella experiencia, explicó que “hay muchas cosas que sería muy bueno ver ahora qué ha pasado con ellas”.

Puso como ejemplo a una zona amazónica de Brasil, donde una empresa extranjera destruyó la selva para un proyecto de siembra de palma que terminó en fracaso.

También habló de la importancia de ver qué ha sido de las comunidades indígenas y la religión, comprobar si se mantiene la extracción de caucho o si se conservan fósiles antiquísimos que 30 años atrás se recomendó proteger.

Una de las canoas de la expedición de 1987-1988 se conserva en el museo de la FANJ, junto a artesanías y piezas acopiadas durante el recorrido.

Foto: Archivo IPS Cuba

Simposio internacional

La FANJ convoca al simposio internacional “En canoa hacia una cultura de la naturaleza”, para seguir las ideas de Núñez Jiménez, quien promovió el estudio de la diversidad, probar los nexos entre el Caribe y Sudamérica y unir a científicos y exploradores de la región a apreciar con sus ojos lo que hasta entonces había sido privilegio de estudiosos europeos.

Yociel Marrero, coordinador del comité organizador de la cita, detalló que el encuentro persigue compartir saberes sobre la diversidad y conectividad en la región, socializar experiencias de exploraciones que han buscado desentrañar los hilos entre naturaleza, pueblos y culturas, resaltar la esencia humanista del eminente geógrafo y los logros de la expedición.

Sus ejes temáticos girarán en torno a las expediciones científicas por rutas fluviales  y marítimas a través del mundo, conectividad y fragmentación del Amazonas al Caribe; Núñez como precursor de una cultura de la naturaleza y la trascendencia de la histórica expedición.

El simposio, previsto a celebrarse del 25 al 28 de junio, se enfocará también en el cambio climático en las cuencas del Amazonas, Orinoco y el Caribe y la situación y cultura de las poblaciones indígenas.

“Este programa no es el final de nada, sino continuidad y comienzo de una nueva dimensión que desde la fundación queremos alcanzar y que sea más útil para la sociedad cubana y el mundo”, dijo.

El día final, cuando se cumplirán 30 años de la entrada a la bahía de La Habana, se realizará el festival de la ciencia y las artes “Unión y naturaleza”, con muestra de fotos y objetos en la Casa Guayasamín, concierto de música en la Plaza de San Francisco de Asís, feria de la ciencia, exposición de artes plásticas y presentaciones de grupos de danza y coros, entre otros. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.