Cuba refuerza estrategias contra el ébola

Las autoridades sanitarias insisten en la vigilancia y respeto a las normas higiénicas y sanitarias para evitar su aparición y propagación en la nación caribeña.

Archivo IPS

La epidemia comenzó en marzo pasado en Guinea. de Medicina Tropical

La Habana, 26 sep.- Especialistas de salud de Cuba se preparan antes de trasladarse a naciones de África occidental afectadas por la epidemia del ébola, mientras las autoridades sanitarias refuerzan los planes preventivos para evitar un brote del virus mortal en el país caribeño.

Funcionarios de la cartera de salud reiteraron la víspera en el programa radioteleviso Mesa Redonda Informativa que el envío de brigadas médicas locales responde a la solicitud de ayuda hecha al presidente Raúl Castro por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El primero de estos grupos, constituido por 62 médicos y 103 enfermeros, debe partir a principios de octubre hacia Sierra Leona.
Esa nación del occidente africano, junto a sus vecinas Liberia, Guinea Conakry, Nigeria y Senegal, resultan las más afectadas por el brote que desde marzo ha afectado a unas 5.800 personas, de las cuales 2. 800 murieron, según los últimos datos de la OMS.

Los galenos que viajarán próximamente a diversas naciones africanas, integran el Contingente “Henry Reeve”, un grupo de voluntarios constituido en septiembre de 2005 por el expresidente Fidel Castro para brindar asistencia a las y los damnificados por el paso del huracán Katrina en el sur de Estados Unidos.

El doctor Jorge Pérez, director del estatal Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK), señaló que se preparan 461 cooperantes de la salud, desde el pasado 15 de septiembre, en la Unidad Central de Colaboración médica en un curso intensivo para adiestrarlos en cómo enfrentar la enfermedad.

Para ello, explicó, se creó un hospital de campaña en terrenos del IPK para efectuar los entrenamientos con condiciones similares a las que se pueden encontrar en África.

Estas acciones son asistidas por profesores de la institución, el Centro de Seguridad Biológica y expertos internacionales de la OMS, así como de la organización no gubernamental Médicos sin Fronteras, con experiencia en esas áreas.

De acuerdo con el director del IPK, las autoridades sanitarias crearon un puesto de dirección nacional para evaluar las medidas destinadas a combatir el ébola y prevenir el contagio de colaboradores de la salud y demás personal cubano en los países afectados.

De igual forma, se mantiene un monitoreo sistemático de la situación epidemiológica internacional a través internet. Se recopila información para tomar decisiones que orienten tanto a organismos nacionales como internacionales, precisó.

Pérez detalló que en el IPK se creó una sala especial donde han sido atendidas hasta el momento 23 personas sospechosas, de las cuales 19 ya están de alta tras ser descartada la presencia del flagelo.

Recalcó que gracias a compras y donaciones internacionales, el país dispone de los materiales e insumos necesarios y alista a todo su personal en los centros de salud para prevenir la introducción del virus en Cuba.

La doctora Regla Angulo, directora de la Unidad Central de Colaboración del Ministerio de Salud Pública, subrayó que la colaboración cubana en África, presente desde hace más de cinco décadas, está integrada hoy por 4.000 galenos nacionales en 32 países.

Por su parte, la doctora Rosaida Ochoa, directora de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades de la cartera sanitaria, insistió en que resulta esencial la vigilancia y prevención de la ciudadanía para evitar la expansión del ébola en Cuba.

Comentó que deben cumplirse las mismas medidas higiénico-sanitarias para prevenir enfermedades como el cólera, chikungunya, diarreas y dengue, que son transmitidas por vectores y de alta incidencia en las Américas.

Exhortó a la población a estar informada y practicar el autocuidado de salud con medidas como hervir y clorar el agua, lavar las frutas y vegetales, y mantener una adecuada higiene personal, alimentaria y ambiental, además de acudir al médico ante síntomas sospechosos.

El ébola es un virus emergente trasmitido por las heces de una especie de murciélago en la región del río Ébola, que da nombre a la enfermedad.

Resulta altamente letal y aún carece de cura. Tiene posibilidades de extenderse a otras naciones y regiones geográficas.

El periodo de incubación fluctúa de dos a 21 días, durante el cual provoca desde pérdida de apetito, fatiga y dolores musculares hasta llegar a elevadas fiebres, sangramientos, deshidratación y convulsiones. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.