Curso analiza situación actual del dengue

La cita permitirá el intercambio de experiencias en función de erradicar esa enfermedad, de impacto mundial.

Jorge Luis Baños-IPS/jlbimagenes@yahoo.es

Pese a las campañas públicas contra el dengue, todavía existe en la población cubana una baja percepción de riesgo.

La Habana, 12 ago.- Con la participación de unos 300 especialistas nacionales y foráneos, inicia hoy sus sesiones el XIII Curso Internacional de Dengue, que se desarrollará hasta el 23 de agosto próximo en el capitalino Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kourí” (IPK).

La agenda del encuentro, efectuado aquí cada año desde 1987, incluye temas como la situación epidemiológica actual, los métodos de control y prevención, la necesidad de mantener una vigilancia continua y el reto de enfrentar desde diferentes sectores la propagación de esta enfermedad.
También se debatirá sobre el estado actual de la epidemia en América, las estrategias de gestión al respecto y se analizará la clasificación clínica dictada en 2009 por la Organización Mundial de Salud (OMS), que divide el padecimiento en dengue severo y dengue (con o sin signos de alarma).

En tanto, especialistas de Cuba expondrán en una mesa redonda las características del sistema de vigilancia contra el dengue creado en el país, el cual combina clínica, epidemiología, estudio del vector y laboratorio.

Además, este protocolo confiere gran importancia a la capacitación del personal de salud.

En paneles, conferencias, clases magistrales y simposios, se abordará la arista clínica de la enfermedad: síntomas, genoma, replicación viral, tratamientos y vacunas, según el sitio web de la cita, auspiciada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Ministerio -cubano- de Salud Pública y la Sociedad Cubana de Microbiología y Parasitología.

Asimismo, se impartirán tres cursos sobre prácticas de laboratorio, sistemas de información geográfica y modelos de transmisión y predicción.
De acuerdo a los más recientes reportes de la OMS, el dengue se encuentra en franco ascenso pues su principal agente transmisor, el mosquito Aedes aegypti, se expande con celeridad por diversas regiones del mundo.

Cada año aumenta el número de muertes y casos graves reportados en el planeta, según esta entidad global.

Por ello, la OMS impulsa una estrategia global para el período 2012-2020 que busca disminuir la morbilidad en 25 por ciento y reducir en 50 por ciento la actual tasa de mortalidad.

Esa enfermedad trasmisible ya no solo afecta a países tropicales, donde las condiciones climatológicas son propicias para su proliferación, sino que ha llegado a algunas regiones de Europa.

Cuba se ubica en una zona geográfica de alto riesgo y la población necesita conocer la gravedad de ese padecimiento y la forma de mantenerlo controlado, destacó Guadalupe Guzmán, jefa del Departamento de Virología del IPK.

“En nosotros mismos radica la principal responsabilidad, debemos lograr una mejor evaluación clínica del paciente, evitar los criaderos de mosquitos y crear ambientes más saludables”, añadió la viróloga.

Las autoridades sanitarias cubanas desarrollan durante todo el año, y con especial énfasis en los meses de verano, campañas de fumigación y saneamiento en las comunidades, mantiene un pesquizaje continuo para detectar personas enfermas y multan a estatales y particulares que tengan criaderos de mosquitos en sus inmuebles.

Actualmente, reportes no oficiales alertan sobre brotes de dengue en localidades de algunos territorios.

A finales de 1981, el país sufrió una de las epidemias más grandes de dengue hemorrágico de su historia, con cerca de 345.000 personas enfermas y 158 pacientes fallecidos, de los cuales la mayoría eran menores de edad. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.